Si has nacido el 13 de junio, eres de los que les da vueltas a las cosas porque sabes que siempre existen mil posibilidades. No te quedas con una sola idea, siempre vas por  más, pero eso no quiere decir que te guste el conflicto, al contrario, trabajas duro para mantener la estabilidad. El tipo de persona que huye del drama innecesario, pero siempre pones por delante a la sinceridad, aunque sea sinónimo de herir algunas almas sensibles. Simplemente no tienes tiempo para perderlo en tonterías. 

Tu signo es Géminis, tienes el don de llevarte bien con todo mundo, porque tienes un lado muy sociable y versátil, que te vuelve un imán para cualquiera. Sobre todo, a la hora de emitir palabras, sabes muy bien cómo iniciar el hilo de una conversación y no tienes miedo en mostrar tus opiniones, al contrario, sabes argumentar y, aunque tu objetivo no es hacer cambiar a nadie de opinión, no te quedas callado. Tu mente es imparable, un cúmulo de pensamientos con un toque de fantasía, pero eso no quiere decir que vivas soñando, sólo que sabes muy bien en donde encontrar la inspiración para seguir adelante. Tu vida no es perfecta, pero aún así prefieres sonreír en medio de la tempestad. 

Los nacidos el 13 de junio, son las personas que siempre tienen curiosidad de todo lo que les rodea. Se aburren fácilmente, es por eso que siempre están en busca de algo más, les cuesta mantener la atención en una sola cosa. Son seres independientes que no están esperando que nadie les solucione la vida, al contrario, salen a luchar por lo que quieren, siempre guiándose de acuerdo a sus convicciones, saben que no están aquí para cumplir con las expectativas de nadie. Y es que son almas impacientes, detestan que les digan qué hacer, son los que proponen, los que lideran, nacieron para ser escuchados y con ganas de ser admirados. Sin embargo, eso no quiere decir que sean egoístas, caminan con humildad y les gusta apoyar a otros cuando es necesario. 

El lado oscuro de tu personalidad también puede hacer que cometas errores, como todos. Digamos que te podríamos describir como un ser emocional, siempre al extremo, simplemente no conoces de puntos medios y cuando te avientas al ruedo lo haces como si no hubiera un mañana. Eso sin contar que eres una persona bastante nerviosa, vives al límite y eso te puede hacer dudar, aunque en el fondo sepas que es lo mejor. Es posible que algunos te llamen superficial porque te gusta gritar a los cuatro vientos cuando cumples alguno de tus objetivos. Si el resto entendiera todas las lágrimas, caídas y las noches de insomnio que te han costado, serían más empáticos a la hora de juzgarte. Eres la persona que juzgan por la portada, sin darle una leída a la primera página, pero no es algo que te preocupe. 

Tu símbolo astrológico son los Gemelos, son los individuos que incrementan tu lado intenso, ingenioso y muy creativo. Son los que te ayudan a relacionarte con personas que ni siquiera has visto en tu vida. Eres energía, confianza y diplomacia, el tipo de persona que siempre se roba las miradas. Tu elemento es el Aire, es la fuerza con la que enfrentas el día a día, quien llena de claridad y honestidad cada uno de tus pasos. Tu planeta regente es Mercurio, gracias a él eres muy grande a la hora de comunicarte. Es el planeta que honra los viajes y las relaciones. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son 2, 7, 10, 18 y 22. 

Si has nacido el 13 de junio, eres el amante que se derrite por una mente inteligente. Te envuelven las conversaciones en las que puedes llegar a profundizar de una forma única. Eres implacable, dulce, atento. No te gusta que te agobien y pones por delante tu libertad, pero eres una persona muy leal, no vas por ahí traicionando a quien amas y no esperas menos del otro. Eres quien da todo y que hace lo que esté en sus manos para no caer en el aburrimiento de una relación larga, cuando te sientes estancado te marchas. 

Eres como tu color de la suerte, el amarillo, el que representa la armonía, la felicidad y esa calidez con la que te ganas la simpatía del resto de las personas. Eres el alma que no entiende de edades, pero sí de ganas, de buena vibra e innovación. La persona que inspira con solo vivir y ni siquiera lo has notado. No dejes que nadie te haga sentir menos.