Si has nacido el 11 de junio, sabes que una de las mejores cosas que te enseña la vida es a no forzar nada, ni amores, ni amistades, ni conversaciones. Tú te arriesgas cuando realmente hacen latir tu corazón. Te quedas con las personas que te nutren en todos los sentidos y te alejas de aquellos que sólo se te acercan para saciarse de tu energía y luego se marchan. Pones por delante el espíritu soñador, el que siempre está pensando cosas nuevas y con una sed de explorar que no conoce límites. 

Tu signo es Géminis, el signo del zodiaco que disfruta de lo divertido, de todo aquello que rompe con lo convencional, tienes un lado rebelde que no es para cualquiera y ser extrovertido se te da de forma natural. Eres inteligente, necesitas pláticas que te hagan pensar, en las que puedas argumentar sobre todo y nada. Eres el que siempre se adapta, la versatilidad está de tu lado y ha sido la llave para conquistar todo lo que quieres. Sin duda, son pocas las personas que conocen tu versión más bondadosa, te tomas muy en serio eso decidir quién puede entrar en tu corazón, con los dedos de una mano cuentas a las personas que conocen tus secretos más profundos y hay muchos que nunca hablarás con nadie. 

Los nacidos el 11 de junio, son personas con una sensibilidad única, realmente te preocupas por el resto, pero no eres de los que se enganchan, esa es la razón por la que difícilmente te pueden manipular. Además, sabes aprovechar los cambios de una manera única, porque estás acostumbrado a tomar decisiones precipitadas de esas que hacen que se corte tu respiración y te tiemblen las rodillas, pero aún así te lanzas al ruedo. Eres quien no se cansa de luchar contra la monotonía, te pones bastante intolerante cuando tu día a día se convierte en respuestas y acciones automáticas, no quieres convertirte en una máquina más. 

Por supuesto, no todo es una maravilla en tu personalidad, hay rasgos que ni tú entiendes y que muchas veces te meten en líos. Lo primero es que eres sumamente nervioso, incluso cuando se trata de algo serio y te gana la risa, provocando que el resto de las personas piensen que te tomas las cosas a juego. Además, es mejor que se alejen cuando tu mal humor se hace presente, porque tienes un lado muy hiriente, si te estás presionando haces que la persona se sienta terrible con una sola frase, de esas que se recuerdan toda la vida, porque causan demasiado dolor. Otro punto negativo es que al aburrirte tan fácilmente, cambias de vida en un segundo, eso te puede situar como una persona inestable y no todos pueden ir a tu paso, aunque lo intenten. 

Tu símbolo astrológico son los Gemelos, son quienes intensifican tu lado sociable, ese que no piensa mucho a la hora de relacionarse, sobre todo, porque en cada paso derrochas ingenio. Eres quien tiene el  poder de la curiosidad, nunca es suficiente para ti y eso te ha llevado a descubrir cosas que el resto ni se imagina. Tu elemento es el Aire, gracias a él tienes una mente abierta, es quien te permite dejarte llevar y adaptarte naturalmente a lo que sea que te presente la vida. Mientras que tu planeta regente, Mercurio, es tu lado comunicativo, la razón por la que tus palabras siempre son precisas. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son 14, 21, 35 y 49. 

Si has nacido el 11 de junio, a la hora de relacionarte con una persona te vuelves la persona más optimista, te gusta estar en paz, con un toque de adrenalina para no caer en la rutina, pero eso no quiere decir que seas amante del caos, al contrario, te quedas en donde el vínculo sea sano y gratificante. En realidad, te gusta tu espacio, salir a disfrutar de tu libertad, pero siempre respetando a tu pareja. Eres quien lucha por sus sueños pero busca fidelidad en el amor. Por lo regular, inspiras, te ganas fácilmente la admiración de tu pareja y te vuelves el mejor impulso. 

Eres como tu color de la suerte, el amarillo, quien representa esa alma joven que no se deja vencer por nada. Eres luz, alegría y mucha felicidad. Siempre dices lo que sientes, aunque muchas veces lo tomen a mal, prefieres mil veces ser fiel a tus emociones. Eres imaginación y fuerza, ese ser que jamás deja de brillar.