Benditas sean las banderas rojas que nos avisan quién sí y quién no. Una vez que alguien tóxico toca tu corazón, difícilmente le vuelves a abrir las puertas a alguien más como si nada. Te vuelves más atento, porque sabes que con un mínimo pestañeo puedes terminar en la palma de la mano de un ser con malas intenciones. Este es el ranking de signos más tóxicos del zodiaco. Esas personas que parece que requieren de problemas, drama e intensidad, para sentir que viven. Este top empieza con los menos peligrosos, pero cuidado porque conforme avanza te puedes encontrar al mismo diablo. 

12.- Libra 

Si Libra es parte de tu círculo, sabes muy bien que es de las personas más nobles que la vida te pueda presentar. Es quien tiene el último sitio en toxicidad, porque se esfuerza todos los días en encontrar el equilibrio en todo, le gusta abrazar la justicia y sentir que vive en calma. Difícilmente la venganza entra en su corazón, al contrario, trata de dejar ir a la gente y no engancharse. Si lastimas a un Libra, te saca de su vida al ritmo de un chasquido de dedos, pero sin perder la sofisticación. Su calidad de persona le impide caer en absurdos dimes y diretes. Es un signo comprensivo, empático y sabe que si perdona es él quien se libera. No piensa cargar con rencores que no le corresponden. Le duele, pero deja ir para volver a empezar. 

11.- Acuario 

A veces, sólo hay que respirar profundo, aceptar que no eres perfecto, que quizás tengas defectos que sacan la peor versión de ti. Eso le pasa a Acuario, pero llega un punto en el que se respeta tanto que también lo hace con el otro. Puede que tenga un lado rebelde, que le atraiga un poco el peligro, pero… la toxicidad no es bienvenida en su vida. Es quien prefiere mantenerse al margen, se enfoca tanto en sus problemas, que no tiene tiempo para opinar sobre los demás. La venganza no es algo que disfrute, considera que es sinónimo de perder el tiempo, de desgastarse, de hacerse menos en muchos aspectos. Es claro que se ha encontrado con gente que lo único que conoce es la traición, pero no los juzga, simplemente no los quiere en su vida. Acuario, no quiere que cambies, pero si no encajas es mejor que sigas otro camino. 

10.- Piscis 

Un signo que es demasiado empático como para que la toxicidad sea parte de sus días. Lo que menos quiere es dañar a otros, al contrario, cuando puede ayuda. Es su generosidad la que habla por sí sola,  la que es capaz de defenderse sin ponerte un sólo dedo encima. Son muchas las veces en las que decide ponerse en segundo lugar para darle prioridad a la gente que ama. Si no eres lo suficientemente agradecido como para valorar lo que hace por ti, olvídalo, no te va a rogar, llegará el momento en el que se sienta fastidiado y se aleje. Sí, Piscis, se marcha sin rencores, no quiere escuchar ninguna explicación porque al final son las acciones las que dicen todo de una persona. Es emocional, pero prefiere guardarse algunas cosas antes que terminar involucrado en un círculo vicioso. Si no lo quieres, adiós, no hay más. 

9.- Sagitario 

La toxicidad y Sagitario, para nada tienen cosas en común. Estamos hablando de una persona que tiene el aura limpia, que no invierte energía en hacerle mal a otros. Su optimismo se aprecia a kilómetros, siempre con una sonrisa llena de pasión y muchas ganas de seguir adelante. Es una caja llena de sueños, que cree en los demás, que tiene fe en que todos lo podemos lograr, no compite con nadie, al contrario, si alguien cae en su camino, corre a darle una mano. No es que sea perfecto, es sólo que es muy determinado y no permite que los arrebatos sean los que decidan. Es un signo honesto, pero muy sutil, antes de decir la verdad intenta hacerlo de la forma más asertiva, para no herir sensibilidades, le gusta ponerse en el lugar del otro. Eso lo distingue del resto. 

8.- Tauro 

No te dejes engañar por las apariencias y mucho menos con los chismes de la gente. Porque Tauro no es como lo pintan, hay muchos que no han tenido el privilegio de ganarse un asiento en su vida, así que prefieren criticarlo, antes que aceptar su derrota. No tiene ni un pelo de tóxico, puede que su corazón no sea el más sentimental de todos, pero ahí la maldad no es bienvenida. Le gusta poner límites porque ya antes dejó que hicieran muchas cosas que lo rompieron, mientras bajaba la mirada. Ya no, no va a permitir que lo lastimen de esa forma, y sí, tiene un carácter fuerte, porque al final es el toro el que se enfada. Sin embargo, no hará nada para romperte, no quiere convertirse en el tipo de persona por la que él un día se hundió. 

7.- Géminis 

Sinceramente hay cosas que a Géminis le dan un montón de flojera. Por ejemplo, tener que estar aclarando que no es el malo del cuento, como a la gente le encanta decir. Ya se acostumbró a recibir miradas negativas, mientras sepa lo que vale y lo que hace, le da igual la opinión del resto. La inteligencia de Géminis es tan superior, que no va a perder el tiempo lidiando con problemas y drama. Su ingenio e imaginación es para otras cosas, no para amargarse la vida. Es de los que cree que hay que vivir el instante y no se va a tirar a perder por nadie. No quiere vengarse, si le haces daño lo único que vas a recibir de su parte es el látigo de su indiferencia, pero no te va a pagar con la misma moneda. Pues su alma es demasiado limpia para ensuciarse con tan poca cosa. 

