Cuando cada signo se enamora, saca a la luz una personalidad que poca gente conoce. De repente, cada uno saca lo mejor de sí mismo para entregarlo a la relación, a su pareja, al amor. Seguro que alguna vez te has preguntado cómo es tener a Cáncer como novia… Pues aquí tienes todas tus respuestas. ¿Qué tipo de novia es Cáncer?

La novia Cáncer es puro corazón, a veces incluso por demás. Cuando empieza una relación y está enamorada de verdad, lo da todo. TODO con mayúsculas. Lo que pasa con la chica Cáncer es que a veces es capaz de empezar relaciones sin estar al 100% segura de ello y enamorarse o desenamorarse cuando ya está metida hasta el fondo de la relación. Así es ella. Es una persona un tanto dependiente de los demás, sobretodo de esa persona que ama. Cuando se enamora, parece como si jamás hubiera vivido sola sin él/ella, como si toda la vida se la hubieran pasado juntos.

Cáncer es una persona que necesita de muchísimo cariño para vivir, necesita de amor para seguir adelante. Como si fuera su medicina, como si sin eso no fuera capaz de vivir. Cuando tu novia es Cáncer, prepárate para ser cuidado/a y protegido como nadie. A veces es un poco celosa pero no confundas sus celos con su protección. Cuando se pone celosa, lo dice, cuando te protege es porque de verdad así lo siente. Tener a Cáncer a tu lado es bueno y sentirás que no has vivido un amor tan intenso como ese en tu vida.

Seguramente tu novia Cáncer tenga un genio de mil demonios por la mañana, y quizás sea gruñona y muchas veces se enfade con el mundo sin razón. Quizás en otro momento la veas llorar como si no pudiera más con la vida… Y quizás acabes una y mil veces harto/a de ella. Pero después, cuando todo ese tsunami de emociones pasa, te abraza, te besa y te dice que eres lo más bonito del mundo, que por favor la perdones, todo tu mundo se vuelve a derretir otra vez… La novia Cáncer no es fácil de llevar, pero merecerá la pena, eso seguro.