Cada signo del Zodiaco tiene una manera de romperse cuando se estresa, y cada signo también tiene una forma de reaccionar que puede descolocar muchísimo al resto. Hay quien se queda corto en sus reacciones y están los que reaccionan de forma desmedida. Aquí te enseñamos cómo se rompe cada signo cuando se estresa:

ARIES

Gritas, lloras con rabia, maldices a todo lo que tengas a mano y arrasas con todo lo que tengas por delante. Aries, eres la impulsividad en persona y en este caso, ella es la que te controla a ti. Es el único momento en el que no eres dueña/o de tus actos Aries, el único momento en el que de verdad pierdes el control de tus acciones, de tus palabras y de tus pensamientos…

Cuando el estrés consigue quemarte por dentro y llegas al punto de “no poder contenerte más” tus emociones explotan de manera impredecible Aries.

Puede interesarte: Cuando Aries se vuelve loco

Eres pasión, eres sinceridad y eres FUERZA todo eso, se magnifica cuando te encentras en un punto de cabreo máximo con la vida. A un Ariano no se le puede pedir calma cuando está al borde de un precipicio emocional ¿verdad? Así echan más leña a tu fuego interno Aries y lo sabes. Cuando estás al borde de un ataque de nervios, lo último que se te debe exigir es tranquilidad, más que nada porque eso puede acabar en tercera guerra mundial. Bendiciones para la persona que te provoque ese estado tan peligroso, porque se puede convertir en tu saco de boxeo favorito.

TAURO

Dejas que tu lado más oscuro te controle. Esa el la única vez en la verdaderamente pierdes el control Tauro, la única. Eres una persona muy muy justa, sabia, inteligente y verdaderamente astuta. Pero cuando te encuentras en una situación de agotación máxima y de estrés emocional descomunal, es lógico, no puedes controlar a tu yo más impulsivo y oscuro…

Puedes gritar, puedes escupir palabras dolorosas por tu boca, puedes dar en el punto justo, en el que más duele, en la yugular, donde sabes que harás daño de verdad…

Te puede interesar: Cuando Tauro se vuelve loco

Es obvio, que no vas con maldad alguna, no eres de ese tipo de personas, pero cuando te rompes emocionalmente te crees que el mundo está contra ti y lo único que haces. Es defenderte. Tan sencillo como eso.

Cuando algo te quema la garganta, cuando algo hace que te rompas por completo y cuando algo puede contigo de verdad, te vuelves muy muy cabeza terca y dura y no entras en razón tan fácilmente. Cuando te asustas, te paralizas. En ese momento, abrazas a tu yo más oscuro y te proteges de lo que piensas que te esta atacando, dando lo mismo. A ti te atacan, tu atacas. Lo que te den es lo que tu darás. Ni más ni menos.

GÉMINIS

Dices lo primero que se te pasa por la cabeza, hablas sin pensar, explotas de la manera más grande posible y no dejas ni una sola pizca en tu interior Géminis. Provocas situaciones conflictivas, porque no te callas ni una. Prefieres pecar de persona con mucha impulsividad y algo abrasiva, a ser una persona falsa y no decir lo que realmente sientes, pero ¿sabes qué? que luego, por la noches, piensas mucho en lo que has dicho… Luego, hay veces incluso en las que te medio arrepientes de muchas de tus acciones Géminis, y eso es porque tienes muy buen corazón.

Te puede interesar: Cuando Géminis se vuelve loco

Eres una persona muy impulsiva cuando estás en un momento de estrés emocional máximo, pero luego recapacitas y te sientes mal cuando sabes, que hay alguien que lo está pasando mal por tus acciones…

Pero claro, todo depende de si la otra persona es buena o no, porque tienes buen corazón, pero no tienes un pelo de idiota. Cuando te rompes emocionalmente, te rompes a lo grande Géminis, no sabes ni quieres tener equilibrio en ese sentido. Lo bueno que tienes es que seguramente a los cinco minutos eso se pase, pero el momento de explosión máxima es realmente peligroso. Sálvese quien pueda cuando un Géminis se rompe y explota de verdad.

