Si has nacido el 17 de octubre, eres la persona que tiene la valentía de abrir su corazón para recibir nuevas aventuras. Poco a poco te has dado cuenta que esforzarse es necesario para disfrutar del éxito y que las lágrimas son necesarias de vez en cuando, para dar lo mejor de ti. Es así, amas lo diferente, lo que te pone a prueba y no te asusta el riesgo. Sabes que cuando menos lo pienses vas a terminar haciendo algo que te haga temblar las rodillas, pero no lo vas a dejar pasar. Eso no quiere decir que tu vida sea un caos, al contrario, disfrutas de la estabilidad y haces lo posible por mantenerte ahí. 

Eres Libra, eso te pone en la lista de las personas más listas, divertidas y dulces. Digamos que tienes la combinación ideal para robarte el corazón de quien se te antoje. Aunque tu intención no es precisamente llamar la atención, al contrario, te gusta pasar desapercibido de vez en cuando y simplemente enfocarte en tus nuevos proyectos. Sabes que hay quienes te sonríen de frente y que aseguran que eres lo mejor, pero apenas das un paso adelante cuando ya te estás traicionando por la espalda. Es claro que no quieres tener vínculos con gente así, que lo único que hace es restar energía y provocar que dudes de tu potencial. Cuando eso sucede lo mejor es alejarse, no darle oportunidad al otro de que te vea derrotado. La vida es una, como para lidiar con malas vibras. Además, no te gusta sentirte estresado y no vale la pena que tu estado de ánimo cambie por alguien así. Habrá quienes digan que eres soberbio, pero no te detengas por ellos. La gente siempre va a hablar y criticar, qué más da si no les das gusto a unos cuántos. 

Los nacidos el 17 de octubre, tienen una luz tan grande, que son muchos los que los definen como seres con suerte. Sin embargo, sólo Libra sabe lo mucho que le ha costado salir adelante y las tantas veces en las que ha querido tirar la toalla, pero sigue insistiendo hasta lograr lo que quiere. Digamos que no ponerte límites te ayuda mucho, la meta no es el cielo, es más allá y mientras lo creas nadie te va a detener. Estás acostumbrado a que las oportunidades vengan por todos lados y por ello prestas atención a cada detalle. Eres el tipo de signo que sabe que cada mente que se encuentra en el camino tiene algo que aportar y por lo mismo no te atreves a juzgar a nadie. Sin embargo, amas la emoción, sentir que puedes dejarte llevar como si tuvieras una venda en los ojos y anduvieras dando vueltas por ahí, hasta encontrar lo que tanto anhelas. 

Desde luego, nadie dijo que todo es de ensueño en tu personalidad, al contrario, hay ciertos rasgos que te llevan a cometer el efecto dominó, un error tras otro. Cuando tu lado oscuro aparece, lo comprensivo queda en el olvido. Lo primero que hace que te molestes es la mediocridad, cuando te encuentras a personas sin aspiraciones puedes llegar a ser muy intolerante. En especial dejas que la superficialidad y tu egoísmo tomen el control, olvidando lo que verdaderamente importa. Tienes que relajarte un poco y entender que las personas no son marionetas para manejarlas a tu antojo. 

Tu símbolo astrológico es la balanza, es quien despierta tu lado sereno, comprensivo y empático. La razón por la que tienes que pensar mil veces antes de dar un paso importante. Es quien te calma cuando crees que se te está yendo la vida, quien te recuerda que aunque existan días en los que la vida te sacude sin piedad, siempre hay una oportunidad de ser mejor mañana. Tu elemento es el aire, es sinónimo de poder, de amor, de apertura, de resiliencia. Gracias a él siempre buscas una nueva forma de hacer las cosas. Mientras que tu planeta regente es Venus, ahí es donde se nota tu lado romántico, tierno, apasionado, el que vive hoy y le da igual lo que suceda mañana. Es quien te invita a no quedarte con las ganas de nada. Por otro lado, la numerología dice que tus números de la suerte son el 1, 4, 12, 14 y 23. 

Si has nacido el 17 de octubre, en el amor eres un ser leal, conservador, te gusta entregarte a la antigua y no lastimar. De hecho, prefieres mil veces quedarte solo, que estar al lado de alguien que no te llena en todos los sentidos. Digamos que tus expectativas son exigentes, pero no imposibles. Buscas un compañero, alguien que honre la amistad, pero también que esté dispuesto a dejar que la pasión haga de las suyas. Ese es el equilibrio que añora un Libra, con quien pueda tener algo emocional, físico y mental. No tiene prisa, puede quedarse un largo tiempo a solas, hasta que la persona indicada llegue para ponerle más colores a sus días. 

Eres como tu color de la suerte, el azul, el que representa tranquilidad, sinceridad y ganas de superarse. Es el de los que se atreven, de los que no se comparan con nadie, porque saben que nadie más tiene su esencia. Es así, no piensas ser prisionero de los pensamientos del resto y a quien no le parezca ¡adiós!