Si has nacido el 13 de noviembre eres una persona bastante orgullosa y extremista. Es raro que veas algo de color gris. Para ti, o es blanco o es negro. Actúas bajo el sentido común el 90% de las veces pero tienes un punto muy impulsivo. Sobre todo en lo relacionado con el amor. Eres una persona bastante educada y con muchísimo saber estar. Sabes cómo acoplarte en cualquier lugar sin llamar la atención. Pareces un camaleón porque te adaptas a todo sin ningún tipo de problema.

Aunque tratas cortésmente a todo el mundo, puedes cambiar tu comportamiento de la noche a la mañana si te ves amenazada/o. Vamos que si ves que van de malas contigo, eres capaz de volverte peor que el diablo. Como buen Escorpio, por la buenas eres muy buena/o, por las malas, un veneno.

Eres sensible, a pesar de que puedes ser una persona muy ruda. Tienes la lágrima fácil y puedes emocionarte rápido con una película, una canción o un recuerdo. Pero a la vez, eres muy dura/o con los demás y tienes un lado bastante oscuro que podría hacerte pensar incluso a ti, que no tienes sentimientos.

No te gustan demasiado las excusas de los demás. Tiendes a luchar y a ser perseverante con lo que de verdad te importa. Tu mente analiza todo lo que está a tu alrededor y después, es cuando pasas realmente a la acción. Es raro que te lances a tratar de conseguir algo que sabes que será muy complicado.

Si has nacido el 13 de noviembre tienes buenas dotes de comunicación. Puede que se te de bien hablar o escribir para persuadir o para llevar a tu terreno a quien quieras. Cuando tus intereses están en juego tu carácter se vuelve como el de un animal furioso. Con lo tuyo y con los tuyos, no se juega.

No puedes soportar que nadie te mande, que nadie te ordene o que te diga por dónde tienes que tirar. Tu independencia es tan fuerte que eres capaz de dejarlo todo si la ves amenazada. Jamás te someterás al poder de nadie, a no ser que todo sea un plan en tu cabeza para conseguir algo importante.

Puedes tener tendencia a engordar o a adelgazar con los disgustos. Tus nervios se van casi siempre al estómago. Pero no, tu rostro se muestra impasible, como si nunca te hubiera afectado ningún golpe.

Incluso cuando estás llena/o de problemas, tratas todo el tiempo de mantener la calma. Como sea… Aunque evidentemente llega un día en el que ya no puedes más. Y ahí… ¡boom! Te quieres hasta morir… Siempre parecerá que puedes con todo. No te gusta que nadie te vea débil.

En el amor, eres impulsivo, rebelde y el 99% de las veces haces lo que sientes. Al final, eres Escorpio y la pasión, por mucho freno que le quieras echar, siempre sale. Eres capaz de cometer todas las locuras de tu vida por otra persona. Lo que no harías jamás en tu vida, lo haces cuando te enamoras…

2020-11-15T18:32:11+02:00