CÁNCER

¿Cómo te rompes cuando algo te quema por dentro Cáncer?¿Cómo manifiestas tu enfado cuando algo te estresa demasiado? Contigo, desde luego que no hay un patrón que nos pueda decir exactamente lo que puedas o no puedas hacer. ¿Sabes porqué? Porque eres incapaz de ser la calma después de la tormenta. Tu eres la tormenta Cáncer. Eléctrica, magnética, temperamental e impredecible. Puedes manifestarte con diplomacia, con dulzura, pero luego ver algo que no te gusta, y hacerlo con inestabilidad, de manera fría, yendo a la yugular…

Te puede interesar: Cuando Cáncer se vuelve loco

La opción más inteligente para ti sería que contaras hasta 100 antes de hablar para no calentarte mucho y para no arrepentirte después de todo lo que puedas soltar por tu boca Cáncer, pero eres PASIÓN, IMPULSIVIDAD E INTENSIDAD y en tu caso, eso es imposible.

Pedirte calma es como pedir a un pájaro que no vuele. Pedirte tranquilidad es como pedir fresas a un limonero Cáncer. Eres una autentica bomba de relojería que necesita soltar todo lo que le quema por dentro, eres un autentico torbellino de emociones, muy impredecible, pero jodidamente abrasivo Cáncer. Deseamos mucha suerte a la persona que consiga hacerte perder los nervios, porque la necesitará. Y lo sabes.

LEO

Te irritas. Te vuelves a irritar. Lo pagas con la persona que tengas delante, porque eres así, impulsiva/o desde la cuna. Sin ningún tipo de maldad, que quede claro, pero necesitas explotar Leo para quedarte muy muy a gusto. Cuando hay algo que hace que te quemes por dentro, te rompes, te haces daño a ti misma/o Leo. No solo lo pagas con los demás, porque ahí, te haces mucho más daño a ti mismo.

Te cabrea mucho el no tener el control de la situación…

Te puede interesar: Cuando Leo se vuelve loco

Eres fuego, eres ímpetu, eres muy pasional y muy muy temperamental y si hay algo que de verdad te hace daño y que quema por dentro, tienes que explotar de una manera u otra. Sí o sí, no eres de esas personas que dejes pasar las cosas. No eres alguien que olvide fácilmente. No puedes apartar la vista y hacer como si no hubieras visto nada Leo, eso te comería y te mataría por dentro…

Dejas que tu yo más abrasivo te haga daño y dejas de cuidarte para hacerte daño, pero ojo, que eso no te dura para toda vida. Cuando pasas por situaciones así, estás un par de días mal. Solo son un par de días de explosión, porque sabes salir de la mierda mejor que nadie. Y lo sabes.

VIRGO

Cuando te sientes acorralado y notas que hay algo que verdaderamente te quema por dentro, sacas a relucir a tu yo más guerrero Virgo y haces que el mundo tiemble. Haces que la persona más segura del mundo se asuste mucho, es verdad, causas bastante terror cuando adoptas tu yo más oscuro Virgo. No TOLERAS que las injusticias, no puedes con las situaciones estresantes, no permites que alguien injusto gane o que, algo que hace daño, se salga con la suya. Pero ¿sabes qué? que esto es la teoría, porque en la práctica muchas veces eres una persona mucho más buena de lo que te toca ser.

Te puede interesar: Cuando Virgo se vuelve loco

De primeras causas miedo, pero en el fondo, han jugado muchas veces contigo por tu buen corazón Virgo. Así es, es increíble ¿verdad? y eso es lo que en verdad te quema por dentro.

Odias ver como te han utilizado Virgo lo pagas con todo el mundo. Pero en realidad, lo pagas mucho más contigo mismo.

