Si has nacido el 14 de febrero, has sido el afortunado de nacer en el día de los enamorados. Aunque en realidad esto para ti no es importante y lo sabes. Es tu día y no lo vas a compartir con nadie más. Aún así eres una persona a la que le encanta hacer reír a los demás. Tienes la capacidad de entrar en la mente de las personas y sabes lo que tienes que hacer para entenderlos y sacarlos una sonrisa. Eres de esos que cuentan historias que dejan boquiabiertos a todo el mundo. La verdad es que tú siempre tienes mucho que aportar y eso se agradece un montón.

Hay veces que tienes que tener cuidado con tu humor, porque no es apto para todo el mundo. Eres una persona muy irónica y sarcástica y la gente poco inteligente eso no lo entiende. Muchas veces se piensan que no piensas lo que dices antes de hablar, pero no es así. Con el tiempo, te has vuelto mucho más selectivo con tus bromas, más que nada por no crear conflictos innecesarios, pero aún así, a ti nadie te calla.

Eres una persona activa, te gusta estar en movimiento, de aquí para allá. Estás siempre en continúa actividad y por eso, muchas veces te cuesta relajarte. Eres un poco vulnerable al estrés. No sabes como gestionarlo y por eso cuando te encuentras en situaciones así, huyes del mundo y desconectas del todo. Hasta el punto de que no respondes los mensajes de nadie y eso luego puede afectar un poco en tus relaciones. Intenta practicar deportes y aficiones que te ayuden a relajarte.

En el trabajo, te caracterizas por ser una persona que se toma muy en serio las cosas. Puedes ser muy rebelde y divertido, pero no dejas que eso afecte a tu vida profesional. Cuando hay que trabajar, se trabaja y cuando hay que pasárselo bien, se pasa bien. Tú sabes diferenciar muy bien eso. Tienes una capacidad de concentración admirable y una rapidez mental que hace que encuentres soluciones rápidas a cualquier problema.

En el amor, a lo largo de tu vida te cruzarás con muchas personas que pueden enamorarse intensamente de ti pero de repente ese amor se romperá en segundos. Tú lo que necesitas es a una persona que sepa valorar tu humor. No quieres dramas, de hecho, en cuanto ves que la cosa se pone rara, tú cortas por lo sano. Prefieres estar solo/a antes que con una persona que va a traerte muchos quebraderos de cabeza. Eres una persona muy especial, como buen Acuario que eres, y tienes que hacerte valer siempre. Recuérdalo.