Esa sensibilidad que tienes enamora Cáncer, el problema es que, por desgracia, esa sensibilidad que tienes a menudo te hace mucho daño. Un daño horrible.

Tu vida es cíclica pero aún no te has acostumbrado a ello. Van llegando fases y después, esas fases vuelven a repetirse, constantemente. Deberías aprender que no pasa nada, que estar mal hoy te hará más fuerte mañana, que saldrás muchísimo más madura/o de todos esos palos… Sigues a todas y cada una de tus pasiones, brillas en la oscuridad, y eres alguien de gran ayuda para el resto. Grábatelo en la cabeza Cáncer.

Y sí, aunque seas una contradicción en casi todos los aspectos de tu vida, piensa que a todas las cosas más maravillosas del mundo les pasa. Dura/o por fuera, pero con una suavidad por dentro increíble. A veces, te da miedo pensar que todos tus sentimientos pueden hacerte daño Cangrejo, pero están ahí por una razón, eres curioso y en el fondo tu mente se reinventa constantemente a sí misma/o, y quiere evolucionar… Pues deja que evolucione Cáncer, deja que camine hacia delante y no trates de frenarla, deja que ande, deja que cambie de lugar, no temas a los cambios, no temas a ser versátil, a cambiar de amor, a cambiar de ciudad, a cambiar de trabajo. Está bien que te reinventes, no es malo, y no tienes por qué asustarte de lo que llega. Fluye… Fluye…