Si has nacido el 14 de abril, sabes muy bien que quien se atreve es quien triunfa. Has tenido días amargos como todos, la diferencia es que no te estancas, siempre estás en busca del éxito, tienes una sed insaciable de lograr todo lo que quieres. Eres quien lleva la fuerza en la mirada, quien no cede, quien llena de entusiasmo a todos a su alrededor. La persona que nació para ser pionera y no recibir órdenes. 

Eres Aries, te gusta agregarle un toque de indisciplina a las cosas porque no te guardas nada, porque cuestionas y propones. Eres de los que siguen las reglas, pero también te gusta mejorarlas. Una persona que derrocha confianza, sin pedirlo te cuentan cosas muy personales y demuestras ser leal. Detestas meterte en dimes y diretes, así que lo tuyo es decir las cosas frente a frente. 

Sin duda, destacas del resto porque vas en busca de lo nuevo, incluso a nivel personal, te gusta descubrirte y ponerte a prueba en todo lo que haces. Digamos que ser paciente no está en tu día a día, te desespera no sentirte productivo y prefieres iniciar los proyectos por ti mismo. Hay una parte de ti muy orgullosa, que no acepta cometer errores ni que le digan qué hacer, te cuesta trabajo ceder y aceptar que no siempre tienes la razón, pero trabajas en ello. Porque ante todo tienes un corazón lleno de humildad y bondad, siempre dispuesto a ayudar a los demás. 

De vez en cuando te gusta escapar de la rutina, poner un punto suspensivo para sanar, para reconstruirte y ver si estás yendo por la parte del camino que habías soñado. No soportas a la gente que no cumple su palabra, te gusta ir contra reloj, así que cuando alguien planea y no asiste, es posible que pierdas el control. Lo que pasa es que te gusta la organización y cuando sientes que algo o alguien provoca caos te aceleras. 

Si has nacido el 14 de abril te cuesta ser más comprensivo contigo mismo, estás acostumbrado a ponerte metas y cumplirlas. No eres de los que aceptan una negativa y eso te puede hacer caer en la frustración. Está bien no ser perfecto, está bien que las cosas no salgan siempre como tú quieres, deja de ser tan malo contigo. 

Tu símbolo astrológico es el Carnero, de ahí es donde viene toda esa vibra desbordante que te hace derrumbar cada uno de los obstáculos en tu vida. El Carnero es quien te mantiene con una sonrisa en el rostro y quien te invita hacer eso que nunca has hecho, de vez en cuando. Eres coraje, emprendimiento y mucha motivación, escondes un potencial increíble. 

Tu elemento es el fuego, es quien te mantiene con el alma por los cielos, quien hace que te limpies las lágrimas y sigas adelante, es quien te recuerda que hay actuar más que hablar. Una persona que tiene pasión en el hablar y el andar. Eres Aries, regido por Marte, así que tienes la guerra en la mirada, estás creado para ganar esta y mil batallas, por favor no lo olvides. La numerología dice que tus números son el 2, 7, 10, 16 y 23. 

Si has nacido el 14 de abril eres símbolo de querer hasta los huesos, eres quien no le teme al afecto y le gusta ponerle un toque sensual a cada uno de sus gestos. La persona que goza del contacto físico y que no tiene miedo de robarse las miradas cuando se trata de presentar ante el resto a su pareja. Eres poder, relajación y compatibilidad, la persona que cuando se enamora entiende muy bien el término de compromiso. Estás destinado a gozar, a divertirte, a vivir cada instante. Irradias amor en todo lo que haces y la persona a la que le entregues tu corazón es muy afortunada. 

Los nacidos el 14 de abril, son confiables, atractivos, encantadores. Son como el rojo, su color, una invitación a desbordar pasión, a mostrar ese lado bueno y malo que todos tenemos. El rojo es para los que tienen claro lo que quieren en la vida, los que no temen hacerse notar, incluso cuando se equivocan. Eres energía pura, que nadie te haga pensar lo contrario.