Si has nacido el 12 de marzo, eres una persona valiente, decidida y fuerte. Aunque eres Piscis y tienes tu lado más sensible y emocional, tienes la suficiente fortaleza para hacer frente a situaciones complicadas e incluso a algunas decepciones. Utilizas y aprovechas tu experiencia y tu pasado para aprender y enfrentarte al presente. Después de los obstáculos que la vida te pone delante, tú evolucionas. No te quedas llorando o amargado por todo lo que ha pasado. Y eso te convierte en una persona muy especial…

Eres una persona un poco dispersa a la que le cuesta enfocar su energía en un punto en concreto. Quieres estar en mil sitios a la vez, quieres hacer mil cosas al mismo tiempo y al final no consigues hacer nada bien. A lo largo de tu vida tienes que aprender a limitarte a una sola cosa para poder ser efectivo de verdad. No cortes las alas a tu imaginación, pero para conseguir lo que quieres, tendrás que centrarte.

La verdad es que tú no le tienes miedo al riesgo, a pesar de lo que puede parecer. Te gusta enfrentarte a situaciones que se salen de lo común, situaciones que la gente evita sea como sea. Te hace sentirte lleno por dentro cuando te enfrentas a ello, te sientes valiente y orgulloso de ponerte a prueba. En realidad, el riesgo te atrae bastante y también por eso, en tu vida vas a tener relaciones sentimentales un poco complicadas. Porque a ti eso te gusta. Con personas que podrían no ser para ti…

Siempre tienes las palabras correctas para ayudar o animar a la gente. Tu sonrisa es súper contagiosa y sabes cómo hacer para transmitir alegría o felicidad a los demás. Eres capaz de hacer desaparecer la tensión que puede haber en una habitación o el miedo que una persona puede tener. Eres muy bueno a la hora de transmitir o de comunicar ideas, sentimientos o emociones…

Y justo por eso, evitas cualquier tipo de confrontación con cualquier persona. Vas a decir lo que tengas que decir, pero jamás vas a hacer daño o vas a buscar el drama porque sí. Tú contigo mismo puedes ser un poquito dramático a veces. Eres consciente de ello, pero jamás vas a ser dramático con los demás. No vas a pelear por pelear, a discutir sin motivos.  Aunque es cierto, que hay veces que es necesario discutir o simplemente hablar sobre los aspectos negativos de la vida. Tú huyes de esas situaciones cuando hay veces que es necesario afrontarlas. A lo largo de tu vida, tendrás que aprender a enfrentarte a ellas aunque te de miedo…

En tus relaciones, no tienes ningún problema para hacer amigos, pero parece que no tienes tanta facilidad para el amor. Y es que en realidad en el amor tú no quieres una amistad, quieres algo más. Quieres compromiso, confianza y cariño. No encontrarás al amor de tu vida a la primera y puede que tampoco a la segunda, pero no hay duda de que lo encontrarás. Y una vez que lo hagas, se comprometerás para siempre…