Madurar es entender que los demás nos aman cómo pueden y no como a nosotros nos gustaría. Sin embargo, hay ciertos comportamientos que nos pueden destrozar y, por ende, que debemos mantener alejados de nuestra vida. Así que, si eres de los que siempre ven la parte positiva de las personas y crees que todo el mundo tiene un espacio en tu vida, vamos a decirte que estás muy equivocado. Tu tiempo es oro. Tu tiempo es algo que no vas a recuperar y, por ello, debes dar, exactamente, la misma importancia que te dan. Es decir, aquellos que te dan su tiempo. Por ende, hay ciertas personas que nunca deberían formar parte de tu vida. Te contamos cuáles son las personas y los comportamientos de los que debes alejarte de acuerdo con tu signo. Querido signo: no todos merecen espacio en tu vida.

Aries 

Si te lo paras a pensar, Aries, eres una persona muy pasional a la que le encanta la actividad: deportes, salir con los amigos y aprender cosas nuevas es algo que te gusta que forme parte de tu día a día. Por ello, reflexiona: ¿por qué vas a tener a tu lado a una persona que se conforma con pasar el finde en el sofá? Simplemente, te resta energía y te roba tiempo que podrías estar dedicando a experiencias únicas y, posiblemente, irrepetibles. 

Tauro

Los pequeños placeres de la vida son tus pilares. Eres responsable y muy terco, pero también puedes obsesionarte mucho con una persona que no te conviene para nada. Y, ahí, tienes un gran problema. Eres de aquellos a los que se les dice “Ahí no es” y tú vas. Exactamente, donde no es. Ay, Tauro, aléjate de aquellas personas que te priven de disfrutar de la vida. Una persona que no quiera caminar a tu lado fluyendo con lo que la vida os aporte, no es para ti. Y te lo decimos con todo el corazón. 

Géminis

Y a ti, ¿qué te vamos a decir? Lo tuyo es de libro. Lo cierto es que es complicado decirte “esto sí” o “esto no”. Tu dualidad lleva a más de uno de cabeza. Pero, a nosotros no nos vas a engañar. Sabemos que, cuando te enamoras, lo das todo. Pero, cuando te hieren… Puedes llegar a ser de lo más destructivo. Sin embargo, esto te pasa factura y acabas con estrés, ansiedad y, quizá, un bajón en tus niveles de autoestima. Pero, ¿por qué te quieres complicar la vida? Aléjate de aquellos que no puedan conversar contigo abiertamente; de aquellos a los que les cueste ser sinceros y, sobre todo, de aquellos que te tengan como segunda opción. 

Cáncer

Lee bien lo que te vamos a decir, pues eres uno de los signos más emocionales y que peor lo pasa cuando sufre una ruptura. Además, eres de los más propensos a entrar en relaciones dependientes y esto te hace flaco favor. Huye, pero huye, de aquellas personas que, cuando les dices “tenemos que hablar”, te contestan con un “¿vas a empezar de nuevo con esto?”. ¡Huye! Tú necesitas sentirte amado por encima de todo, como haces tú. Necesitas ver que eres la prioridad de este alguien, como haces tú. A la primera que veas estas palabras o acciones que puedan significar esto… ya sabes qué hacer. No esperes a que te partan el corazón cuando hay quienes darían la Luna por ti. 

Leo

Bueno, contigo, es fácil. Sal corriendo cada vez que alguien te halague mucho. Sí, sabemos que esto no te va a gustar, pero es lo que hay. Esta parte de ti que necesita los halagos es también tu parte más débil. Y, la gente aprenderá a conocer. Encontrará tu punto débil y lo van a usar para sacarte lo que les convenga y darte la patada después. Así que, querido Leo, cuando una persona te halague mucho, no esperes y vete de esta relación, ya sea de amor, con familiares, de trabajo, etc. Aunque no te guste, debes tener a quién te ponga los pies en la tierra, no a quien te haga volar por todo y por nada. El tortazo que te vas a dar va a ser épico. 

Virgo

Lo tuyo es darlo todo sin recibir nada. Lo tienes claro si entras en una relación dependiente, pues te va a costar mucho salir de ella. Sí, ya sabemos que sabes poner límites, que puedes ser muy asertivo y tener las ideas claras. Pero, reconócelo: hay personas que te hacen perder la cabeza y, con ella, todas estas grandes virtudes. Pues esto. ¿Sabes qué debes hacer? Cuando empieces a soñar con lo que podría ser, cambia el chip. Estas son solo expectativas y te van a acabar por hacer daño. Tú mismo te lo haces. Cuando veas que empiezas a poner a alguien en el pedestal, cuando sientas que esta persona es lo mejor que te ha pasado al poco de estar con ella, bájala del pedestal. Busca sus defectos y ponla a tu nivel. Verás que muchas personas caerán tan fuerte que casi te arrepentirás de haberles dado una oportunidad. Vales mucho tesoro: pide lo mismo que des. 

