Dicen que terminar una relación no es sinónimo de fracaso, es tener la valentía de no quedarte viviendo algo insano. Sin embargo, hay amores que no se marchan, no es que no puedas seguir avanzando sin ellos, pero se quedan en un rincón de tus pensamientos. No importa cuántos años o amores pasen, inevitablemente pensarás en ellos y terminarás sonriendo. Este es el ranking de los signos que aunque quieras no podrás sacar de tu corazón:

1.- Capricornio 

De las contradicciones más dulces que pueden aparecer en tu vida. Capricornio tiene una forma extraña de atrapar tu corazón, es ese tipo de pareja que no te exige atención, se centra en lo suyo y al mismo tiempo te inspira. No tiene la necesidad de suplicarle a nadie, es muy independiente, sin embargo, cuando ama lo hace de una manera muy profunda, te demuestra que estará contigo en las buenas y en las malas. Con el paso de los años te das cuenta de que siempre te apoyó, que quería verte brillar y que su amor estaba lleno de honestidad, difícilmente alguien puede ocupar su lugar. Alguien así te acompañará el resto de la vida. 

2.- Libra 

Por mucho que lo intentes es mejor que dejes fluir tus emociones. El hecho de que Libra ya no forme parte de tus días, no significa que vas a olvidar su autenticidad de la noche a la mañana. Muy probablemente aparezca en los secretos de tu memoria cuando menos lo pienses. Es un signo que se deja querer porque se entrega desde la empatía y la sinceridad, realmente goza compartir con su pareja. Además, es un signo muy complaciente, hará lo que esté en sus manos para robarle una sonrisa a ese ser tan especial. Libra, difícilmente se despide con rencor, se va desde el amor. Al final, quiere lo mejor para ti, incluso si le rompiste el corazón. Lo malo es que cuando te das cuenta ya es tarde, porque no es de los que vuelve, no recicla amores. 

3.- Escorpio 

Quizá para la mayoría es un signo extraño, que se pierde en tanto misterio y al que le cuesta entregarse desde el amor. Eso es lo que piensan aquellos que no han tenido la oportunidad de terminar en los brazos de un Escorpio. Es tan fácil enamorarse de alguien tan apasionado, de esas parejas que no temen decir las cosas tal y como las sienten. Escorpio es profundo, emocional, ama como si no hubiera un mañana y goza compartiendo sus intereses. Realmente es muy complicado que alguien así desaparezca de tu mente, lo vas a recordar cuando escuches esa canción, comas ese postre, vayas a ese sitio. Ahí es cuando el cúmulo de recuerdos vendrán a ti y seguramente te robarán un suspiro. Así de inolvidable es un Escorpio. 

4.- Géminis 

En el momento que te amarras las entrañas y tienes la valentía de dejar ir a un Géminis, entiendes que eres muy fuerte. No es fácil despedirse de un ser tan excepcional, es un signo que se clava en lo más profundo de tu mente, te conquista su forma de pensar y de andar. El tipo de pareja que rompe con lo convencional, el que quiere vivir el instante y hace que tengan un montón de momentos locos. Géminis, no sólo es tu amante, es tu compañero de travesuras, tristezas y miedos. Es quien te invita a luchar por tus ilusiones. No insistas en  sacarlo de tu corazón, porque será más complicado. Lo mejor es que aceptes que es irrepetible y que aunque no lo encontrarás en nuevos amores, agradeces haberlo conocido. 

5.- Tauro 

A Tauro le cuesta bastante abrir las puertas de su vulnerabilidad, es un signo bastante reservado y no quiere convertirse en el conejillo de indias de nadie. No obstante, una vez  que te deja entrar el viaje se vuelve único. Realmente como pareja demuestra lo más bonito de su personalidad. Es quien marca la distancia y al mismo tiempo está contigo en las buenas y en las malas. Su compañía te hace sentir tan bien, que cuando menos piensas ya la estás contando tu vida entera. No tienes nada de que preocuparte, porque es muy leal, aunque terminen no compartirá tus secretos con nadie. Sin embargo, lo vas a extrañar, cuando tengas un nudo en la garganta y no te sientas cómodo con nadie para contarle. 

6.- Aries 

No creas todo lo que dice en las etiquetas, Aries, es la prueba de que las reglas se rompen. Es el signo que se ha ganado la fama de temerario, el de carácter fuerte que prefiere esconder el corazón para que no lo rompan. Sin duda, es difícil de enamorar, pero cuando logras tocar sus debilidades, en el buen sentido, simplemente se derrite en tus brazos. Aries, enamorado es capaz de dar los detalles más bonitos, presta atención a todo lo que te gusta y lo que no. Es el tipo de pareja que no conoce límites, sólo quiere llenarte de bonitas experiencias y eso se echa de menos aunque no quieras. Recordar la forma en que alguien lo dio todo por ti sin importar el qué dirán, simplemente, te marca para toda la vida. 

