Amarnos a nosotros mismos es muy importante, es la manera de respetarnos y saber lo que valemos. Pero hay personas que enfocan su amor propio de una manera poco realista y sana, son narcisistas. Se admiran a sí mismos exageradamente, tanto que, como en el mito griego de Narciso, a veces parecen estar enamorados de ellos mismos. Y esto tiene sus peligros, que se lo digan a Narciso, el cual se obsesionó con su propia imagen reflejada en el agua. Sigue leyendo y encontrarás el ranking de los signos más narcisistas del Zodiaco.

Narciso, hijo de una náyade violada por el Dios del río Céfiso, provocaba grandes pasiones pero era incapaz de amar a otras personas. La pobre ninfa Eco fue cruelmente rechazada por él, y Afrodita (la diosa del amor) lo tentó a mirar su reflejo en el agua. Narciso, que nunca había visto su imagen, se enamoró perdidamente, aunque no podía ni tocarla. Estaba tan absorto con ese reflejo que dejó de escuchar a la gente, incluso de atender a sus necesidades básicas. Y su cuerpo poco a poco perdió su humanidad, se fue convirtiendo en la aromática y bella flor Narciso. 

12. Capricornio

Con todos los dotes que tiene Capri, ¿por qué es el signo menos narcisista? Es muy sencillo: para Capri nunca nada es suficiente, ni siquiera para sí mismo. Capri se preocupa más de mirar lo que le falta, lo que le gustaría mejorar. Y su regente, el planeta Saturno, ni siquiera le ayuda a tener una autoestima sana. El peso del deber y de la autoexigencia pocas veces le deja valorar todos sus logros. Esto también hace que sea comprensivo con el sufrimiento ajeno, es capaz de entender la importancia que la otra persona le da al dolor que siente, sin juzgar si objetivamente lo que provoca ese sentimiento sea lógico. Simplemente lo acepta e intenta ayudar a sobrellevarlo porque, ¿quién es él para decir nada? Si él mismo sufre por no llegar a metas imposibles…

11. Virgo

Virgo sabe lo que hay, conoce sus cualidades, pero suele centrarse más en sus defectos. Por eso no tiene tiempo para competir con los demás ni se siente con más derecho que otras personas. Es suficientemente inteligente para enfocarse él mismo y no necesitar de los demás. Quizás podríamos encontrar algún toque narcisista en la prepotencia que puede desarrollar cuando habla de su tema estrella, de lo que realmente sabe. Pero… ¿acaso no lleva años de estudio y experiencia? Por eso podemos creer que un Virgo es narcisista cuando en realidad solo nos parece un poco prepotente. Lo mismo ocurre con su manera tan quisquillosa de ver el mundo, en la que todo es criticable. Virgo siempre tiene una puntillita que poner en todo, y a veces sus críticas no son todo lo constructivas que deberían, pero al fin y al cabo no nacen de un narcisismo patológico.

10. Cáncer 

Cáncer entiende el sufrimiento de los demás, está siempre dispuesto a mirar por sus seres queridos. Aunque siente las emociones con mucha intensidad no piensa que las suyas son las únicas que existen. Es capaz de ponerse en la piel de otras personas y aunque tenga estallidos de rabia, luego está dispuesto a asumir sus errores. A Cáncer le gusta el éxito porque le gusta el dinero, pero esto no significa que pisotee a nadie por conseguirlo. Puede mostrarse un poco estricto y con carácter pero también sabe apreciar y agradecer lo bueno que le traen otras personas.

9. Sagitario

Sagitario está a medio camino del narcisismo, porque aunque es un signo al que le encanta conocer culturas y personas, no deja de tener su lado cruel que piensa que tiene la razón en todo. Y que su opinión siempre tiene que ser escuchada porque es “sincera”. Este es un rasgo bastante narcisista, ya que muchas veces no está dispuesto a escuchar a los demás realmente. Además le gusta destacar y puede que “sin querer” pise a alguien por el camino haciendo uso de esa sinceridad suya. Es decir, quizás aproveche una situación para hacer un comentario desafortunado hacia alguien que le deje a él en mejor posición. 

8. Tauro

A Tauro, que tanto le gusta disfrutar de la vida, le puede la soberbia y la arrogancia muchas veces. Es un signo que no suele molestar a quienes tiene al lado, es agradable tenerlo en casa, él va a sus cosas. Pero lleva muy bien el tema de la empatía, sobre todo si tiene confianza con esa persona, alguien de su familia por ejemplo. Cuando entra en su mood narcisista ni siquiera suele preocuparse por lo que está sintiendo la gente, simplemente se siente superior para ocuparse de problemas que ni le van ni le vienen. Además considera que su opinión es la que cuenta, y no va a salir nunca de esa. Esto puede hacer que lo veamos como alguien totalmente enamorado de sus ideas y de sus decisiones, un poco narcisista.

7. Aries 

Aries se comporta muchas veces como un niño, y como tal tiene esa visión de creerse el centro del mundo. A Aries le gusta que se aplaudan sus ocurrencias, pero esto no siempre conlleva la maldad de pensarse superior a los demás. No suele comportarse de manera narcisista siempre, pero es cierto que cuando no se le da lo que quiere, puede pasar por encima de los sentimientos de los demás. Si quiere algo simplemente se lanza a por ello, aunque se lleve algo por delante. Y lo más peligroso, cuando no consigue lo que necesita, pero alguien de su alrededor sí lo consigue, aflora la envidia. Es el sentimiento más narcisista de Aries, el pensar: ¿por qué esa persona sí lo tiene y yo no? Lo más triste es el daño que este tipo de pensamientos le puede llegar a hacer. 

