Si has nacido el 11 de julio, eres quien se comunica emocionalmente desde el corazón. Eres un ser que derrocha energía en cada paso, es imposible describirte sin poner por delante la sensibilidad. La alegría y la seriedad con la que vas por la vida se vuelve tu mayor atractivo. No hay nada ni nadie que sea capaz de hacerte ir en contra de tus convicciones. Tienes grandeza, amor, lujo y encanto en cada palabra, cada caricia, cada beso, cada abrazo. Siempre te quedas clavado en lo más profundo, de esas personas que marcan un antes y después, de las que te hacen pensar y volver a amar. 

Eres Cáncer, tienes astucia, inteligencia. No te conformas con argumentos simples, necesitas mucho más para confiar en alguien. Eres muy trabajador e independiente, no estás esperando que lleguen a solucionarte la vida. Tienes ideales que cumplir y aunque te digan que no eres capaz sigues adelante. Si hay algo que has aprendido es a dejar ir las críticas, no estás aquí para cumplir con las expectativas de nadie. Te mueve la pasión que hay en tu corazón, tus sueños, tus alegrías, incluso tus miedos. Eres el tipo de persona a la que le dicen que no va a lograr algo y te sale el coraje para demostrar que siempre puedes. Hay una parte de ti que es muy imperiosa, no tienes el tiempo ni las ganas de que llegue un milagro, sales a luchar por lo que quieres. 

Los nacidos el 11 de julio, tienen una forma de ver la vida con más amor, con más dulzura, no es que piensen que todo es perfecto, pero a veces se tienen que enfocar en lo positivo y soltar lo negativo. Cáncer puede ser tan amable como antipático y desconfiado. La vida les ha enseñado que hay quienes sólo se acercan para lastimar. Sin embargo, persisten, saben que es mucho más importante que ellos estén bien, aunque les llamen egoístas. En el momento que un Cáncer se fija una meta ni la persona más cruel hará que desista. Cáncer es sinónimo de imaginación, de tenacidad, es quien sabe que sin amor no hay nada y que no por el hecho de que esté rodeado de la maldad significa que ellos tienen que dejar que su bondad se llene de oscuridad. 

Desde luego, no todo es perfecto en tu forma de ser, como todos, tienes un lado oscuro que puede poner a temblar a varios. Para empezar, eres muy determinado, no tienes la paciencia para personas que no se lo han ganado. Puedes ser el más empático pero cuando insisten en mostrar su lado malo simplemente le das  vuelta a la página. Además, tienes un lado que es muy resentido, impaciente y un tanto posesivo. A veces, te enfocas tanto en la vida del otro, en querer ayudarlo, que puedes volverte un tanto abrumador. Por otro lado, tu mal humor es de los que asustan, de los que hacen que digas cosas hirientes, es mejor que no te insistan cuando estás enfadado. 

Tu símbolo astrológico es el Cangrejo, es tu parte emocional, la que no piensa mucho y simplemente actúa. Es la que puede ir con una venda en los ojos escuchando lo que le dicte su corazón. Son tus emociones, tu temperamento, tu lado impulsivo, a veces malo, a veces tus mejores decisiones. Tu elemento es el agua, es el que representa la versatilidad, abundancia y renovación que hay en tu alma. La Luna es quien te gobierna, esa es la razón por la que un día amaneces de buenas y otro día ya no puedes más. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son 1, 7, 12, 15 y 21. 

Si has nacido el 11 de julio, cuando tienes una relación amorosa, eres el tipo de pareja que pone por delante la parte intuitiva y emocional. La verdad es que eres muy selectivo cuando dejas que alguien entre a tu corazón, necesitas algo más que lo que parece perfecto, no te dejas llevar por superficialidades, quieres una conexión espiritual, en la que la lealtad no falte. Eres muy cariñoso, tu pareja se vuelve tu prioridad en todos los sentidos. Se gana tu atención y tu confianza. Trabajas duro para mantener el vínculo sano, pero cuando ya no hay amor te marchas, no te quedas en un vínculo en donde no hay reciprocidad. 

Eres como tu color de la suerte, el plateado. El que simboliza el brillo que hay en todo tu ser, es la luz que te mantiene al pie del cañón. Es la tranquilidad, el amor, los sentimientos, es lo confuso que hay en tu personalidad, pero lo bonito de tu alma. El plateado es la fuerza oculta que nunca te deja vencer. Eres así, fuerte de corazón, pero nunca pierdes la ternura del alma.