6.- Cáncer 

Puedes llegar a creer que Cáncer es demasiado sentimental y arrebatado. No digo que sus emociones no vayan al ritmo de los cambios de la Luna, pero de ahí a que sea tóxico o vengativo, la verdad es que hay una enorme brecha. La intención de Cáncer nunca ha sido lastimar a nadie, lo que quiere es que la gente que ama esté bien y que todos aquellos que lo quieran ver derrotado vayan desapareciendo poco a poco de su vida. En su alma hay muchísimo amor, no hay espacio para el rencor. Si le haces daño prefiere enfocarse en la gente que sí lo quiere, los que le recuerdan el valor de las pequeñas cosas, los que aprovechan cualquier momento para abrazarlo, mimarlo, para decirle que están orgullosos de él. Puede que de vez en cuando le dé espacio al drama, pero se le pasa, no creas todo lo que dice enojado, simplemente dale un momento. 

5.- Virgo 

Ahora sí, mucho cuidado porque estamos a mitad de la lista, entrando en terreno blando, puede que des un mal paso y te termines hundiendo. El mundo entero tiene bien claro que Virgo no se anda con rodeos, cuando se plantea un objetivo trabaja duro para cumplirlo y que el mundo ruede. Sí, es muy cuadrado y cabeza dura, le da igual quien salga lastimado en el camino, porque cree que cada quien es responsable de sus emociones y que no está aquí para solucionar la vida de nadie. La verdad es que antes de dejarse llevar por lo que le dicte el corazón, escucha su parte lógica y es ahí cuando difícilmente alguien le ve la cara. Lo cierto, es que el veneno de un Virgo es cruel, toca la llaga y la remueve sin piedad. No necesita usar la fuerza física, porque cada palabra que sale de su boca es letal. Quizá no se convierta en una sombra en tu vida, pero sí te dará la peor de las lecciones. 

4.- Capricornio 

Un aplauso para esas personas que no callan lo que sienten, que no necesitan fingir algo que no son, al contrario, les da igual si tienen o no, la aprobación de los demás. Ese es Capricornio, el signo que se pierde en su silencio, en sus objetivos, en la manera en que controla todo. Sin embargo, cuando alguien lo hiere también despierta su lado necio, el que no le teme al peligro y que es capaz de dejar sin palabras a cualquiera. Puede ser bastante rencoroso, pero lo peor es que lo hace de una forma sigilosa. Te puede estar sonriendo y al menor descuido removerte alguna herida. Su mirada te eriza la piel, pero también te petrifica el alma, porque puede contener un montón de maldad. Si le haces daño, pide perdón a tiempo. Quizá tenga un poco de piedad, pero si insistes en luchar contra él, suerte con eso, porque no siempre tiene paciencia. 

3.- Aries 

Nunca sabes lo que Aries esconde detrás de una sonrisa, de las ganas que tiene de ayudar, de las tantas carcajadas que suelta sin pedirle permiso a nadie. Sí, se derrite por el peligro, goza siendo competitivo en todo, su meta es simple, perder no está en sus planes, y si alguien empieza a convertirse en una piedra en su zapato, le dirá adiós en el momento menos pensado. Aries, tiene la guerra en las venas, es impulsivo, y puede ser tan agresivo como se le antoje. Si quieres describirlo como tóxico está bien, pero yo lo llamaría peligroso, porque no es de las personas que te está molestando todo el tiempo, le basta con mover una sola pieza para derribarte. En especial cuando lo agarras en un mal rato, ahí hasta el vendedor ambulante que se le atraviese puede pagar las consecuencias. Por fortuna, el volcán en su interior cesa, pero rara vez se arrepiente de algo. 

2.- Leo 

El segundo lugar es para… un líder, alguien que goza de tener la última palabra, quien confía en sus habilidades y ama sentir toda esa brillantina rodeándolo de pies a cabeza. Ese es Leo, no puede hacer mucho para ir en contra de sus emociones, de lo bien que se siente cuando tiene todo controlado en la palma de su mano. Su segundo nombre es poder y le da igual si lo llamas arrogante. Como amigo, pareja, familiar, es el mejor aliado que puedas tener en la vida, porque es sumamente leal, pero… como enemigo, lo único que te puedo desear es que la vida te bendiga, porque lo vas a necesitar. Leo, puede ser encantador, pero también tu peor pesadilla. Es muy astuto para encontrar tus puntos débiles. Lo peor es que no tiene prisa para la venganza, es paciente para cuando llegue el momento menos pensado. 

1.- Escorpio 

¿Has escuchado cuando le dicen a alguien que antes valía la pena y que ahora la da? Bueno, eso es lo primero que se le viene a la mente a un Escorpio, cuando alguien lo lastima. En serio, no porque esté en la posición número uno es sinónimo de que sea una mala persona, se requiere demasiado para que decida pagarte con la misma moneda. Es dulce, pero no tienes idea de la maldad que puede esconderse en su interior. Si a eso le agregamos que es muy intenso y que no confía en nadie, el resultado es peor. Escorpio, no se guarda nada, si tiene el arma perfecta para derribarte lo hará, porque goza del poder y es capaz de abrazar el rencor. Hablo en serio, si no quieres conocer su lado manipulador, cruel y egoísta, mantente alejado, porque vas a terminar llorando.