6. Escorpio

¿Maquiavélico es sinónimo de narcisista? No, Escorpio es más de lo primero. Para Escorpio muchas veces el fin justifica los medios. Sabemos que es un signo con un gran lado oscuro, pero, aun así, eso tampoco lo hace ser el más narcisista ya que su capacidad para sentir hace que sea capaz de ver el sufrimiento de los demás, y de sentir empatía. Además tiene mucha conciencia de su poder y no lo usa sin que esté justificado. Se da el caso de otros signos que están tan deslumbrados por ellos mismos que no se dan cuenta cuando tienen sus momentos más insoportablemente narcisistas. A Escorpio no lo deslumbra nada, ni siquiera él mismo. Conoce sus limitaciones, y aunque a veces pase por encima de otras personas, no es un signo con poca conciencia real de lo que está haciendo como puede serlo un narcisista. 

5. Piscis

¿Sorprendido de ver a Piscis en el puesto número cinco? Aunque te parezca extraño, Piscis trae una buena dosis de narcisismo. Es verdad que se muestra bastante empático con los sentimientos de los demás y que en sus mejores momentos se siente muy unido a la humanidad, una cualidad muy poco narcisista y que todos amamos. Pero el Piscis más mundano tiende a ser algo egocéntrico en cuanto a sus sentimientos y caprichos. Muchas veces, cuando le llega la emoción de otra persona, se apropia de ella y la convierte en su propio drama, dándose más importancia en secreto a sí mismo que a la otra persona. Y cuando finalmente le presta ayuda hay algo en Piscis que disfruta con que la gente esté en deuda con él. Además, conoce bien lo que es la envidia, sobre todo cuando piensa que él es el más “puro y bueno” que se merece lo mejor, mucho más que los demás. 

4. Libra 

El narcisismo de Libra se ve reflejado en su fantasía de equilibrio, de pensar que no hay nadie más moderado y equilibrado que él. Un libra puede llegar a ser una persona muy prepotente, tanto que puede hacer perder los nervios a la persona que tiene enfrente, haciéndole pensar que es un ser inferior y desequilibrado. Porque Libra en el fondo cree que hay algo de superioridad en él, se considera especial y único. Este sentimiento está muy bien siempre y cuando no te ponga por encima de los sentimientos de los demás. Sabemos que es cierto que Libra es muy especial, pero no siempre es ejemplo de estabilidad como él cree, y no siempre entiende a otros signos. Cuando se asusta de la emocionalidad de otras personas, tiende a mirarlos por encima del hombro y a desvalorizar lo que sienten.

3. Acuario

Acuario vive enamorado de su propia personalidad. Por eso está en el top 3 de los signos más narcisistas. Se deslumbra cada día a sí mismo pensando que ser diferente le hace un poco superior a los otros. Y aunque en realidad es un signo maravilloso que tiene la capacidad de ver el futuro antes que los demás, su lado narcisista es muy dañino. Al ser un signo bastante mental, le cuesta entender lo que siente la gente, y le quita importancia. Para Acuario es más importante conseguir lo que quiere en cada momento que pararse a pensar en lo que está sintiendo la persona que tiene delante. Además, en sus relaciones suele ser un poco explotador, busca comprensión pero no suele darla tan fácilmente, porque realmente su narcisismo le hace pensar que nadie le comprenderá nunca.

2. Géminis 

La brillante mente de Géminis a veces le juega malas pasadas. Tiene la capacidad de encontrar siempre miles de caminos para conseguir lo que necesita, es una gran cualidad, pero también muy peligrosa. Géminis es un signo capaz de darle la vuelta a cualquier situación a su favor, sin pensar en las consecuencias para los demás. Tiene un alma de niño que se encapricha y cuando no obtiene lo que desea puede llegar a mostrarse muy cruel, diciendo cosas muy duras a cerca de los demás que quizás si lo tienen, lo cual no es otra cosa que envidia encubierta. Sí, Géminis en sus peores momentos puede llegar a ser muy narcisista. Se le da bien manipular en su propio beneficio y a veces no se lo piensa antes de hacerlo. El saber que puede controlar, que gusta a los demás y que la gente le busca para pasarlo bien, le hace ser a veces un poco altivo y prepotente. 

1. Leo

Leo es un signo con cualidades innatas para el liderazgo, para dirigir y llevar al éxito todo lo que se proponga. Pero todo gran poder tiene su lado oscuro. El narcisismo de Leo es legendario. Es fruto de una mala gestión de sus cualidades. Ha nacido para ser el rey de la selva, pero la vida no siempre te da la oportunidad de esto, y un Leo frustrado puede ser muy narcisista. Cuando un Leo se siente un poco eclipsado por otra persona, su lado más oscuro sale a la luz. Intenta devaluar a los otros, o les instiga con comentarios en los que intenta hacer ver que a él se le debe todo, y que tiene más derechos por eso.

Puede deslumbrarse por sus propias cualidades y que esto le haga parecer prepotente hacia los demás. Cuando se siente así, tiende a no querer juntarse con personas que no considera con un estatus parecido al suyo, menospreciando a los demás.