Amas demasiado fuerte Leo, y a veces incluso inconscientemente… Y no todo el mundo puede hacerlo con la misma intensidad.

Muchos están cegados Leo, y no valoran lo que tienen o pueden tener al lado, otros son bastante envidiosos, otros te ven como alguien fuerte, otros como alguien con muchísimo carácter… Está bien que lo hagan, siempre y cuando no te meten tu brillo ni tu esencia. El problema es que a menudo te dejas llevar demasiado, a menudo haces caso todas esas voces que te critican y te dicen todo lo que no es cierto. Y eso te hunde mucho.

No sabes qué más puedes hacer por salvar lo poco que crees que tienes, no sabes qué más puedes hacer por agradar, por hacer que se sientan bien. Leo, a veces no todo es lo que parece, a veces, te juntas con personas amargadas que no saben ni siquiera lo que quieren y te chupan la energía hasta dejarte seca/o. Deja que peleen por ti, que luchen, deja que te mimen y que te cuiden, deja que te quieran de verdad, tanto como dicen… Cuando de verdad se portan bien contigo podrías olvidarte de todas las maldades que te han hecho anteriormente, pero tienen que portarse bien de verdad, no un día sí y tres no.

Sigue amando Leo, sigue dando, pero procura recibir, y no mucho, pero algo. Hay que saber cuando es el momento de seguir adelante y ser el sol de ti mismo o de quizás, otra persona. Querido Leo, todo estará bien…