Si has nacido el 13 de octubre, hay algo que tienes muy claro, los grandes éxitos requieren esfuerzo, tiempo y paciencia. Nadie construyó un castillo de la noche a la mañana, así que mientras tengas bien establecidos tus objetivos y no dejes que nadie intervenga, no habrá nada que te haga rendirte en el camino. Sabes que eres una persona práctica, detestas sentirte estancado y darle tantas vueltas al mismo asunto, pero tu parte indecisa no siempre colabora en ese aspecto. Lo que más odias es seguir a la manada, prefieres quedarte solo y serle fiel a tus convicciones antes de convertirte en una marioneta más. 

Eres Libra, tu corazón no conoce límites, es imposible que no te pongas en el lugar del otro, porque tu parte empática te ayuda a conectar de una forma increíble. Esa es la razón por la que te ganas rápidamente la admiración de los demás y ni siquiera lo buscas. Es claro que tu lealtad se nota a kilómetros, amas cuando el otro tiene las agallas de depositar un secreto en tu alma y no piensas defraudar a nadie. Eso sí, puedes parecer la persona más dulce, no es que no lo seas, es que detrás de lo pacífico también se esconde alguien que ha sido lastimado una y otra vez, un ser desconfiado que muchas veces puede llegar a ser cruel por miedo a que lo hagan pedazos. A veces, la vida te sacude tanto que no te queda más que convertirte en fiera y poner a aquél que se quiera pasar de listo en su lugar. Sabes que no todo el que se acerca con su cara inocente es bueno, hay cretinos que se disfrazan muy bien y cuando menos piensas ya le diste lo más valioso de ti, tu tiempo. En esos momentos es cuando tu lado crítico toma el control y puedes llegar a ser muy duro contigo mismo. No olvides que no es tu culpa que el otro sea un inmaduro emocional. 

Los nacidos el 13 de octubre, son muy trabajadores, les gusta lo práctico y eso de perder el tiempo no está en sus planes. Cuando Libra labora es muy eficiente, ama sobresalir y esforzarse el doble para conseguir lo que quiere. No con el objetivo de obtener el reconocimiento ajeno, es porque confía en sus capacidades y sabe que siempre puede dar más. Cuando las adversidades se hacen presentes, no bajan la guardia, al contrario, buscan una solución y si no queda más que soltar, lo hacen. Libra puede pasarla muy mal, no tener ganas de nada, hundirse unos días en casa, mientras anda por ahí en pijama, pero siempre seguirá  adelante, no se rinde, por más que intenten llenar de sombras su camino. Es uno de los signos más agradecidos, si le diste una mano cuando más lo necesitaba no lo olvida y si lo necesitas te devolverá el favor, no por obligación, porque le nace de corazón. 

Por supuesto, que no todo en tu personalidad es color de rosa, hay una parte de ti negativa que deja de lado la elocuencia, justicia y demás. Por ejemplo, puedes llegar a ser muy ansioso, tanto que tú mismo seas quien se sabotea a la hora de querer cumplir un objetivo. Si a eso le agregamos tu parte distraída la cosa se pone peor, no es que seas malintencionado, te cuesta llevar un orden o te sumerges tanto en un nuevo proyecto, que dejas de lado todo y ahí es cuando lamentablemente tus seres queridos pueden salir lastimados. 

Tu símbolo astrológico es la balanza, es quien te ayuda a dar pasos con cautela, analizar los pros y los contra de todo. Es quien te inspira a buscar el equilibrio y simplemente centrarte en lo que realmente mejora tu versión. Tu elemento es el aire, ahí está tu fuerza, la claridad de tus palabras y el deseo de comunicar hasta lo último que ronda tus entrañas. Tu planeta regente es Venus, es tu lado meloso, el que esconde el deseo, la belleza y la intensidad con la que te entregas a la hora de amar. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son 4, 6, 10, 13 y 26. 

Si has nacido el 13 de octubre, eres un amante conservador, de esos que se entregan a la antigua, los que no están dispuestos a dar pie a infidelidades, quieres un amor genuino, que te dé la tranquilidad de que estás en el lugar correcto. Te gusta poner a tu pareja en la lista de tus prioridades, pero eso no quiere decir que vayas a dejar de lado tus propios proyectos. El compromiso es necesario para ti, no piensas invertir tu tiempo en alguien que no te está dando la reciprocidad que esperas. Sin duda, requieres que nazca esa conexión emocional, con la que puedes compartir tus miedos, manías, depresiones. Un amor de los que te mejoren en todos los sentidos, que te dé la confianza que cada mañana estará al despertar. 

Eres como tu color de la suerte, el azul, el que representa amor, equilibrio, confianza. El de los que tienden a buscar armonía, igualdad, sencillez. El de aquellos que buscan la calma por medio de la espiritualidad. Tu energía se nota y se siente, estás aquí para brillar no lo dudes ni un segundo.