Si has nacido el 17 de febrero, eres una persona con una coraza muy fuerte para protegerte del mundo. No todo el mundo tiene el placer de conocer cómo eres realmente, tan solo un par de afortunados. Te caracterizas por ser una persona fuerte y luchadora. Eres capaz de ir a luchar al fin del mundo tan solo por salvar a los tuyos. No hay duda de que eres muy inteligente y también tienes una gran capacidad para la organización. Tu mente es activa y no para hasta conseguir el éxito. Sin duda, confías al máximo en tu capacidad para superar obstáculos y triunfar por tu propio esfuerzo.

Estás dispuesto a ir demasiado lejos por ti mismo, por tu familia, por tus amigos o incluso por desconocidos con los que empatizas con facilidad. Y es que eres capaz de darte cuenta de lo que necesita la gente en seguida. Tienes una visión muy desarrollada que te permite darte cuenta de las injusticias y de las desigualdades. A pesar de ser fuerte, no eres nada agresivo, ni tampoco te enfadas o te alteras así de la nada. Eso es una buenísima virtud.

Tienes inteligencia pero también muchísimo talento para escribir o desarrollar tu imaginación a través de las palabras. Se te da de lujo expresar tu personalidad y gracias a ello eres capaz de impresionar a muchísimas personas. El arte para ti es súper importante y te sientes tú mismo al 100% cuando te mueves por este tipo de ambientes y te rodeas de personas que son artistas o valoran el arte.

Si has nacido el 17 de febrero, eres una persona desconfiada y muy realista. A ti no te convence cualquiera. Se necesita un buen argumento y unos buenos hechos demostrables. A ti no te engaña cualquiera y Mucho menos en el amor.

Hablando de amor, es cierto que te cuesta un poco tener relaciones que se alarguen mucho en el tiempo. Sobre todo de joven o de adolescente. Huyes de todo lo que tenga que ver con compartir tu libertad con otra persona. Eres alguien que no se deja impresionar por nadie fácilmente. Tienes las expectativas algo altas y como no te gusta la presión, solamente estarás con gente con quién no te sientas presionado.

Puede costarte muchos años de tu vida en encontrar a alguien que cumpla con todas estas expectativas, pero cuando lo encuentres (porque sí, vas a encontrarlo en algún momento) será para largo. Cuando da con la persona perfecta, estableces una relación duradera que se basa en dar y recibir amor, respeto y confianza.