Si has nacido el 13 de septiembre, estás acostumbrado a que muchos te llamen escéptico, pero la verdad eres fiel creyente que en el momento que la desconfianza entra por la puerta, el amor sale por la ventana. La vida te ha enseñado que hay muchos que llegarán a tus días con una enorme sonrisa jurando amor eterno y prometiendo que estarán en las buenas y en las malas. No obstante, sólo en las malas rachas te das cuenta de qué tan ciertas eran sus palabras. Sinceramente a estas alturas prefieres mil veces la verdad aunque duela. 

Eres Virgo, así que la independencia te fluye en los poros. Si hay algo que no toleras son las opiniones que no pediste. Desde hace un tiempo se agotó tu paciencia, no estás dispuesto a darle entrada a tu vida a aquellos que sólo quieren manipularte o que te exigen como si realmente conocieran tu historia. Tus principios los conoces a la perfección y no piensas cambiar sólo por darle gusto a unos cuantos.

No soportas a aquellas almas que se acercan a ti desesperadas, con la esperanza de que soluciones su vida como si fuera tu responsabilidad. La gente sabe que te gusta hacer las cosas bien, que eres meticuloso y que no pierdes ni un sólo detalle, así que se aprovechan y evaden sus responsabilidades porque saben que tú no bajarás la guardia fácilmente. Desde luego, te has vuelto un experto a la hora de detectarlos y ahora pones límites a la primera. No, no estás para tolerar las malas acciones de nadie y no importa si les molesta. 

Los nacidos el 13 de septiembre tienen una energía arrolladora, no importa qué tan grande sea la meta que pase por sus locos pensamientos, ten por seguro que no van a desistir hasta lograrlo. No siempre van contra reloj, muchas veces se olvidan de todo eso y simplemente se centran en lo que quieren lograr sin importar si es a largo o corto plazo. No subestimes la calma con la que Virgo anda por la vida, porque detrás de ese misterio esconde un nuevo proyecto del que no habla con nadie, porque ama saborear sus propias victorias.

Virgo no quiere que le soluciones nada, te acepta como acompañante, siempre y cuando respetes su manera de pensar. Es así, inquieto, siempre en busca de la solución. Ni de broma pienses que se quedará de brazos cruzados viendo cómo se le pasan un montón de oportunidades. Al contrario, saldrá a crearlas, porque su motivación viene desde sus raíces, de ese montón de sueños que imaginaba de niño. 

Por supuesto, hay ciertos rasgos en su personalidad que se pueden considerar bastante negativos, digamos que hay que trabajar el doble en ello. Esto porque detrás de su timidez, cautela y amabilidad, también se encuentra un ser muy calculador, que en su afán de tener todo bajo control puede perder la cabeza. Virgo es muy ansioso, quiere todo perfecto y eso hace que deje de lado las emociones de los demás sólo para cumplir las suyas. Tiene que ponerse en el lugar de los otros y entender que no todos piensan como él. 

Tu símbolo astrológico es la Virgen, es quien representa a las almas conservadoras, firmes, inteligentes y que no quitan el dedo del renglón. Justamente es quien te da tu parte diplomática, esa que te da la confianza para interactuar aunque no conozcas a la gente. Tu elemento es la Tierra, es quien te proporciona equilibrio, que te hace pensar una y otra vez si vas por buen camino. Tu planeta regente es Mercurio, es el que le hace honor a las comunicaciones, quien te baña de ingenio y hace que no olvides tus talentos. El planeta de los analíticos y de los críticos. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 6, 7, 12, 18 y 25. 

Si has nacido el 13 de septiembre, en el amor eres la pareja más confiable. Si hay algo que dejas claro desde un principio es que no te gusta jugar con las emociones. Quieres seguridad antes que adrenalina y eso no significa que seas aburrido. Al contrario, quieres estar seguro de que tu pareja está en el mismo canal para darle todo lo que se merece. Prefieres la discreción porque sabes que en el momento que terceras personas se vuelven parte del vínculo, lo único que hacen es llenar de intrigas. Eres romántico, pero de una forma muy genuina, no te gusta empalagar. Sabes que si ambos están listos para un compromiso no hay necesidad de cuidarse las 24 horas del día. Te emociona pensar a futuro, quieres una relación que no tema a entregarse de verdad, alguien con quien puedas construir algo a futuro sin miedo a que se derrumbe el castillo. 

Tu color de la suerte es el azul marino, el color que simboliza a las personas que no le temen a la profundidad, a las que se refugian en la calma y están acostumbradas a darle un millón de vueltas a sus pensamientos. Es el tono de los elegantes, de los que no pierden el estilo y que están dispuestos a poner por delante la honestidad. El azul marino es sinónimo de confianza y sinceridad.