Te haces más daño a ti que a los demás. Te castigas mucho más a ti que a los demás. No te defiendes soltando lo más grande por tu boca Virgo, al contrario, te sumerges en ti misma/o y en tus pensamientos. Es muy difícil entrar en tu cabeza, en tu mente y en tu corazón…

LIBRA

Silenciosamente. Muy muy silenciosamente Libra. Cuando te rompes por dentro por culpa de una situación muy estresante, te callas, lo guardas, no dices nada, te haces daño, mucho daño… Cuando tienes esa sensación de tener un nudo en la garganta que te quema, que te abrasa, que no te deja ni respirar, no hace falta que digas nada Libra, porque se te nota en el brillo de los ojos. Aunque no lo sepas, eres una persona muy muy expresiva y quien te conozca bien, sabrá lo que verdaderamente te pasa al segundo.

Te puede interesar: Cuando Libra se vuelve loco

En vez de pagar tu frustración con los demás, lo haces contigo misma/o.

Aunque a veces también lo pagas con la gente a la que más quieres, eso es verdad, te vuelves un Libra muy muy oscuro que no tiene ningún tipo de piedad en decir las cosas. Lo sabes. Pero generalmente a quien hace daño de verdad es a tu corazón Libra. Dejas de tener ganas de hacer cosas. Te vuelves más pasiva/o con la vida.

No quieres nada más que dormir, comer, sofá, manta y a veces, ni eso… pero ¿sabes qué? que siempre hay algo que te hace ver la vida de otra manera y que te hace renacer Libra. Tu mente es muy poderosa, y al igual que te hace pensar mal, te hace volver a nacer y ser más fuerte que nunca.

ESCORPIO

Tu inteligencia te lleva a buscar la solución más acertada para curar tu cabreo, pero, tu impulsividad y tu temperamento lo joden todo Escorpio y hacen que explotes sin remedio. Cuando estás en una situación estresante, o en algún momento en le que sientes que todo te va mal, ojito, porque puede ser bastante peligroso para ti. ¿Para los demás? Puede que también, muchas veces has pagado con los demás los problemas que eran solo tuyos, pero en verdad te haces mucho más daño a ti que a tu gente Escorpio…

Te puede interesar: Cuando Escorpio se vuelve loco

Cuando te quemas, cuando no puedes más, cuando necesitas un respiro y no lo tienes y cuando estás al borde de un colapso emocional, necesitas paz.

Necesitas que NO te digan “todo saldrá bien Escorpio, cálmate”. No necesitas la ayuda de nadie, no quieres escuchar tampoco, solo quieres estar a solas, con tu mente, meditar y sentir en verdad lo que tienes que hacer. Eres una persona muy muy intuitivita y en estos caso te fías mucho más de tu sexto sentido, que del consejo que te puede dar una buena mano amiga. Cuando te sientes de esa manera, no te fías de nadie Escorpio, ni de tu sombra… Lo sabes, lo sabemos y lo sé.

SAGITARIO

Cuando estás en una situación de estrés máximo, ojito, porque tu cordura puede ser una arma de doble filo. No hay nada más peligroso que estar frente a un Sagitario en absoluto silencio cuando sientes que hay un nudo en tu garganta que te quema y que no te deja avanzar, así es, te callas y eso en ti es muy muy preocupante Sagitario. Eres una de las personas más habladoras de la tierra, y el hecho de que te vuelvas la persona más reservada del mundo es más que preocupante. Eso, quiere decir que algo va mal. Ahí está la clave. Ese es el detonante… Lo sabes.

Te puede interesar: Cuando Sagitario se vuelve loco

Cuando estas así, necesitas escapar. Necesitas viajar. Necesitas irte de todo lo que habitualmente te rodea. No quieres hablar con tu gente, pero no por nada en especial, sino porque en esos momento es lo ultimo que quieres.

Tu yo más aventurero sale a la luz, y quiere irse lejos, muy lejos. Y no, no es que huyas de tus problemas Sagitario, porque cuando vuelvas te enfrentarás a ellos, pero necesitas ese retiro espiritual. Por tu bien, por tu tranquilidad y porque a un alma libre no se le puede pedir que se quede en casa y se encierre para siempre. Tan sencillo como eso.

