Si has nacido el 14 de septiembre, sabes perfectamente que lo más complicado de encontrar en esta vida es la lealtad y por ello cuidas como un tesoro a todos aquellos que te la muestran. No eres el tipo de persona que se deja envolver con un montón de palabras bonitas. Quieres hechos, tener la seguridad de que tu amor, tu atención y tus cuidados se los estás dando a las personas correctas. Si de algo estás muy consciente es de la responsabilidad afectiva que implica formar vínculos. Si se trata de amistad, amor o familia, te muestras con una transparencia que muchas veces termina asustando a varios. 

Eres Virgo y esa es la razón por la que amas la organización, plantearte objetivos y trabajar muy duro hasta que tus pensamientos se vuelvan una realidad. Es muy difícil que alguien te vea la cara, pues has aprendido a lidiar con aquellos que sólo se acercan a ti para conseguir algo a cambio. No te cuesta ponerle un punto final a la relación, cuando sabes que te resta mucho más de lo que te aporta. Ahí es cuando te das cuenta que esa persona no tiene nada qué hacer en tu vida.

Tienes un cúmulo de preocupaciones para cumplir, como para todavía perder el tiempo con personas insanas, que no tienen idea de lo que es el compromiso en un vínculo. Entre tanto, eres un amor en todos los sentidos, pues siempre encuentras la forma de conectar con el resto, tu seguridad es la que te ha abierto un montón de puertas en medio de la oscuridad. Eres sinónimo de batalla, no importa lo duro que te sacuda la vida, no vas a permitir que nada ni nadie drene tu energía y las tantas ganas que tienes de salir adelante. 

Los nacidos el 14 de septiembre, tienen muy claro que la vida no se trata de un milagro. Está bien tener fe, está bien creer en nuestros guías espirituales, pero…saben que no pueden dejar todo en sus manos. A veces, lo único que se tiene que hacer es limpiarse las lágrimas y seguir adelante, porque nadie dijo que la vida es fácil e incluso en los días grises hay que encontrarle el lado positivo. Virgo puede romperse emocionalmente, no tener ganas de nada y perderse en su habitación por días, pero no se quedará estancado. En medio de las profundidades de su depresión volverá a la vida con más ganas, porque en el fondo tiene una alegría que no conoce límites, la que está dispuesta a caerse las veces que sean necesarias con tal de disfrutar esa sensación de éxito. Por fortuna, su lado impulsivo se puede tomar a favor, pues esas decisiones locas e imprevistas, son las que muchas veces le abren caminos que ni imaginó. 

Aunque claro, como todos, hay ciertos rasgos negativos que se esconden detrás de tanta prudencia y perfección. Los Virgo, pueden llegar a ser un tanto inconstantes, porque les desespera quedarse quietos, es su ansiedad la que lamentablemente muchas veces toma el control de sus emociones y ahí es cuando sienten que van contra reloj, lo que puede desencadenar momentos de estrés. Eso sin contar que Virgo es terriblemente quisquilloso, al querer que todo salga bien. De hecho, sus expectativas pueden caer en lo absurdo. 

Tu símbolo astrológico es la Virgen, es quien acompaña a las personas que son excesivamente minuciosas, a las observadoras, a las que tienen la valentía de indagar en lo más profundo de sus pensamientos presentes, pasados y futuros. Tu elemento es la Tierra, es el que representa la estabilidad, la plenitud y esa manera tan increíble en la que te reparas en medio de las peores desgracias. Tu planeta regente es Mercurio, es quien fortalece tu parte comunicativa, tu ingenio y la inteligencia con la que te desenvuelves en todo lo que te presenta la vida. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 5, 8, 15, 17 y 24. 

Si has nacido el 14 de septiembre, eres el tipo de amante que se entrega de verdad, te gustan las relaciones serias en las que la fidelidad sea algo implícito. Tal vez no seas el más pasional, pero sí comprensivo. Cuando te enamoras buscas una conexión profunda, alguien que esté dispuesto a compartir esos momentos en los que ya no puedes más con la tristeza, pero también los que te llenan de alegría, de coraje, de encanto. Quieres tener la seguridad de que estás mostrando tu parte vulnerable a alguien que no te hará pedazos. En el momento que te das cuenta que es así, demuestra tu lealtad sin límites y harás lo que esté en tus manos por mantener la llama encendida. 

Tu color de la suerte es el azul marino, el color que denota tradicionalidad, profundidad, diplomacia. El tono de los que tienen intensidad en el alma, pero también los pies bien puestos sobre la Tierra. Quizás en algunas ocasiones son demasiado impulsivos, críticos e inseguros, pero… en el momento menos pensado levantan la mirada y siguen adelante.