Si has nacido el 13 de marzo, eres una persona que no pasa desapercibida NUNCA. En serio, tienes un magnetismo que hace que todo el mundo te mire o incluso quiera ser tu amigo. Transmites una vibra muy especial, una vibra que transmite paz y tranquilidad pero a la vez magnetismo y mucho atractivo. Tú sabes que tienes un don para atraer personas. Lo sabes pero no eres un egocéntrico que se piense que el mundo gire a su alrededor. Sabes lo que vales, pero eres súper humilde y eso es lo que te convierte en alguien muy especial.

La verdad es que tú eres más de creer en esas cosas que no se pueden ver pero si se pueden sentir. Desde bien pequeño, estás súper unido al mundo de lo espiritual e incluso de lo paranormal. Te flipan todas esas historias y teorías de cosas súper raras que la ciencia no puede explicar. Te encanta leer sobre estos temas, ver películas que traten de esto e incluso compartir tus experiencias con gente que también tenga este vínculo tan fuerte con lo espiritual. No hay duda de que te dejas llevar siempre por tu intuición, dejas que sea ella quién te lleve donde tengas que estar.

A menudo, eres ese tipo de personas que hace predicciones sobre el futuro o sobre la vida de los demás. Muchos de tus amigos acuden a ti para preguntarte qué tienes que hacer con su vida o para que les avises de lo que podría pasar. Y casi siempre aciertas. Eres ese amigo que siempre termina diciendo ‘te lo dije’…

Si has nacido el 13 de marzo, eres una persona inquieta por naturaleza, que no puede estar mucho tiempo sin hacer nada con su vida. Obvio que hay temporadas en las que todo está tranquilo, pero esas temporadas no duran mucho. Siempre necesitas movimiento, necesitas hacer cambios porque te aburres enseguida.

Eres creativo por naturaleza y aprovecharás esa creatividad para formarte en lo laboral. Elegirás siempre trabajos que tengan que ver con el arte, la creación, el diseño, la música, etc… Aunque es cierto que no siempre podrás dedicarte a lo que te gusta y tendrás que elegir otros trabajos para poner sobrevivir. Pero en cuanto te sientas seguro y encuentres la oportunidad, no dudaras en lanzarte y poder trabajar de lo que realmente te hace feliz.

En el amor, se te da muy bien respetar los límites emocionales de tu pareja o de la persona con la que estés compartiendo tu vida. Pero a cambio también pedirás que te entiendan a ti. Te preocupa mucho estar en una relación con una persona que haga un esfuerzo por saber qué es lo que te pasa o cómo te sientes. Necesitas que la base de tus relaciones sea el entendimiento. De nada te vale que haya amor o confianza si no te sientes comprendido o si tú no entiendes a la otra persona. Tienes un corazón tan grande que necesitas que te entiendan antes de nada.