Si has nacido el 12 de abril pones primero tu paz y al diablo lo demás. La vida te ha enseñado que es todo, menos fácil, pero aún así prefieres verle el lado positivo a cada lección. Cada una de tus batallas te han costado lágrimas, desvelos y muchas ganas de tirar la toalla. Sin embargo, con dolor en el alma y el cuerpo cansado no te rindes. Una persona que volvió el entusiasmo parte de sus días y que ha sabido disfrutar el sabor amargo.

Eres una persona con energía en el corazón, tienes un don para encontrar los detalles a distancias enormes, ser meticuloso es una de tus mejores cualidades. Te gusta ponerle un toque de perfección a todo lo que haces y aunque llevas la aventura en los poros mantienes los pies sobre la Tierra. Eres Aries, un signo que lleva la diplomacia en cada paso que das, eso te ha dado cientos de oportunidades. 

Los nacidos el 12 de abril son personas que siempre levantan la mirada en medio de la crisis. Hay una parte de su ego que no los deja salir a mitad del camino, que los mantiene alerta y les recuerda que todo vale la pena. Les gusta enfocarse en lo que hacen, para mostrar disciplina son los primeros y es posible que eso haga que las personas asuman que se creen superiores, pero en realidad tienen humildad en el alma. Personas que siempre están ahí, sobre todo, cuando el resto te abandona. 

Si has nacido el 12 de abril sabes que te cuesta ponerte como prioridad, porque tu lado bondadoso siempre está preocupado por los demás. Una persona que ama la organización y seguir estrategias no es algo que te molesta, al contrario, te hace sentir más seguro. No obstante, algo que no soportas es a la gente que te miente, eres muy leal y honesto, así que cuando alguien te traiciona a tus espaldas prefieres poner punto final. 

Además, no toleras el término mediocridad y a las personas que se dan por vencidas. Cuando sientes que una persona sólo está poniendo pretextos para iniciar algo, prefieres alejarte, no te interesa ese tipo de energía negativa. Te gusta la gente emprendedora, la que inspira, la que te levanta el ánimo y la que tiene el poder de la resiliencia, no importa cuántas tragedias traiga la vida. 

Lo cierto, es que si has nacido el 12 de abril no eres perfecto, hay muchas lecciones que tienes que aprender, pero te gustan los retos y amas todo lo nuevo. Algo que te cuesta trabajo es seguir al resto, porque hay un líder que te impulsa a lograr lo que quieres. No es fácil aceptar que las cosas no siempre salen como tú quieres. Otra cosa que se te dificulta es aceptar la derrota, trabajas muy duro y analizas, así que cuando cometes errores puedes llegar a ser muy duro contigo mismo. 

Tu símbolo astrológico es el Carnero, así que tienes ese lado arrebatado que te ha llevado a equivocarte varias veces, pero también ha sido el impulso para atreverte y alcanzar victorias. El Carnero es energía, persistencia e ingenio. Eres la persona que confía en sus convicciones y que no piensa quitar el dedo del renglón. 

Eres nacido el 12 de abril, te representa el fuego, así que tienes el coraje y la valentía de salir adelante cuando la cosa va muy mal. Además, te otorga un lado encantador, ese que hipnotiza en cada sitio que pisas. Tu planeta regente es Marte, es quien te da ese toque impetuoso, competitivo y que siempre está dispuesto a mostrar su mejor versión. La numerología dice que tus números son el 1, 8, 16, 17 y 21.  

En el amor eres el amante que siempre le pone un toque irreverente, intenso y muy dulce a las relaciones. El punto a tu favor es que sabes lo que quieres, no te quedas con nadie por dependencia y cuando sientes que las cosas no funcionan prefieres cerrar el ciclo de la mejor manera. Tienes un lado romántico, dulce y aventurero, eso mantiene a tus parejas a la expectativa. Una vez que eliges a la persona adecuada no tienes ojos para nadie, eres lealtad pura cuando te enamoras. 

Te representa el color rojo, eres complejo, no para cualquiera. Sin embargo, eres divinidad, pasión y calidez. El tipo de persona que tiene el don de cambiar la vida a todo el que aparece en su camino. Así eres, más esencia y menos apariencia.