Si has nacido el 16 de noviembre, eres un alma diferente, de esas que saben que mientras se mantengan fuertes y seguras, van a lograr todo lo que se propongan. Tus habilidades se notan,  a ti no se te cierra ninguna puerta, al contrario, sabes que siempre hay una oportunidad para seguir avanzando. Tampoco eres de las personas que esperan resultados mágicos de la noche a la mañana, pues sabes que se requiere esfuerzo y sacrificio para poder gozar de éxito. Si algo tienes muy claro es que no eres lo material que tienes, ni tu trabajo, ni tus estudios. Eres todo ese montón de sueños acumulados en tu corazón, la forma en que le demuestras amor a otros, tus pasatiempos, eso eres. 

Eres Escorpio, así que la debilidad no está incluida en tu vocabulario, al contrario, te gusta vestirte de fuerza y dignidad, porque sabes que es la única manera de hacerle frente a las malas rachas que la vida te presenta. Sin duda, tienes un aguante que inspira, la gente goza estando a tu lado, porque les recuerdas que todos podemos lograrlo. Aunque ten cuidado, porque de la misma forma que llegan a ti almas buenas, también hay malas.

Hablo de los que se convierten en parásitos, lo único que quieren es restarte energía y burlarse de tus avances. A la primera que aparezcan vete, no estás para tolerar sus carencias, ya bastante duro es lidiar con las tuyas. No te conviertas en el saco de basura de nadie, que no es tu responsabilidad solucionarles la vida, por más amor que les tengas. Ya sabes lo que dicen por ahí, hay veces que la única forma de ayudar a otros, es no ayudándoles. Cada quien tiene que decidir tomar el timón de su vida. Puede que haya momentos en los que la sensibilidad te haga dudar, en los que te cuesta decir que no. Ahí es cuando empiezas a sentir el peso en la espalda, cuando haces las cosas por obligación y no porque realmente te nazca. 

Si has nacido el 16 de noviembre, no toleras la hipocresía, es tanto tu disgusto que te enferma el alma. El simple hecho de imaginar que una persona en la que confiabas, a la que le diste lo mejor de ti decidió darte un golpe duro por la espalda, es de las peores cosas que te pueden pasar. Las mentiras envenenan, no es algo que quieras cerca. No importa lo mucho que ames, si esa persona te traiciona, es mejor que se despida de ti porque no vas a echar un paso atrás. No estás para dar segundas oportunidades, ni tener que preocuparte si va a cambiar o no.

En ese tipo de situaciones es cuando tu carácter se hace presente, es tu lado impetuoso el que no va a permitir que le vean la cara, y que si lo ponen a prueba va a demostrar que no tiene ni un poco de paciencia. Lo bueno es que no te estancas con gente así, porque sabes que hay muchísimas más amistades que sí están dispuestas a emplear lo que es la lealtad. Al final lo tomas como lo que es, una lección más, la manera en que puedes mejorar en todos los sentidos. Sabes que hay veces en las que no queda más que callar y seguir adelante, porque lo que quieres es crecer y romper con todo tipo de toxicidad. 

Desde luego, eso no quiere decir que seas la perfección andando, como todos, tienes ciertos rasgos negativos que no se pueden esconder, y que cuando aparecen no perdonan nada a su paso. Eres ambicioso, determinado y curioso, lo que se vuelve una mezcla impredecible, pero muy valiente en todo. Lo malo es cuando tu lado resentido toma el poder, cuando te puedes volver demasiado emocional y destructivo. Ahí es cuando te frustras, no controlas  nada, y si a eso le agregamos que no tienes pelos en la lengua, simplemente es sinónimo de que vas a terminar hiriendo sensibilidades. Lo mejor es que te den un espacio y que no se lo tomen personal. 


Tu símbolo astrológico es el escorpión, es quien representa ese espíritu firme que hay en tu interior. Es tu lado meticuloso, el que no ataca sin antes analizar todas las opciones a su alrededor. Tu elemento es el agua, de ahí viene tu lado nutritivo, el que busca sanar, crecer, el que no le teme a lo desconocido. Tu planeta regente es Plutón, es quien te invita a que te atrevas, quien no permite que te quedes con las ganas de algo. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 2, 5, 12, 15 y 26. 

Si has nacido el 16 de noviembre, eres independiente, fuerte y tienes la voluntad para amar desde las entrañas. Cuando se trata de entregar el corazón puede que tu parte controladora se haga presente en el momento menos pensado, porque eres muy dominante, pero es porque quieres que las cosas salgan bien. No vas a invertir tu tiempo en un amor de paso, da igual si tu lado pasional se hace presente, puede que en el momento se trate de un arrebato, pero no te vas a quedar en un lugar en el que hagan tus emociones a su antojo. Sólo quieres un amor sano, lleno de intensidad, de ganas de cumplir sueños y de aplaudirse todo el tiempo. 

Eres como tu color de la suerte, el rojo intenso, el de los que tienen profundidad en los pasos. De los que le hacen honor al misterio, al trabajo duro, a las ganas de superarse. El color de los que no se quedan con una respuesta y siempre van en busca de más.