Libra

Libra, el coqueteo te puede. Te encanta jugar y te lanzas a cada partida que te sale. Pero, a veces, te ganan y te acabas enamorando de la persona que no es. Cuando sientas que debes dejar de jugar, hazte caso. Si sientes que esta persona está sacando partes de ti que no te gustan, corre. Una persona que te ponga entre la espada y la pared y consiga de ti lo que quiera usando tu propia inseguridad o falta de decisión, no te conviene. Para nada. Haz de tripas, corazón y lárgate. Sin más, sin menos. 

Escorpio 

Cuando te piden mucho, ya sueles salir corriendo y es que eres de lo más desconfiado. Sin embargo, cuando te enamoras, muestras lo que sientes. Aunque sabemos que te cuesta muchísimo. Por ello, ve a tu ritmo y, cuando te pidan más rapidez, dales con la puerta en las narices. No es que te cueste recuperarte después de una ruptura. No eres de los que más sufre, en este sentido. Pero, sí que es cierto que tu vena vengativa empieza a hacer de las suyas. Y esto hace que pagues un precio enorme: desgastas tu salud. Pierdes energías que podrías dedicar a muchísimas otras cosas. Si sientes que las cosas no van bien, haz caso de tu intuición. Y, si notas que empiezas a pensar en tramar venganzas, sal corriendo. Este no es tu lugar. 

Sagitario

Nunca, pero que nunca, pierdas un minuto de tu tiempo con alguien que no es capaz de fluir con la vida. Sabes, de sobras, que este movimiento es lo que te hace sentir vivo. Lo necesitas. Punto. Así, cuando alguien quiera que permanezcas en el mismo sitio, se niegue a avanzar contigo, maleta y puerta. No hay más. No puedes permitirte el lujo de dejar de vivir. No puedes estar con una persona que lo único que busca es tenerte, en cierto modo, encadenado. No sirves para esto. Con que, si no te deja ser lo que eres, esta persona nunca debe ocupa un espacio en tu vida. 

Capricornio

Capri, lo das todo cuando te enamoras. O, cada vez que sientes que algo, sea lo que sea, es importante para ti. Te dedicas a ello al 100 %, sin esperar nada a cambio. Y, por muy inteligente que seas, siempre hay ocasiones en las que te acabas decepcionando. Y mucho. Debes aprender algo: sí, se debe esperar algo a cambio. ¿El qué? No lo sabemos. Depende de cada persona, de su personalidad y de su situación en la vida. Pero, lo que no puede ser es que no recibas nada. Cero. Allí no es. Y, ¿para qué vas a perder tiempo en una relación como esta? Tu tiempo vale mucho y hay millones, literalmente, millones de personas que darían lo que fuera para tenerte a su lado. 

Acuario 

Sin duda alguna, Acuario, tu tiempo vale oro y es que sabes dedicarlo a causas que merecen mucho la pena. Ayudas a la gente, les haces felices y les facilitas mucho la vida. ¿Y qué si eres raro? Ser tan independiente, tan tú, es lo que te hace único. ¿Vas a aguantar a alguien que no se sienta afortunado de tenerte con todo lo que tú eres? ¿Vas a estar en una relación en la que critiquen tu forma de ser y que te “oculten” en vez de “sacarte a relucir”? No caigas en esta dinámica. Eres lo que eres y, a quien no le parezca bien, portazo que va. Nunca, nunca, te conformes con menos de lo que das. 

Piscis

Tú debes aprender a valorarte, a poner límites y a no soñar tanto. Somos duros contigo, lo sabemos. Pero es que te queremos mucho. Eres todo cariño, amor, dulzor. Y dejas que te traten mal. Bueno, no es que te traten mal, es que tú les permites que no te traten bien. Tú solito les enseñas que siempre vas a estar por ellos. Estás demasiado disponible. Y, cuando los demás ven esto, tienden a pensar que tu tiempo no vale mucho. Que te sobra. Y pierden el interés en ti. No se trata de “hacerte el interesante”. Se trata de serlo. Y tú, lo eres mucho. Solo debes creer en ti, valorar lo que buscas y ser consciente de todo lo que das y necesitas. No hay más.