Tu Sagitario es pura energía y es más, saca siempre al aventurero que hay dentro de ti.

Le encanta hacer cosas divertidas, es curioso y casi siempre se está riendo, no guarda rencor como hacen otros signos y mucho menos se envenena.

La vida está para vivirla, y si puede ser para vivirla bien así que, cuanta menos energía negativa haya a su alrededor mucho mejor. Cuando Sagitario está bien con alguien, no le importa en absoluto empezar una relación con esa persona, de hecho, ama las relaciones sanas. Si Sagi aún no te ha dejado entrar del todo en su vida no es por otra cosa que por miedo a perder su libertad. Sagitario ama el amor pero a la vez le da un miedo terrible perder su esencia, dejar de hacer lo que le apetece en cada momento, por eso, no te dejará entrar totalmente en su vida hasta que sepa de verdad que eres como él/ella, que mereces la pena, que no vas a cortarle las alas como otros quieren, que de verdad te preocupas por su felicidad.

Sagitario probablemente quiera estar contigo y esté deseando dártelo todo pero se morderá la lengua, se atará las manos si hace falta y ni te dirá ni te dará todo de golpe. Cree que si te deja entrar en su vida te acomodarás, empezarás a desinteresarte, entrarás en un bucle de monotonía, y eso Sagi no lo aguantaría mucho tiempo. Por eso, prefiere muchas veces que las cosas estén como estén, ir poco a poco. A veces no está listo para dar ese paso, a veces tampoco está dispuesto a dejar su vida a un lado y piensa que acercándose a ti al final echará raíces, se establecerá y dejará de vivir plenamente… Dale tiempo, y demuéstrale que no, que tú no cortarás alas, que tú impulsarás a volar. Y Sagi se quedará contigo.