Si has nacido el 11 de Julio eres una persona muy activa y extrovertida, tu personalidad es fuerte, y gracias a eso consigues muchos de los propósitos que te propones.

Como buen Cáncer eres muy sensible y solo en momentos de mucho bajón puedes tener esa personalidad introvertida y retirarte a tu propio espacio protegido.

Eres una persona muy observadora y tienes una extrema sensibilidad a todo lo que está sucediendo a tu alrededor. No te gusta eso de destacar demasiado públicamente o llamar la atención sobre tu vida personal, prefieres guardarte algunos secretos para ti, y no pregonar todo a los cuatro vientos.

A pesar de que enseguida te abres con todo el mundo, no hablas si no sabes lo que estás diciendo, prefieres observar y actuar más en la sombra. No te interesa ser el centro de nada.

Tienes un encanto especial, muy diferente al de todos, algunos creen que eres un poco raro, extraño, que ves el mundo de diferente color, y debido a eso muchos se fascinan y otros muchos se asombran. Es cierto que eres soñador pero también eres de los que pelea por hacer realidad esas fantasías.

Si has nacido el 11 de julio no tienes miedo de hablar libremente, de sentir, de expresarte, de soltar lo primero que te salga.

Eres una persona que habitualmente sabe de todo puedes hablar casi cualquier tema práctico y si no sabes de algo prefieres callarte y no meter la pata. Como ya hemos dicho tu privacidad es extremadamente importante y solo permitirás que un número pequeño de personas penetre más allá de las paredes que pones.

A veces, aunque no lo quieras, te llegan habladurías de los demás, chismes, cotilleos, sin ni siquiera ir a buscarlos, debido a eso es por lo que  muchas veces sabes más del resto. Estás a la orden del día de absolutamente todo por eso es tan complicado engañarte, cuando ellos van tu ya has vuelto tres o cuatro veces.

Eres una persona que sabe cómo engañar a los demás, como dar la vuelta a la tortilla y todo eso sin que nadie lo note. Pero no recurres a esos trucos para joder al resto, qué va, tú lo haces cuando tienes que deshacerte de algún rival que te está haciendo daño. Cuando vas a las malas eres el peor y muchos pueden creer que eres insensible, ambicioso y amenazante. En realidad eres un cachito de pan, siempre que te traten bien claro…