El amor es magia, no sucede en cada esquina, ni tampoco hay que planearlo. Llega, sin avisar, te sacude por dentro y al mismo tiempo te da paz. Ahí está la clave, es la serenidad que te hace sentir cuando está cerca. Hay compañías que te alivian el alma y que te devuelven la esperanza en esto de las relaciones. A veces, no es la persona, es sólo que no está preparada para estar a tu lado. Pero, es muy bonito cuando todo es correspondido, cuando no tienes que preguntarle al tarot si es o no la persona de tu vida. Quédate un instante con este signo y lo amarás toda la vida. 

Aries 

Basta con que Aries llegué a tu vida para que su energía libre y atrevida te envuelva de una manera que ni lo sientes. Cuando menos piensas su rebeldía ya te invade la mente. Es un alma atractiva, divertida y muy inteligente. No necesita esforzarse en conquistar a nadie, porque tiene imán en la mirada, en lo suave de sus labios y en la manera en que te susurra al oído. Quédate un instante con Aries, para que descubras lo que es amar sin miedo, sin tiempo ni espacio. Lo que le importa es quererte y que la pasión se vuelva su mejor abrigo. Aries, no te suelta, es leal, amoroso, tierno, es la pareja que despierta en ti las ganas de ser mejor en todo. 

Tauro 

Tauro llega a tus días de una manera sigilosa, sensual, entra sin previo aviso, pero se agradece que sea tan desapercibido y al mismo tiempo te deje huellas imborrables. No le gusta tener los reflectores encima, pero suele refugiarse en tu alma sin permiso. Te enamora su andar, su aroma y todas esas ocurrencias que salen de su boca. Es tremendamente sexy y ni siquiera se esfuerza. Tauro, te da firmeza, pasión, te enseña qué se puede amar sin caer en lo posesivo. Es la pareja que se queda a tu lado cuando las cosas se ponen muy complicadas, no deja que te derrumbes. Cree en ti y eso no se compara con nada, quiere verte brillar y volar, incluso más alto que él. Ahí es, con ese amor saludable que no busca quitar nada de tu personalidad. 

Géminis 

Un amor inteligente, en el que las conversaciones profundas no falten, en donde puedas mostrarte sin miedos y te inviten a devorar el mundo. Un amor como el que da Géminis, el que no exige, no rompe y está dispuesto a amarte sin filtros. Quédate un instante a su lado para que descubras que su atractivo no es sólo lo que ves por fuera. Tiene el don de la comunicación, te escucha, te mima, te hace mejor persona. No quiere estar encima de ti todo el tiempo, quiere verte reír a carcajadas, que hagas lo que te gusta. Su amor respeta tu esencia y no se atrevería a exigirte algo que no puedas dar. Con Géminis no te aburres, al contrario, tiene el don del cambio, odia sentirse estancado y para estar a su lado lo que necesitas es energía. 

Cáncer 

El lado tierno de Cáncer se siente a kilómetros, es el tipo de pareja que te envuelve con su protección. En su amor no hay mentira, pero sí mucha compasión. Su sensualidad es desbordante, tiene intensidad en la mirada y un toque dulce en los labios, que es prácticamente imposible que no te vuelvas adicto a sus besos. Cáncer, es muy sutil a la hora de amar, cuando la relación va comenzando, pero luego se deja llevar y despierta en ti emociones que nunca antes habías experimentado. Tiene un lado misterioso, que te hace  querer preguntarle todo y nada, porque hay veces que es suficiente con quedarte a su lado mientras miras las estrellas. Ama perderse en la oscuridad de la noche y dejar que la luz de la Luna acompañe sus citas. Con Cáncer vas a descubrir una manera completamente distinta de amar. 

Leo 

Leo aparece, así, sin más. Sus pasos son fuertes, no le asusta causar un terremoto en tus emociones, al contrario, ama tener el control de tu nerviosismo y no porque busque manipularte, simplemente se siente muy halagado de estar contigo. Es un signo que le hace honor a todo lo sexy, atrae su manera de hablar, de reírse, de besar. Estar a su lado es un agasajo y tiene la habilidad de fortalecer tu autoestima, porque su luz se contagia y te motiva a luchar a hacer eso que siempre has querido. Su amor es el que confía, el que sabe lo que quiere y no se va a conformar con nada a medias. Le gusta entregarse de pies a cabeza, quizá para algunos sea muy demandante, pero para los que sí saben amar es gratificante. 

Virgo

La manera en que Virgo le hace honor al amor es muy firme. El signo que no se toma a juego eso de entregar las emociones y que por lo mismo prefiere dar pasos muy lentos. Le gusta ir a lo seguro y su inteligencia se vuelve la mejor arma a la hora de hacerlo. Ama aprender del otro y busca a alguien que le aporte en todos los sentidos. Quédate un instante a su lado y vas a descubrir lo que es encontrar a un cómplice, alguien que te prometa lealtad y la cumpla. Un amor de esos a los que no les asusta tomarte de la mano y presumir ante el resto lo que hay entre los dos. No hay mentira en lo que dice, quizá no te diga todo el tiempo lo mucho que te ama, pero lo demuestra con sus acciones y eso vale mucho más que un montón de palabras bonitas. 

