Acuario, cuando alguien tiene miedo de algo siempre piensa en ti, cuando el mundo necesita un consejo con la mayor objetividad posible también acuden a ti, te buscan de alguna manera porque saber dar calma a sus almas, porque se sienten tranquilos contigo, porque eres realista pero siempre das tu opinión desde la humildad y desde un punto sensible que muchas veces se agradece.

Personificas todo aquello a lo que la gente le tiene miedo, y no porque les tengas miedo, si no porque eres diferente. Eres distinto a los demás Acuario, eres distinto a lo distinto, y esa es tu magia. Da lo mismo que los demás no sean capaces de verlo, da igual que no entiendan por qué eres tan sensible, por qué te compadeces del mundo, por qué te has hecho de hielo por fuera para adaptarte a él.

La rebeldía corre por tus venas, pero es una rebeldía con sentido, con un propósito. Odias las injusticias y te sientes un incomprendido por la gran mayoría de personas, pero no te preocupes, algunas cosas no pueden entenderlas mentes que pasan más tiempo “dormidas” que despiertas, gente que prefiere ser un autómata que pensar por sí misma. El mundo quizás es mucho más duro desde tu punto de vista pero prefieres sufrir y ver la realidad que cerrar los ojos a lo evidente.

Recuerda que no todo lo que sientes debe ser entendido por todos. Al revés, ser como eres te unirá con las pocas personas que realmente te entienden pero que merecen la pena. Todo irá bien Acuario…