Si has nacido el 10 de noviembre, tienes muy claro que nada ni nadie va a condicionar tu alegría. En tu interior hay mucha ambición, ganas de superarte y diplomacia. Hay quienes piensan que eres muy cruel, que no te guardas nada cuando se trata de darle una lección al otro, pero la verdad es que de vez en cuando dejas que todo fluya y que el karma acomode cada pieza en su lugar. Tienes un lado muy persistente, eres fiel a tus decisiones y difícilmente te dejas influenciar por los demás, estás acostumbrado a tomar las riendas, naciste para ser líder y eso nadie puede negarlo. 

Eres Escorpio, una persona que tiene la creatividad en el alma, realmente tienes el don de alegrar el día de quienes te rodean. Te gusta disfrutar de verdad, agregarle ese toque de intensidad a todo. Vas o no vas, así de simple, eso de medias tintas simplemente no va con tu personalidad. Eres muy echado para adelante, ir al pasado no te sirve ni para tomar energía, así que prefieres enfocarte en lo que viene. Si hay algo que tienes es valentía, te gusta tomar el toro por los cuernos, aunque muchas veces sientas que el corazón se te va a salir de miedo.

Eres poderoso, amas tener el control de todo, pero hay veces en las que te estresas demasiado por lo mismo. Es cierto, que las cosas no siempre van a salir como tú quieres y que hay personas que se conforman, tienes que ser más paciente, porque la mediocridad es muy subjetiva y lo que para ti es sinónimo de triunfo, para el resto no. Te gusta lo justo, odias verte involucrado con personas que lo único que quieren es dañar a otros. Sin embargo, tienes muy claro que no es tu responsabilidad solucionar la vida de los demás. Hay veces que la gente se aprovecha de tu nobleza y que lo único que quieren es abusar de tu bondad. 

Si has nacido el 10 de noviembre, no sueles criticar, la verdad es que apenas y tienes tiempo para enfocarte en tus propios proyectos, y vaya que eres demasiado exigente contigo mismo. Eres generoso, pero eso no quiere decir que le vas a abrir las puertas de par en par, a cualquiera en tu vida. Dicen que tienes cara de pocos amigos, porque se te nota a kilómetros cuando algo te molesta, pero la verdad es que prefieres la honestidad, antes que tener que tolerar a alguien que no soportas. Ser hipócrita no está en tus planes. La gente suele llamarte oscuro, alguien que no tiene el corazón para ponerse en el lugar del otro. Qué equivocados están, porque eres de las personas más empáticas del zodiaco, pero no te gusta andar alardeando, cuando haces algo por el otro, es desde el alma, con la intención de ayudar y no para que reconozcan a tu ego. Los que en verdad te conocen saben que eres solidario, educado, pero tus sueños son grandes y no te vas a detener por nadie. 

Desde luego, no todo en tu personalidad es perfecto, como todos, tienes ciertos momentos en los que tu lado oscuro se hace presente y es posible que te dejes llevar por el resentimiento, la desconfianza y tu parte despiadada. Sólo alguien que ha lastimado terriblemente a un Escorpio, sabe muy bien que su lado agresivo no entiende de razones, sobre todo, si lo engañaron. Escorpio detesta que le vean la cara y que todavía se burlen de ello, simplemente le rompe el alma. 

Tu símbolo astrológico es el escorpión, es quien te llena de persistencia, curiosidad y también un toque de venganza. Hay una parte de ti que siempre está alerta, que difícilmente engañan y que cuando lo hacen no te quedas con las manos cruzadas. Tu elemento es el agua, es quien te da poder, energía, quien te ayuda a superar todo lo que tenga planeado la vida. Tu planeta regente es Plutón, ahí es donde está tu interés, la inteligencia con la que te defiendes y la forma en que siempre estás listo para algo nuevo. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 2, 6, 10, 12 y 22. 

Si has nacido el 10 de noviembre, cuando te enamoras lo haces desde la emoción, te gusta agregarle un toque de adrenalina a todo, la aventura y el misterio son tus mejores aliados. No obstante, eso no quiere decir que te conformes con un vínculo a medias, quieres algo serio, que implique compartir con el otro en todos los sentidos. Eres una pareja comprensiva, gozas al entregarte de verdad y no te arrepientes de nada, incluso si te llegan a traicionar, simplemente aprendes qué tipo de persona no merece ser parte de tus días. Necesitas a alguien que te motive, alguien que no te juzgue, que aumente tu imaginación y que no te suelte cuando la vida se ponga dura. Una relación real, no perfecta, pero que esté dispuesta a trabajar para tener un final feliz. 

Eres como tu color de la suerte, el rojo, el de las almas profundas, tiernas y valientes. El de los que tienen los pantalones para tomar decisiones que les cambian la vida. Eres tú, sabes que mientras siempre des lo mejor de ti, lo mejor vendrá.