Libra

Quédate un instante al lado de Libra, para que descubras el verdadero significado de lo que es la ternura. Tiene el toque perfecto entre lo agresivo y lo dulce, lo que se vuelve muy atractivo para todo aquél que es capaz de conquistar su corazón. Su encanto es natural, no hay necesidad de que finja sonrisas, ni palabras, todo en Libra es honestidad. Le gusta ponerse en tu lugar y jamás se atrevería a juzgarte. Su manera de coquetear es muy discreta, hasta un poco torpe, hay veces en las que los nervios lo traicionan, porque no sabe controlar todo ese revoloteo en su cuerpo cuando esa persona está cerca. Libra, atrae más allá del físico y te enseña que la conexión alma con alma, es mucho más importante que todo. Su amor no se compara con nada, es ese misterio del que nunca quieres escapar. 

Escorpio

Escorpio llega a tus días sin la intención de cambiarte nada, lo que quiere es que sus ideas se complementen y puedan entenderse a la hora de trabajar en sus logros. Quédate un instante a su lado y lo amarás toda la vida, porque vas a descubrir que su aura está llena de honestidad y que te transmite paz a nivel emocional. Es alguien que escucha todo lo que tienes que decir, no minimiza tu llanto ni tu felicidad. Le gusta estar a tu lado en los momentos en los que las carcajadas son protagonistas, pero también cuando quieres esconderte para que no vean tus lágrimas. Además, es muy provocativo, se te queda impregnado de una manera tan profunda que te olvidas de todo. Con Escorpio el tiempo se detiene y el corazón se eleva. 

Sagitario 

Tú tienes lo encantador en lo más profundo de tu ser, en la manera en que te expresas, lo mucho que te atreves y en tu libertad. Tienes sabor a dulzura, intensidad y mucho amor. Para ti la bondad es prioridad en todo y eso se nota a la hora en que amas. Te gusta ser amable con tu pareja, tomarla de la mano y besarle la frente sin importar las miradas que estén cerca. No te da miedo nada, confías en que el destino es sabio y que cada persona que llega a tu vida tiene un objetivo. Tu mentalidad es abierta, divertida y tu carácter es cambiante, pero cautivador. En tu corazón hay mucha sensibilidad, te gusta tocar el alma de las personas y demostrarles que no están solas. Además, de convertirte en el mejor amante, también eres el amigo que sabe escuchar, el que inspira y que no encuentra barreras en ningún sueño. 

Capricornio

Tu silencio es el que enamora, atrapa tu personalidad calmada y valiente. Eres el tipo de pareja que no depende de nadie, amas tu independencia, pero tienes el valor de reconocer cuando alguien decide caminar a tu lado. La lealtad que entregas desde el primer instante es grandiosa, no quieres lastimar y te gusta darle a tu pareja el papel que se merece. Sin duda, tu lado más apasionante habita en todo aquello que no dices, está en tus acciones, en todo lo que haces por la otra persona sin esperar nada a cambio. Capricornio, enamora con su gallardía, esas ganas que tiene de superarse y la manera en que no se conforma con la opinión del resto, siempre quiere más en todo. Estar a su lado es sinónimo de superación, te ayuda a encontrar tu mejor versión. 

Acuario

Tu atractivo está en tu manera de pensar. Eres quien tiene el don de tocar las emociones más profundas de todo el que lo rodea. Te gusta ir contra lo convencional y a la hora de amar no hay excepción. No eres el tipo de pareja que busca sorprender a nadie, lo que menos quieres es caer en esta idea de la superficialidad. Es tu mundo el que enamora, porque te entregas sin exigir, tú amas libremente, no buscas cambiar nada en el otro y esperas lo mismo de su parte. Simplemente, quieres al natural y eso te distingue de los demás. Hablar contigo es enriquecerse porque conoces sobre temas que pocos se atreven a tocar y respetas mucho la opinión ajena. Tienes un lado muy pacifista, que hace que muchos busquen refugio en ti. 

Piscis 

No te dejes llevar por las apariencias, Piscis, es mucho más que esa alma inocente que todos se han encargado de dibujar en sus mentes. No es que sea malo, es sólo que también tiene un lado temerario e incluso salvaje, que se vuelve bastante atractivo para sus amores. Todo lo que un Piscis hace lleva el sello de intensidad, no subestimes lo que tiene para darte porque puede hacerte tocar las estrellas con un suspiro. Es emocional, empático, pero también pasional, ama decir todo lo que siente por medio de la creatividad. No te sorprendas si hace que vuelvas a tu niño interior, ese que saltaba, corría, pintaba y cantaba como si nadie lo estuviera viendo. Quédate un instante a su lado y entenderás por qué no había funcionado con nadie más.