Si has nacido el 15 de junio, eres de las personas que no dan la espalda cuando más te necesitan. Una vez que depositas tu confianza en alguien, para ti es sinónimo de lealtad, te quedas a su lado en las buenas y en las malas. Eres un alma sensible, que goza de la tranquilidad, pero que no puede estar sin un poco de adrenalina. Amante de romper las reglas, de hacer eso que los demás no se atreven y odias cuando intentan decirte lo que tienes que hacer en tu vida.

Eres Géminis, un cúmulo de energía que no entiende de razones cuando se trata de disfrutar la vida. A tu favor tienes un lado elocuente y social, que te ha ayudado a conocer a las mejores personas del mundo, también las peores, pero prefieres no engancharte en aquellos que no valen la pena. Algo que no toleras es el aburrimiento, lo peor que puedes hacer es caer en la rutina, cuando te sientes estancado te desesperas y buscas la forma de ponerle un toque divertido a todo lo que haces. Si hay algo que te distingue del resto es tu ingenio, tienes un don para controlar todo a tu alrededor y la mayoría de las veces ni siquiera necesitas mover un dedo. El tipo de persona que nació para derribar cualquier obstáculo que le presente la vida. Es posible que, a veces, los nervios te traicionen, pero aunque no te sientas seguro de hacer algo te lanzas. Sabes que los días se te pueden ir en un abrir y cerrar de ojos y no pierdes el tiempo.

Los nacidos el 15 de junio, son los que siempre se esfuerzan por dejar clara su autoridad social, es increíble la manera en que conectas con todo el que se te cruce en el camino. No obstante, algo que los demás no toleran es cuando tu lado franco se hace presente, no tienes filtro para decir lo que sientes y son muchas las personas que no están preparadas para lidiar con la verdad. Eres muy liberal, no te gustan las relaciones en las que las cadenas son el principal ingrediente. De vez en cuando escapas de la realidad, la vida puede llegar a ser muy difícil y necesitas un respiro lejos de todo y de todos. Si hay algo que no le esté aportando emoción a tu vida prefieres ir por otro camino. Y es que no necesitas mucho, disfrutas de las cosas pequeñas y te basta un buen rato con amigos.

Desde luego, que hay rasgos de tu personalidad que despiertan tu lado oscuro y que son la razón por la que terminas involucrado en cuestiones negativas. No soportas la soledad ni el aburrimiento, las personas que son demasiado cerradas no son tu mejor compañía. Gozas de los desafíos y eso puede llevarte a tomar una decisión tras otra, cambias de opinión tan rápidamente que muchas veces te arrepientes. Si a eso le agregamos que eres tremendamente impulsivo todo se pone peor, porque tu lado emocional no siempre se va por el camino correcto. Eso sí, algo que la mayoría teme es tu mal genio, se te nota hasta en la forma de respirar y es mejor que se alejen porque saldrán heridos.

Tu símbolo astrológico son los Gemelos, es gracias a ellos que tienes una sed insaciable de salir a explorar todo a tu alrededor, son quienes despiertan tu lado curioso, los que te impulsan a tener nuevos amigos, conocer lugares y aprovechar como si no hubiera un mañana. Son los que te llenan de pasión los pasos. Tu elemento es el Aire, es tu parte cambiante, pero también la que te reconforta, ahí está tu lado leal, honesto y tranquilo. Mientras que tu planeta regente es Mercurio, es quien mejora tu lado comunicativo, el que puede persuadir a su antojo y mostrar cada uno de sus talentos. La numerología dice que tus números de la suerte son 3, 4, 13, 17 y 24.

Si has nacido el 15 de junio, cuando compartes tu lado amoroso con alguien eres el tipo de compañero que siempre le agrega un toque de aventura a todo lo que haces, no soportas cuando todo se vuelve predecible y hasta tienen días y horarios específicos para mirarse, eso simplemente no es para ti. Te gustan las cosas de frente, no le das vueltas cuando se trata de expresar emociones, buscas una conexión real, no quieres ese tipo de amores que ante el resto es perfecto, pero detrás de cuatro paredes derrochan amargura. Eres dulce, cuando alguien te enamora no tienes ojos para nadie más.

Eres como tu color de la suerte, el amarillo, quien representa tu lado feliz, enérgico e intenso. El amarillo es el color que te mantiene con los pies en la Tierra, quien te lleva a tus raíces, a tu inteligencia, a la manera peculiar en la que vas respirando por la vida. Eres como tu color, brillas y cautivas directamente en el corazón.