Si has nacido el 15 de octubre tienes alma de líder, aunque no siempre lo parezca o no siempre quieras mostrarlo ante los demás. Puedes ser un poco teatrero y la verdad es que te encanta ser el protagonista absoluto de tu vida. Y la verdad es que, precisamente por esto, puedes llegar a levantar algunas envidias entre los demás. Tienes muy claro que esta vida solo se vive una vez y quieres llegar al final de tus días sabiendo que al menos, hiciste todo lo que en realidad quisiste hacer.

A pesar de todo ese espíritu libre y optimista, eres una persona bastante crítica con todo, también puedes llegar a ser muy autoritario cuando sabes que no están haciendo bien las cosas.

Tienes un fuerte magnetismo sobre los demás, sabes llevarles hacia donde quieres, el problema es que es posible que puedas utilizar ese poder en algún momento de tu vida para hacer cosas que no debas. Tendrás que utilizarlo con responsabilidad. Intenta no abusar demasiado de tu poder para algún fin que sea egoísta.

Luchas por las injusticias, pero no haces demasiado “ruido”. Si peleas por algo en lo que confías plenamente, lo harás a través del ejemplo y demostrando, no lucharás fanáticamente o sin rumbo por algo.

Te gusta trabajar sola/o, de alguna manera sabes que así las cosas terminan saliéndote bien. No significa que no seas bueno trabajando en grupo pero en el fondo, no te apetece nada tener que estar dialogando o tratando de convencer al resto de algo que piensas. Estando solo lo haces y ya está. Sin más explicaciones.

Puedes llegar a ser una persona polémica, capaz de motivar a los demás, de agitarles, de despertarles motivaciones y nuevas maneras de afrontar la vida. Hablas con franqueza pero también con firmeza y seguridad y eso, es clave para convencer a los demás. Quizás en algún momento de tu vida hasta tú mismo dudes de tus palabras pero el resto, te creerá. Volviendo a lo que dijimos al principio: tienes alma de líder. Eres capaz de crear una guerra entre dos personas o convencerles de que se deberían dar una nueva oportunidad.

Tienes un gran aguante pero es cierto que a menudo, las vibras negativas de los demás pueden llegar a aplastarte muchísimo el espíritu y una acumulación de esta negatividad puede llegar a producirte muchísimo estrés.

En el amor, puedes llegar a sufrir mucho pero siempre tienes algo que te hace levantarte de todo. No soportarás jamás la idea de que nadie te trate mal y resurgirás de las cenizas en más de una ocasión. Podrás llorar mucho cuando alguien a quien quieres te decepciona pero en cuanto “despiertas”, renaces.

Aprovecha y busca las señales que la vida te irá poniendo en el camino… Puedes llegar a tener muy buena suerte.

2020-10-15T20:30:03+02:00