Sagitario cae bien, socialmente entra por los ojos de todos y haga lo que haga, suele causar buena impresión y llamar la atención de forma favorable sobre sí mismo. Sagitario siempre encuentra las palabras adecuadas y hasta cuando es algo más torpe resulta encantador.

Y claro, una cosa va con la otra. Sagitario se relaciona bien, Sagitario tiene muchas oportunidades de conocer gente, de vivir historias y … ¡Sagitario no necesita enamorarse!

Más problema tienen las personas que se fijen en Sagitario. Igual tienen suerte o igual no. ¿Y Sagi? Que la vida social se le de bien y vaya sobrado de rollitos, no quiere decir que nunca se enamore ¿no? Pues ahí está el problema que el amigo centauro está tan acostumbrado a relaciones que no le dan para más, y a tantas amistades de ida y vuelta, que cuando llega el amor, no tiene ni idea de si es alguien que le gusta como le han gustado otras personas o si debería estar analizando alguna sensación diferente. Y nuestro pobrecito Sagitario no sabe cómo actuar. Pero aquí estamos nosotros para ayudarle. ¡Vamos!

1 Tu vida social ya no te importa tanto y tus relaciones esporádicas de antes ya no te sirven

Ya hemos dicho que la vida social de Sagi es intensa. Se le reclama para estar en muchos sitios, su presencia gusta y se le quiere cerca en fiestas y reuniones. Los demás quieren relacionarse con él, quieren saber de él.

Y en esta vida social, tú Sagitario, no tienes problemas para relacionarte con nadie. Puedes estar a gusto con personas de cualquier país, con experiencias muy diferentes a las tuyas (mejor), con un aspecto fuera de lo normal…. Vamos, que no tienes problemas con nadie, eres curioso y eres social, y eso te da mucho bagaje en la vida y en tus relaciones.

Como es natural, entre tantas relaciones con personas tan diferentes, encuentras muchas oportunidades de tener aventuras románticas, de intimar con algunas de estas personas. Y con tanto donde elegir, es más difícil centrarse. No necesitas enamorarte porque vas sobrado de rollitos, de mucha calidad por cierto. Y no te centras porque le gusta la libertad y prefieres saltar de una relación a otra. Siempre tienes donde elegir, siempre hay agua en tu pozo.

Dicho todo esto podríamos llegar a la primera respuesta, Sagitario. Si ves que te estás centrando en alguien y dejando de lado a otras personas y otras relaciones más superficiales, es que ese alguien te interesa de verdad. Ya no te importan tanto esas relaciones estupendas sin ataduras y toda la libertad que tenías por no estar centrado en nadie.

Algo está cambiando. Puede que te estés enamorando…

2 Sólo deseas pasar tiempo con esa persona

La exclusividad es una de las mejores pruebas para medir el amor. Cuando alguien quiere pasar mucho tiempo con una persona, no hay mejor señal de que el amor podría estar llamando a su puerta.

Sagi, si estás empezando a verte a ti mismo sólo con esa persona, a desearlo por encima de estar con nadie más, a querer pasar más tiempo con ella, todo tu tiempo incluso… Algo está cambiando. Puede que Cupido te haya lanzado una flecha, otra más para tu colección…

3 Te quieres abrir a esa persona, quieres avanzar

Abrirse emocionalmente no es algo normal en Sagitario. El centauro es una animal social, ahí lo da todo y con eso siempre le ha sido suficiente. En sus relaciones sociales y esporádicas no hace falta contar mucho de uno mismo. Todo fluye sin tener que hacer confidencias. Los sentimientos más profundos los lleva dentro…

Por eso, Sagi, si de pronto quieres pregonar a todo el mundo lo que sientes, si quieres que esa persona lo sepa todo de ti, si quieres abrirte en canal para que vea todo tu interior, si te importa tanto que quieres que lo sepa todo de ti, si quieres ir a más, si quieres avanzar… algo está pasando.

Porque tú Sagi, no tienes mayor interés en que se sepa lo que te pasa adentro, tú dejas de ser franco y sincero cuando de lo que se trata es de hablar de tus emociones y tampoco te importa estar en relaciones frívolas de las que no se espera mucho más. Pero claro, porque no te importan demasiado…

Si una de estas tres respuestas empieza a ser positiva…

¡Te estás enamorando!