Mírate al espejo Tauro, mírate al espejo y pregúntate qué ves. Miles de recuerdos te invaden constantemente, y a veces no estás seguro de si amas a esa persona que ves y que te devuelve la mirada.

A veces ni siquiera te consideras lo demasiado buena/o o lo demasiado bella/o para el resto. ¿Por qué no Tauro? ¿Por qué esa fragilidad e inseguridad? Ve más allá de lo tangible, ve más allá de la piel, mira lo profundo, mírate a ti misma/o y analízalo todo.

Analiza tus recuerdos, analiza por qué viene toda esa inestabilidad mental… Quizás encuentres muchas de esas respuestas en tu pasado, en palabras horribles que han salido de la boca de otros, en situaciones en las que te trataron de ver en lo más hondo… Si no te ves bien no es porque no te veas bien tú si no porque otras personas te han hecho creerlo así.

Trata de sentir que todo es subjetivo, que tu belleza es natural, pura, que eres una persona con un millón de cualidades, que tienes una fuerza demoledora, increíble… Siente y créete que eres astuto, que eres inteligente y que eres un partidazo. Hay muchísima gente a la que le cuesta entender lo bello de la vida, y está bien Tauro, no pasa nada, siempre que tú lo tengas claro. Todo estará bien…