CAPRICORNIO

Te callas. Lo llevas en la más absoluta intimidad. Cuando hay algo que de verdad te estresa mucho y te quema por dentro, no lo cuentas a la primera, ni a la segunda… Directamente, te lo tragas y lo gestionas tú sola/o. Te castigas mucho Capricornio, asumes que tus problemas son solo tuyos porque en realidad, no te fías mucho de la gente. Te da miedo que el hablar sea un arma de doble filo.

Te puede interesar: Cuando Capricornio se vuelve loco

Te da miedo contar lo que realmente sientes por si se lo cuentas a alguien, que lo pueda utilizar en tu contra en un futuro. Desconfías hasta de tu sombra, es la verdad, pero es lo que hay, siempre has sido así…

¿Cómo puede ser que siempre esperes lo peor de los demás? Muy fácil, porque así la decepción es más pequeña. Si no tienes las expectativas altas y positivas, luego si resulta ser lo contrario, te duele menos. Es una estrategia bastante inteligente Capricornio, pero muy poco buena para tu corazón. y lo sabes.

Un milagro, mucha suerte y algo de magia es lo que hace falta para que te expreses con total claridad y sin miedo. En serio, para que tu sueltes por tu boca todo, todito, todo, hace falta mucho más que eso.

ACUARIO

Cuando sientes que todo te va mal, te quemas mucho Acuario. Cuando estás en situaciones de extremo estrés, te desubicas totalmente, hasta el punto de no saber dónde ir, qué hacer, con quién contar o qué camino tomar… Es cierto, esto solo te dura unos segundos, porque eres muy inteligente y siempre sabes salir ilesa/o de todos lo conflictos que se te presenten, pero ese tramo de tormenta emocional máxima le pasas sí o sí.

Te puede interesar: Cuando Acuario se vuelve loco

Primero te callas, lo dejas pasar, haces que las noches sean horribles, porque no duermes, tu mente da vueltas y más vueltas…

No te gusta causar molestia y asumes tus problemas en soledad. Te castigas mucho en ese sentido… Quieres hablarlo con alguien, pero hay veces que no te fías ni de tu sombra. Quieres salir de ese bucle emocional a solas, pero te das cuenta de que necesitas a un buen amigo. Te desahogas con alguien, ya ves la vida de otra manera y ahí es cuando tu chip cambia. Ahí es cuando tu Acuario más GUERRERO sale a la luz y ¿sabes qué? que resulta muy difícil superarte en ese sentido Acuario, porque verte renacer de tus cenizas es una auténtica obre de arte.

PISCIS

Lloras de la rabia. Lo maldices todo. No quieres ver a nadie. Te encierras en tu habitación y te pones muisca que acompañar a tu cabreo. Vuelves a llorar, pero esta vez menos. Te mueres de ganas de hablar con alguien para desahogarte. Lo haces y ahí es cuando ves las cosas de otra manera. Cuando pasas por situaciones muy muy estresantes lo pasas mal Piscis. Pero cuando notas que eso se te va de las manos y que, el nudo de tu garganta te quema y no te deja dormir por las noches, te vuelves una persona muy muy negativa y quieres que tu gente se entere de una manera u otra.

Te puede interesar: Cuando Piscis se vuelve loco

Lo pagas contigo, con tu familia, con tus amigos e incluso con gente que no tiene nada que ver.

Pero eso lo haces cuando estás en caliente, porque cuando piensas de manera fría y te calma, eres la primera persona en pedir perdón y en ver las cosas desde una perspectiva mucho más diferente.

Hay veces que deliras y que te vuelves una persona muy paranoica. Piensas mal de todo el mundo y te crees que todos están en tu contra.

Pero eso puede ser algo que venga por culpa de tus inseguridades. Sabes perfectamente que esos son mini episodios de miedo máximo que se esfuman cuando hablas con alguien, que te sabe abrir los ojos de verdad Piscis.