Es cierto, hay personas que tienen un no sé qué, se clavan en lo más profundo de tus pensamientos y te enamoran hasta que te olvidas de ti mismo. La verdad es que alguien te puede encantar de pies a cabeza, pero eso no es sinónimo de que tengas que soportar su mal querer. Una relación sana no se trata de aguantar y aguantar. Una cosa es cometer un error y otra muy distinta es que te tomen como si fueras su saco emocional. Querido signo del zodiaco, déjame decirte: un amor que se mendiga no es amor. Deja de adornar a alguien que no se lo merece. 

Aries 

Una línea muy delgada entre el amor y el odio, una línea que duele y que no deberías normalizar. Eres un signo muy fuerte, pero no es justificación para que tengas que rogarle a alguien que te brinde atención. No olvides que Marte es el que te impulsa, el que te quiere ver brillando igual que antes. Quedarte en una relación inestable acabará con tu tranquilidad. Tienes un lado guerrero, pero amar no es una batalla campal, eso sólo es dejar de quererte. 

Tauro 

Por supuesto, que tu lado terco puede ser contraproducente en algunas ocasiones, sobre todo, cuando se trata de entregar el corazón. Y es que cuando haces planes, nada te detiene, te imaginas una vida al lado de esa persona, aunque no estés recibiendo lo mismo de su parte. No se vale que seas tú el que siempre busca la reconciliación. Amar no es buscar la manera de hacer sentir mal al otro, si ya cayeron en ese círculo vicioso no hay vuelta atrás, lo mejor es que te vayas. 

Géminis 

Quizás es tu lado curioso el que te mantiene en un vínculo tan seco, con alguien que te llena de inseguridades y te hace creer que no eres suficiente. Eres cambiante, pero eso no significa que no estás listo para comprometerte en algo más formal. Lo malo es cuando tú mismo te menosprecias, te han hecho creer que es mejor tener poco que nada. No es cierto, te mereces el paquete completo, nada a medias. Ya llegará la persona que te valore, no te obligues a seguir ahí. 

Cáncer  

Es la Luna la que muchas veces decide por ti, la que despierta tu lado nutritivo, sensible y compasivo. No hay duda de que eres un gran ser humano, pero tu amabilidad te ha llevado a relacionarte con gente necesitada, que lo único que quiere es absorber lo bueno de ti, para después lastimarte. Muchas veces no lo hacen de manera intencional, pero están tan rotos que no saben cómo entregarse desde el amor y la sinceridad. Cáncer, no es tu culpa ni tampoco tu responsabilidad. ¡Vete! 

Leo 

Es el fuego el que hace que tus pasos sean bien firmes, no te asusta brillar y si tienes que lanzarte al ruedo lo haces. Eres un amante generoso, cálido, tu energía siempre va un paso adelante y tienes el don de encontrarle el lado positivo a todo. Por supuesto, eso se vuelve muy atractivo para los amores inseguros, los que necesitan de tu compasión para sentirse mejor. Ese tipo de pareja a la que le tienes que suplicar para que te dé un poco de todo lo que tú le das. A largo plazo te daña la autoestima dejándote cicatrices para siempre. 

Virgo 

Eres un signo demasiado observador, a ti nadie te ve la cara, si te quedas en una relación poco sana es porque las cosas se te salen de las manos y sin darte cuenta caes en la codependencia. No es fácil aceptarlo, pero tú sabes que estar con alguien que te reprocha todo el tiempo, te avergüenza frente a los demás y te trata como si fueras un desconocido, es alguien que te llevará al sufrimiento. Virgo, deja de darle oportunidades, tu dignidad ya no puede más. 

Libra 

Aunque, no parece tienes un lado muy intenso cuando se trata del amor. Al principio, te muestras bastante escéptico, estás fastidiado de esos amores que sólo muestran una cara bonita por conveniencia, pero al paso del tiempo te tratan de la peor manera. Libra, jamás te acostumbres a justificar las actitudes negativas de una pareja, si lo haces cada vez será peor, porque sabrá que haga lo que haga obtendrá tu perdón. ¿Eso quieres? 

Escorpio 

Detrás de esa sombra que muestras ante el resto del mundo, se esconde uno de los signos del zodiaco más emocionales y lo sabes. Cuando amas siempre quieres algo más que lo superficial y es por eso que te esmeras en conocer a detalle a la otra persona. Lo malo es que mientras tú te muestras como libro abierto, ella sólo te llena de inseguridades. Si el poder y el control son sus maneras de demostrar amor, déjame decirte que estás con la persona equivocada. 

Sagitario 

Tu corazón es como un incendio, puede comenzar a amar de una manera sigilosa hasta convertirse en algo que asusta. Quizás es tu lado intenso el que te lleva a relacionarte con personas que no poseen ni la mitad de tu adrenalina. Sé que no tiene que pensar igual que tú, pero no se vale que le des demasiado a alguien que lo único que hace es criticar tu manera de ser. Esa persona sólo está de paso, ¿Te das cuenta? Estás poniendo tu vida entera en alguien a quien no le interesas. 

Capricornio 

Eres un signo serio, lo que más te aterra es entregarle tus emociones a alguien que no sabe tratarte con amor. Sin embargo, sueles ver otras cualidades que hacen que te distraigas e ignores las banderas rojas. El hecho de que una persona sea talentosa y tenga metas no es garantía de que te va a tratar con amabilidad, comprensión y cariño. Hay personas que sólo llegan a tu vida para enseñarte alguna lección, pero no merecen quedarse. Eres tú quien decide si vale la pena poner en riesgo tu estabilidad. 

Acuario 

Sin duda, una de las cosas que más disfrutas es poder desconectarte de la opinión de la gente. Te gusta seguir tus instintos e ignorar la mala vibra de quienes sólo quieren apagar tu luz. Sin embargo, cuando se trata de amar tu lado compasivo habla por ti y terminas cediendo, pero lo malo es que tu pareja no está dispuesta a ceder también. ¿Por qué tienes que ser tú el que calla, el que espera, el que pide perdón siempre? Una relación es de dos, no te toca solamente a ti salvarla. 

Piscis 

A veces, vas por tantas direcciones que tus emociones sienten que están en una montaña rusa. Tal vez es tu lado creativo, sensible y romántico el que habla por ti. Desde luego, los vampiros emocionales no pierden oportunidad, les gusta refugiarse en ti porque saben que eres muy leal y que no lo piensas cuando se trata de ayudar a quien amas. Sin embargo, no se vale que te paguen con desconfianza, indiferencia e incomodidad. Eso no es amor, es vivir una decepción tras otra.