Si has nacido el 12 de octubre, sabes que no puedes cambiar a las personas que están a tu alrededor. Inclusive a las que amas, no depende de ti, ni del amor que puedas ofrecerles. En el fondo sabes que no estás aquí para solucionarle la vida a nadie, eso es desgastante y llega un punto en el que descubres que hay que soltar, que cargar tanto en tu espalda no es sano. Sin embargo, con todo y las malas rachas te mantienes alegre, te gusta encontrarle un buen sentido a los días y agregarle ese toque de diversión. No lo haces para complacer a nadie, lo haces para superar las penas de una forma más ligera. 

Eres Libra, esa es la razón por la que tu mente muchas veces no conoce límites, en el momento que se te mete una idea en la cabeza no hay marcha atrás, te lanzas hasta el final de las consecuencias. La vida te ha enseñado que no siempre te va a tocar estar en la cima y está bien. No obstante, no piensas bajar la guardia sin importar las cicatrices que obtengas. Por otro lado, eres un ser muy generoso, la empatía es la que toma de tu mano y te invita a ayudar a quien sea que aparezca en tu camino. Pero hay que tener cuidado, porque no siempre la persona que está del otro lado es buena. Hay gente mala, que lo único que quiere es hacerte pedazos y no valora todo lo que das. Eso no quiere decir que tengas que volverte uno de ellos, simplemente hay que ser más cauteloso a la hora de entregar el corazón. Hay quienes confunden tu amabilidad y tu lado extrovertido, con convertirte en un ser incondicional. No siempre tienes que estar, hay momentos en los que no tienes ganas ni de escuchar, ni de dar ni tampoco recibir. El resto no sólo lo tiene que entender, también respetar. 

Los nacidos el 12 de octubre, son los que no se conforman, los que siempre ven más allá, les gusta aferrarse a esos sueños que tenían de niños y no piensan cambiarlos sólo porque alguien les dice que no lo van a lograr. Como dicen por ahí, entre más piedras pongan en tu camino, más grande será el monumento que construyas. No es arrogancia, es esfuerzo, todas esas veces en las que las lágrimas se han hecho presentes y no has tenido otra opción que limpiarlas y seguir adelante. No seas tan duro contigo mismo, porque lo estás haciendo muy bien. En los momentos en los que sientas que ya no puedes más, echa un vistazo atrás, recuerda lo que en el pasado suplicabas con desesperación y ahora lo disfrutas. Estás avanzando de una forma increíble y tienes que confiar en ti, en tu intuición. 

Desde luego, no todo en tu personalidad es perfecto, hay ciertos rasgos malos que hacen que tu parte agraciada caiga por los suelos, dándole la bienvenida a tu lado oscuro. Para empezar, tu parte descuidada, llega un punto en el que no te importa nada y no prestas atención a los detalles, lo que puede ser sinónimo de problemas. Además, tienes una debilidad por lo material, te enfocas tanto en tenerlo todo que te olvidas de lo más importante, lo que te llena en todos los sentidos, en especial las personas que siempre han estado ahí, al pie del cañón, pase lo que pase. No las dejes de lado, porque ahí está realmente tu corazón. 

Tu símbolo astrológico es la balanza, es quien te mantiene firme al tomar una decisión después de analizarla de forma minuciosa. La que no se deja influenciar fácilmente y que se esfuerza por cumplir cada uno de sus objetivos. Tu elemento es el aire, es quien te permite relacionarte, ahí está tu elocuencia, la veracidad con la que hablas y la valentía con la que enfrentas nuevos retos. Tu planeta regente es Venus, es el que le agrega un toque de flores y colores a tu vida,  en donde habita el romanticismo, tu parte femenina y también la pasión. Por otro lado, la numerología dice que tus números de la suerte son el 4, 7, 14, 16 y 20. 

Si has nacido el 12 de octubre, en el amor eres una pareja muy dulce, te preocupas por la otra persona y quieres dejarle claro que pase lo que pase tu lealtad siempre estará por delante. Te gusta ser paciente, quieres lograr entender por completo a quien amas, es la forma en que pueden solucionar cualquier diferencia. Eso sí, no eres nada dependiente, tienes una vida y por nadie vas a dejar tu círculo de amistades, trabajo, aspiraciones, si alguien quiere amarte tendrá que aceptarlo. Buscas un ser que sea capaz de impulsarte, que no te suelte cuando las malas rachas se hagan presentes, pero que tampoco sea dependiente de tu amor. Dos seres individuales dispuestos a elegirse por encima de todo. 

Eres como tu color de la suerte, el azul, es el que simboliza apertura, equilibrio, relajación. El color de los que tienen encanto en la mirada y ternura en el alma. El de los corazones humildes, pero con un montón de sueños en la puerta que están deseosos por cumplirse. Eres quien tiene el don de hacer la diferencia, no lo dudes.