Por suerte, ¡no todos somos iguales! Todos tenemos cosas muy positivas en nosotros, pero hay algunas que también pueden ser de lo más negativas si las llevamos al extremo. Por ello, es interesante hacer una reflexión personal de vez en cuando para darnos cuenta de cuándo una actitud puede acabar siendo perjudicial para nosotros mismos. En este post, queremos hablarte de cuáles son los signos más malpensados.

1. Tauro

¿Lo dudabas? Pues deja de hacerlo. Eres el signo más mal pensado del Zodíaco. No hay nada que no te plantees miles de veces, no hay momento en el que no dejes de estudiar a los demás. Si bien es cierto que esta forma de ser tuya te ha librado de muchos problemas en la vida, también es cierto que te aleja de personas muy especiales. Intenta no ir de extremo a extremo. Analiza y valora cuanto quieras, malpiensa, pero nunca actúes de buenas a primeras a no ser que veas las cosas muy claras.

2. Escorpio

Otro que tiene tela. ¡Lo tuyo es increíble! Nadie es nunca digno de tu confianza y no ves buena fe en casi nada de lo que los demás hacen o dicen. Lo cierto es que eres una de las personas que menos confía en los demás. Así mismo, tienes un talento natural para tomarte a mal casi todo lo que te dicen. A muchas personas les puede pasar esto, sobre todo en las redes sociales, donde no hay un contacto. Pero, en tu caso, es el extremo. Aunque veas la cara de la otra persona y sus expresiones, eres especialista en tomarte las cosas de la peor manera. Deja de pensar siempre mal, pues no todos están a tu lado para molestarte.

3. Cáncer

Eres el tercero en este ranking y sabes que tenemos toda la razón. Pese a que no eres tan extremista como Tauro o Escorpio, lo tuyo también es de película. No hay nada que no acabes cuestionando. Eres mal pensado en casi todo lo que sucede a tu alrededor, de buenas a primeras. Y, esto, le lleva a no disfrutar de una buena vida. Deja que los demás se acerquen un poco, habla con ellos y analiza las conversaciones antes de malpensar y poner en tela de juicio todo lo que te dicen.

4. Piscis

Pese a ser un romántico empedernido que confías bastante en los demás, también puedes llegar a ser de lo más malpensado. Tu problema es que no sabes tener un punto medio. O lo dudas todo o te lo tragas todo. No hagas esto, por tu propio bien. Debes aprender a dar a cada persona el lugar que le corresponde en tu vida. Y, cuando lo hayas hecho, verás más claro en qué debes malpensar y en qué no.

5. Leo

Tienes un don para malpensar y no te cuesta nada alejar a aquellos que te generan desconfianza de tu lado. No es que vayas mal, pues tampoco eres de los más extremistas. Pero, sí deberías encontrar un término más equilibrado, sobre todo, con la familia y algunos de los amigos. Ten en cuenta que muchos de los que tienes cerca te aman y solo quieren verte progresar en la vida.

6. Acuario

Tú eres otro de los que suele malpensar, pero también es cierto que, a veces, confías demasiado. Sobre todo, con aquellos que comparten tu manera de vivir. Esto te lleva a discriminar a personas de buenas a primeras, confianza en quiénes no debes y alejando aquellos que únicamente quieren estar a tu lado. No lo hagas. ¡Pierdes a muy buena gente por el camino!

7. Capricornio

Tienes un buen equilibrio entre ser malpensado y confiar. Pero, tampoco eres de los que den más de una oportunidad. Por ello, deberías intentar ser un poco más imparcial. Intenta confiar en pocos, pero, cuando lo hagas, hazlo ciegamente. Te irá bien no estar siempre a la defensiva. Además, podrás vivir muy buenos momentos cuando te quites presiones de encima.

8. Aries

Eres de los que ama mucho y confías en la gente. Te encanta estar rodeado de los demás y vivir aventuras con todos tus amigos. Sin embargo, también eres un poco desconfiado, sobre todo, cuando ves algo que no te gusta y se repite varias veces. Te animamos a que sigas de este modo, pues no estás en ninguno de los extremos. Esto no te permitirá librarte de todo lo malo, pero sí te ayudará a vivir momentos menos complicados.

9. Libra

Pese a que sueles ser una persona bastante equilibrada, Libra, cuando se trata de ser malpensado sueles tirar a no serlo. O no tanto como deberías. Cuando alguien te cae bien y decides confiar en esta persona, lo haces sin más. Sin cuestionar nada de lo que hace y esto no puede ser. Ten en cuenta que las relaciones se basan en positividad por ambas partes. Si alguien no te aporta buenos momentos, debes dejar ir a esta persona. Lo mismo sucede cuando alguien te traiciona en algún momento. No debes seguir en un sitio al que no sientes que perteneces de verdad.

10. Géminis

No eres malpensado en casi nada, a no ser que veas las cosas muy claras. Pero, la dualidad que hay en tu carácter hace que vayas de un lado a otro, y acabes sin un rumbo fijo. Tu variabilidad te hace ser muy malpensado en unos momentos, mientras que, en otros, eres una persona que cree en todo lo que le dicen. Intenta evitar un poco esta dualidad. ¡No puedes ir en función del mes o de la luna!

11. Sagitario

No eres malpensado para nada. Y esto te lleva a vivir momentos únicos en la vida y disfrutar mucho más de los que tienes cerca. Sin embargo, y lo sabemos, muchas veces te llevas decepciones por ser tan confiado. ¿A que tenemos razón? Intenta cambiar el chip y valora bien las cosas antes de dar pasos de los que luego te puedas arrepentir.

12. Virgo

Eres el menos malpensado del Zodíaco y, lo tuyo, es de caso de estudio. ¡Incluso cuando tu intuición te dice que no, tú sigues allí por tu cabezonería! La falta de confianza en ti mismo puede llevarte a confiar más de la cuenta solo por tener a alguien cerca. Y, consideras especial a cualquiera que te brinda palabras bonitas. ¡Para ya! O te vas a destruir a ti mismo. Aprende: las palabras se las lleva el viento y los actos pueden ser fingidos o por interés. Aleja a todos un poco antes de dar nada de ti. ¡Que se ganen un poco todo lo que les ofreces!

Ser malpensado no es mal, pues en la vida hay de todo. Además, si somos de los que nos lo cuestionamos todo (o casi todo), podemos evitar situaciones y personas problemáticas. Sin embargo, también debemos aprender a tener un punto medio. Estamos seguros de que tú vas a encontrar el tuyo ahora que ya te conoces un poco mejor.