CÓMO SANAR TU CORAZÓN ROTO VIRGO

La clave para poder sanar a tu corazón de la manera que realmente se merece Virgo, es hablando. Sabes llevar a la perfección el dolor por dentro para que nadie se de cuenta de lo mucho que estás sufriendo, pero ¿a qué precio Virgo? Para poder curar a tu tesoro de principio a fin, primero tienes que aceptar lo que te está pasando y no sentirte culpable por ello.

Reconocer que hay algo que no está bien NO es de cobardes.

Reconocer que necesitas ayuda y que no lo estás pasando bien, es de valientes Virgo y de ti, nadie se espera menos. En tu interior siempre ha existido un héroe sin capa que nunca ha dejado de luchar contra el mal y lo sabes. Sufres, amas e incluso a veces odias en silencio Virgo y eso no es bueno para ti, aunque no te lo creas, expresar todo lo que sientes te quita mucho peso de encima. Cuando consiguen hacerte daño de verdad, no sabes muy bien qué es lo que te pasa, te irritas con nada y te sienta mal casi todo. Tu humor está más oscuro y tus sonrisas pasan a ser una línea recta continua. En el fondo odias esa sensación, odias no poder poner solución a tus confusiones y detestas ser el punto de mira.

Piensa que todo pasa por una razón y utiliza como terapia una buena conversación con alguien en quien tengas mucha confianza. Quédate con lo vivido, quédate con los buenos recuerdos y destierra cualquier sentimiento de negatividad. Aunque por dentro sientas que no vas a salir de esta, lo harás Virgo no te preocupes. Sanar un corazón herido es muy difícil pero no es imposible ¿vale? Habrá momentos en los que tengas ganas de provocar una batalla campal, momentos en los que no quieras ver la cara de nadie y momento de rabia, pero también tendrás TU MOMENTO para volver a sonreír, amar y soñar de nuevo. Y esa vez será mejor que nunca.

2018-04-10T15:48:04+00:00