Si has nacido el 18 de agosto, eres una persona que trata de ser feliz no perfecta. Simplemente no permites que tus miedos superen el talento que tienes. Además, la sensibilidad es algo que te describe, puede que aparentes ser el alma más fuerte, la que no va por ahí mostrando sus sentimientos con cualquiera, pero una vez que prometes lealtad a alguien, para ti no es juego lo cumples hasta que des el último suspiro. Inclusive si el vínculo afectivo termina no hablas todo lo que un día te contaron. Sin duda, uno de tus mejores accesorios es la honestidad, no te andas con rodeos entre más directo te digan las cosas, para ti mejor. 

Eres Leo, llevas una vibra imparable en cada poro, estás acostumbrado a que las cosas se hagan a tu antojo y eso no significa que vayas por ahí pisoteando a todo al que toca a tu puerta, es contigo mismo con quien luchas cada mañana, para convertirte en tu mejor versión. Eres cálido, comprensivo y esa es la razón por la que te conviertes en un imán para cualquiera. Te gusta mantener lazos por años, sabes que es importante refugiarte en ese pequeño círculo de amigos, pero leal, que no te suelta pase lo que pase. Es importante para ti que se escuchen tus opiniones, sobre todo, que se respeten. Si algo detestas es que te tachen de loco antes de conocer todos los argumentos que navegan por tu mente. No eres de los que se toman las promesas a la ligera, para ti tu palabra es sagrada y no vas a permitir que nadie te mire la cara tan cínicamente. Cuando las malas intenciones se hacen  presentes simplemente las sacas en un abrir y cerrar de ojos, de tu vida. Eres generoso, pero no por eso vas a permitir que te vean la cara. 

Los nacidos el 18 de agosto, son personas estratégicas, divertidas y muy encantadoras. Siempre tienen tema de conversación y muchas veces te dejan con la boca abierta, porque no alardean todo el conocimiento que acumulan, pero cuando lo demuestran simplemente le hacen honor a su ingenio.Te gusta ser una persona refinada, tierna y diplomática, tu intención no es discutir con nadie, pero…si te buscan, te van a encontrar, no hay más. Eres una persona equilibrada y aunque hay quienes pueden decirte egoísta, porque no estás para solucionar la vida de nadie, pero cuando tienes que ayudar lo haces. Eres sinónimo de persistencia, de ambición, de tranquilidad, de relajación. Aquellos que tienen la dicha de disfrutar de tu amistad la valoran cual tesoro y la verdad es que siempre les demuestras estar en las buenas y en las malas. 

Es claro que tu vida no es un arcoíris, como todos tienes días grises y hay rasgos en tu personalidad que te ponen entre la espada y la pared. En primer lugar, tu parte agitada te hace ir contra reloj, piensas sólo en el objetivo y te olvidas de todo y ahí es cuando tu ansiedad puede tomar el control. Si a eso le agregamos tu lado impulsivo la cosa se pone peor. Por otra parte, tu lado egoísta es el que no sigue ningún tipo de indicación, quieres saciar cada una de tus fantasías y que el mundo ruede. Digamos que hay momentos en los que lo único que importa es el poder y la riqueza, no hay más. Lo que más odias es perder y tener que relacionarte con gente sin aspiraciones. 

Tu símbolo astrológico es el León, es tu parte temeraria, asertiva y valiente. Sin embargo, ahí también está la nobleza y la bondad que hay en tu corazón. Eres el líder, quien es capaz de meter las manos al fuego por la gente que ama. Tu energía es obstinada, pero pase lo que pase no dejas de seguir tus convicciones. Tu elemento es el fuego, es donde está  la vibra magnética con la que eres capaz de derribar todo lo que se te atraviese a tu paso. Aunado a eso está tu lado encantador, ese que llena de calidez, de pasión y mucho amor. Entre tanto, es el Sol el que te gobierna, es la voluntad con la que levantas la mirada aún después de sentir el dolor de un fracaso. Es quien siempre te mantiene al pie del cañón, deseoso de alcanzar el éxito. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 2, 3, 10, 18 y 24. 

Si has nacido el 18 de agosto, cuando se trata de amar eres el tipo de amor que busca soluciones y no problemas, estás cansado de esas relaciones en las que la toxicidad es la que dirige todo. Eres pasión, sensualidad y aventura, contigo nadie se aburre y siempre estás dispuesto a vivir al máximo con la gallardía de enfrentar las consecuencias. Es claro que eres uno de los signos más responsables, aunque muchas veces tu espíritu libre quiere hacer de las suyas. Te gustan las relaciones confiables, románticas, quieres algo seguro en todos los sentidos. 

Eres como tu color de la suerte, el naranja, sabes que no tienes que desgastar tu energía en aquellos que no sumen. Si hay algo que te mantiene con la esperanza en todo, es tu parte entusiasta, vital y reflexiva. Sabes que cada día es sinónimo de aprendizaje y no dejarás que nadie te haga creer lo contrario.