Si has nacido el 15 de febrero, te caracterizas por ser una persona espontánea. Tú nunca te quedas con las ganas de hacer algo. Eres Acuario, un signo de aire, y te mueves por el mundo dejando que sea ese aire quién decida por ti. Quieres vivir la vida al máximo y sabes que para ello no sirve quedarse de brazos cruzados. Normalmente eres de esas personas que toma la iniciativa, sin dejar que los demás la tomen antes por ti.

Puedes ser una persona objetiva en ciertos momentos, pero al fin y al cabo eres súper creativo. Tu imaginación siempre está creando nuevas ideas. Gracias a tu mente rápida eres capaz de sacar provecho a tu lado más práctico. Tienes el mix perfecto. Sabes que puedes llegar lejos gracias a tu inteligencia sin tener que hacer grandes esfuerzos. Quizás te cueste un poquito más tener que escuchar las críticas. Al ser una persona tan diferente, a lo largo de tu vida tendrás que lidiar con ello. No las soportas y mucho menos cuando no se hacen desde el respeto.

Un principio muy importante en tu vida es la libertad. No solo la tuya, sino también la de los demás. Es algo que va a marcarte muchísimo. Te encanta ser libre para vagar, viajar, pensar, crear, lo que sea. Necesitas dejar libre tu imaginación. Eres curioso por naturaleza y no quieres que nadie te prive de investigar todo lo que te rodea.

A veces puedes ser un poco caótico y tú mismo lo sabes. Si quieres, puedes ser muy disciplinado, pero tienes tantas cosas en la mente que al final no puedes abarcarlo todo. Y muchas veces se te olvidan cosas importantes como fechas de cumpleaños, de aniversario, dónde dejaste las llaves, algo que tenías que traer, etc… Ya sabes, eres todo un cabeza loca. Uno no puede ser perfecto.

Esa rebeldía tan característica de ti y de los Acuario en general se ve reflejada en tu trabajo. Lo tuyo nunca va a ser recibir órdenes. Si puedes ir por libre mejor que mejor. Es cierto que muchas veces esto no será posible y tendrás que enfrentarte a situaciones donde haya alguien por encima de ti. En momentos así, tendrás que controlar al máximo tus nervios y buscar vías de escape.

En el amor, tienes éxito gracias a tu gran empatía y también, simpatía. Desprendes algo especial allí donde vas. Quizás no eres el mas extrovertido de la fiesta o de tu grupo de amigos, pero cuando la gente te ve, sabe que ocultas algo increíble. En tus relaciones, eres capaz de entender a los demás sin ni siquiera preguntas. Lo cuál tiene su parte positiva y negativa. Muchas veces das por hecho que la gente te va a entender de igual forma y te olvidas de que la comunicación es una parte importante. Aún así, tienes un gran corazón y eso es lo que de verdad cuenta.