Por mucho que el mundo piense que Aries es una persona impulsiva, incapaz de controlar sus emociones y sentimientos, no es así.

Aries no puede ocultar sus caras cuando algo le sienta bien o mal, no puede controlar sus palabras porque es muy calentito con todo pero sí que puede ocultar sus sentimientos y frenarlos cuando sabe que debe hacerlo. Aries puede echarte de menos y hacer que parezca que le importas una mierda ya. El Carnero tiene un orgullo increíble y gracias a eso ha salido de mucho. Su amor propio va por encima de todo, aunque a veces no sea así de verdad, aunque sólo sea una fachada para que no le hagan daño.

Aries puede echarte de menos pero no te lo dirá si sabe que al final utilizarás eso en su contra, no te lo dirá para que al final te crezcas y le hagas daño. NO. Es posible que tenga momentos de bajón, y que quizás se entregue a la tentación, y que te escriba un día y no te conteste tres días después, o que un día aparezca y se tire después una semana sin verte. Aries tendrá una pelea interna entre corazón y cabeza, y un día sus impulsos se rendirán al corazón pero después utilizará la cabeza, el orgullo y el amor propio.

Con Aries nunca se sabe, y aunque te eche muchísimo de menos no se arrastrará si sabe que no debe hacerlo, no te escribirá si sabe que no debe hacerlo, no te llamará si eso al final es peor para sí. Llama tú, escribe tú, y trabájatelo tú. Aries ya ha hecho demasiado, además, sabe, que tarde o temprano, se le acabará pasando. Nada dura eternamente.