‘Cara de pocos amigos’, hay personas que con sólo verlas sientes escalofríos, porque son realmente intimidantes, su mirada es tan intensa que parece como si todo el tiempo estuvieran enojados, ¿ya pensaste en alguien? Tal vez no es él, es su signo que hace que muestre otra cara, porque una vez que los conocen descubres que son los más dulces, tanto como las personas que derrochan sonrisas en cada paso. Veamos qué lugar tienes en el ranking de los signos más intimidantes a los más dulces:

1.- Escorpio 

La razón por la que Escorpio asusta a primera vista, es porque son realmente misteriosos, no les gusta mostrar su lado tierno, porque saben que hay personas que sólo se acercan para abrir heridas. Escorpio no teme a la hora de mostrar su lado oscuro, al contrario, goza cuando el otro lo piensa dos veces antes de meterse con él. En realidad, es muy tranquilo, pero no intentes burlarte o hacerle daño, porque son quienes conocen el sabor de la venganza. 

2.- Virgo  

Sin duda, Virgo es uno de los signos más intimidantes del zodiaco, porque son bastante intrigantes, nunca sabes a ciencia cierta todo lo que navega por su mente y vaya que son un cúmulo de pensamientos. Además, tienen un carácter muy fuerte, no son de los que ponen por delante la amabilidad, son más serios y eso hace que parezcan que están molestos todo el tiempo. Virgo tiene expectativas muy altas,  se exigen demasiado y por eso no le abren la puerta a cualquiera. 

3.- Acuario  

Acuario es así, en realidad ha aprendido a amar su soledad, no les gusta depender de nadie y esa es la razón por la que no van por la vida buscando amistades. Son bastante reservados y detestan cuando tienen que lidiar con personas que no comparten su forma de ver la vida. Acuario siempre tiene la mente viajando, son muchos los pensamientos y sentimientos con los que se enfrenta día a día. No tiene tiempo para interactuar, pero cuando lo conoces es un encanto. 

4.- Capricornio 

Capricornio tenía que estar en los primeros lugares, sus amigos cercanos saben muy bien que lo que más detestan es tener que fingir felicidad, no se llevan muy bien con el concepto de la hipocresía, así que prefieren mostrar su mala cara, aunque se queden con pocas amistades. No son de los que dan el primer paso a la hora de interactuar, prefieren analizar  todo a su alrededor. Sin embargo, son educados, se muestran con cordialidad pero con una seriedad que intimida. 

 

5.- Tauro 

En el ranking de los signos más intimidantes a los más dulces, Tauro ocupa el número 5. No es que Tauro sea intimidante, es más tímido que negativo a la hora de interactuar. En realidad, es uno de los signos más bondadosos, pero le cuesta mostrar sentimientos y más cuando no te conoce de forma profunda. Tauro puede ser el alma más reservada, ponen una enorme barrera y las cosas se ponen peor cuando su lado terco se hace presente. Con su seriedad y defendiendo una idea, Tauro deja callado a más de uno. No le gusta callar, aunque al resto no le agrede su opinión. 

6.- Leo 

La verdad es que la razón por la que Leo resulta levemente intimidante es por su brillo. De hecho, en el momento que su ego toma el control puede hacer que los demás sientan que no tienen sus mismas habilidades. Leo siempre anda contra reloj y cuando tiene un objetivo que cumplir las personas a su lado se vuelven nada. Realmente no empieza la conversación si no siente confianza, al menos no de una forma genuina. Es más superficial, un simple saludo y ya. 

7.- Aries 

Ya entramos a la parte de los menos intimidantes. Es curioso, porque Aries es fuego por el lado que lo veas, pero realmente se presenta como un ser encantador. Aries es muy dulce cuando se trata de ser amigable, se le da de forma natural eso de conversar con desconocidos y genera confianza cuando se muestra tan genuino y dispuesto a tomar el riesgo en todo. Es un signo apasionado y lo transmite, así que todo el tiempo está apoyando. Su cercanía es acogedora. 

8.- Géminis 

Y sí, en el ranking de los signos más intimidantes a los más dulces, Géminis está en el octavo puesto. Aunque pueden decir que Géminis es frío, en realidad es el ser más sociable con el que te puedas encontrar. Realmente no hacen ningún esfuerzo a la hora de conversar, porque son tremendamente intelectuales, tienen temas para tirar por la ventana y si a eso le agregamos que son sumamente versátiles, todo se pone mejor. No importa el lugar ni las personas, siempre la pasa muy bien. Géminis es seguro y le gusta disfrutar del momento, no engancha. 

9.- Sagitario 

Atrevido, valiente, divertido, el espíritu de Sagitario nunca para, es libre y le gusta conocer todo a su alrededor. Al ser tan aventurero es imposible que no derroche dulzura, es el tipo de signo que te inspira, qué te mueve en lo más profundo y te dan ganas de salir a disfrutar del mundo. Sagitario es muy divertido, el alma de la fiesta, el que no conoce de horarios, lo mismo disfruta al atardecer que al caer la noche. Sagitario es vida, es imposible que no agrade a quien lo mira. 

10.-  Cáncer 

De las personas más dulces que la vida te puede presentar, sin duda, Cáncer, es quien te nutre en todos los sentidos, es un alma noble, que te transmite comodidad y te invita a que simplemente te dejes llevar. Cáncer se gana la confianza de las personas en poco tiempo porque lo demuestra con hechos. No le da miedo acercarse  y cuando se trata de mostrar sentimientos lo hace. Cáncer puede llegar a ser bastante emocional, pero es de los seres más genuinos, todo lo hace de corazón. 

11.- Piscis 

El penúltimo en la lista, es inevitable que Piscis sea tan empático, es quien siempre entiende a quien se pone en su camino. No juzga, ama y no tiene necesidad de hacerle mala cara a nadie. Hablar con Piscis es como echar un vistazo a tus secretos más profundos, lo que no hablas. Es un signo comprensivo, respetuoso y cuando menos lo piensas ya le contaste tu vida entera. Piscis es el tipo de persona a la que no le importa quedarse sin comer para ayudar a otros. 

12.- Libra  

Y por último en el ranking de los signos más intimidantes a los más dulces, el más dulce de todos, Libra es la persona que pase lo que pase siempre tiene una sonrisa de sobra. Es tan noble que tiene la capacidad de verle el lado bueno hasta el ser más cruel del planeta, es el signo capaz de entender lo que el resto no. Hablar con Libra es sinónimo de hospitalidad, te recibe con los brazos abiertos y aunque le cuesta mucho trabajo confiar a la primera, nunca se niega a escucharte. Tiene los mejores consejos porque siempre ve el problema desde dos lados.