7.- Virgo 

El amor perfecto, ¿qué esperabas? Virgo, es un signo que cuando ama, lo hace bien, tanto que te deja un antes y después en tus días. Es precisamente la persona que despierta en ti cosas que no conocías, porque quiere que seas mejor, pero no busca solucionar tu vida. Al contrario, quiere que seas tú quien tome el toro por los cuernos, para demostrarte que estará a tu lado pase lo que pase. Es el tipo de pareja que te enseña que amar de una manera honesta es lo mejor que puedes hacer, incluso si te hace sentir incómodo. Y es que te dice las cosas de frente y sin maquillar nada. Es complicado que borres algo así, no te aferres a ignorar sus recuerdos. El hecho de que te visiten de vez en cuando, no significa que quieras regresar. Tú sólo deja que todo fluya. 

8.- Leo 

Un secreto a voces, ese es Leo, porque en el fondo todo el mundo reconoce que su esencia es inigualable. La verdad es que son pocas las personas que tienen ese no sé qué, que te atrapa, se vuelve hasta un tanto adictivo estar a su lado. Lo bueno es que son muchos los que tienen la oportunidad de disfrutar de su amor. Es el tipo de pareja que te hace sentir admiración por ti, que te inspira y te recuerda que puedes lograr todo lo que te propongas. Además, no te suelta, Leo te demuestra con hechos y no palabras, que eres parte de su lista de prioridades. Eso sin contar que se le da muy bien ganarse a tus seres queridos, ellos te recordarán lo bien que se veían juntos. Quizá es difícil, pero ya es tiempo de que aceptes que Leo dejó una huella imborrable en tu corazón. No es por ego, es la realidad. 

9.- Acuario 

Lo que no está a la mano de cualquiera se vuelve una de las cosas más atractivas para el corazón. Acuario, es el tipo de persona que se resiste, no cae fácilmente en esto de la conquista, y aunque puedes sentirse halagado, la verdad es que es muy selectivo a la hora de enamorarse. Una vez que se vuelve parte de tu vida te enseña otra forma de amar. Te devuelve a tus raíces, a eso que conecta con lo que no le cuentas a nadie. Ese es Acuario, toca tus emociones más escondidas y las respeta. Si terminan puedes estar seguro de que lo que un día le contaste estará a salvo. Acuario, agradece a cada uno de sus amores, se queda con las lecciones y después deja ir. Sin embargo, es bonito saber que nadie ocupa su lugar en tu corazón. 

10.- Cáncer 

Es bonito cuando sientes una caricia en el rostro y luego te sonríen. Esa sensación de calma, de saber que le importas a la otra persona y que despiertas cierta ternura en su corazón. Cáncer, es justo así, como un beso inesperado en la frente. Tiene un alma tan valiosa y un corazón que derrocha sensibilidad, que se vuelve un refugio. Es inevitable que no vuelva a tu mente porque te lo dio todo. A Cáncer, no le asusta que veas sus momentos malos y buenos, quiere que te enamores de la persona real y eso es simplemente incomparable. Es curioso porque su intensidad te da tranquilidad al mismo tiempo. Decirle adiós es solamente a nivel físico, porque en tu espíritu sigue andando y de vez en cuando te hace sonreír. 

11.- Sagitario 

Sin duda, confiar es un acto de amor, precisamente el que muestra Sagitario cuando se entrega a una pareja. Aunque parezca que es muy voluble y que no se queda en donde la estabilidad gobierna, realmente es uno de los signos más leales. Es el tipo de pareja que te enseña a querer por decisión, no sientes ninguna atadura, estás ahí porque así lo deseas. La independencia y la aventura, siempre lo acompañan y eso se agradece. Sus parejas difícilmente lo borran porque entendieron que mientras ellos se amen a sí mismos no necesitan a nadie más. Esa es la lección más grande que un Sagitario te da, ¿quieres una razón más para recordarlo siempre? 

12.- Piscis 

La gente piensa que al ver a un Piscis tan dulce, empático y con un toque romántico, es muy simple conquistar su corazón, pero la verdad es que difícilmente cae a la primera. A menos que se deje llevar por la pasión. Es un signo al que le gusta el cortejo, saber que la otra persona le demuestra interés lo hace sentir valioso. No está para poner sus sentimientos en las manos de cualquiera, porque sabe que es duro entrar al juego del amor. Es el tipo de pareja que te devuelve a tu infancia, a que busques en tus sueños, a que te preguntes si realmente estás en el lugar que quieres. Tu vida ya no vuelve a ser la misma después de tantos colores emocionales y eso es gracias a que un día te enamoraste de un Piscis.