Si has nacido el 18 de noviembre, eres quien sueña, planea y trabaja duro para conseguirlo. Para ti no hay grises, vas a o no vas por lo que quieres. La vida te ha enseñado de forma dura que no puedes quedarte cruzado de manos esperando a que de forma mágica se pinten de colores tus días. Todos tenemos que lidiar con tristezas, corajes, decepciones, eso es parte del aprendizaje de cada uno. Pero está en ti decidir con lo que te quedas, la manera en que puedes abrirte paso en todos los sentidos. Eres capaz de darle un giro a tu vida en un abrir y cerrar de ojos. Pues cuando te sientes estancado te lanzas al cambio sin importar que eso sea sinónimo de empezar de nuevo.  

Eres Escorpio, tienes el don de adaptarte a cualquier situación, para ti las trabas inician mentalmente, así que, no piensas llenar de basura tus esperanzas e ilusiones. Si hay algo que te encanta es el aroma a lo nuevo, los viajes, todo eso que tenga cara de aventura es bien recibido en tus días. Cuando te envuelve el misterio de algún lugar, simplemente te dejas llevar cual hilo de media. Lo que buscas es empaparte de nuevos colores, sabores, de las costumbres, eso te llena de vida. Es más que claro que a ti no te tiemblan los pasos cuando se trata de romper con la norma, no es que seas un rebelde sin causa, pero si se trata de explorar nada te detiene.

Después de todas las altas y bajas a las que te has enfrentado, un fracaso más o menos, no hace la diferencia. Sabes perfectamente lo que quieres, prestas atención a cada detalle, indagas en los beneficios y finalmente decides hacerlo. No sólo tomas en cuenta las consecuencias a nivel lógico, también dejas que tu intuición tome las riendas de vez en cuando. Rara vez te equivocas en algo así, es tu magnetismo el que te mantiene de pie, el que te invita a lo espiritual, el que hace que tu lado sensible decida. Hay quienes dicen que es tu lado brujo, porque no se te va nada. De hecho, cuando se trata de detectar la mala vibra, lo haces sin un mínimo error. 

Si has nacido el 18 de noviembre, tienes más que claro que tu poder te abre las puertas en todo. Te gusta ser líder, no le temes a las responsabilidades y sabes poner límites. Desde hace tiempo aprendiste a no permitir que la gente te vea la cara. Si tienes que mostrar tu lado oscuro para que eso se haga realidad, lo haces. Digamos que cuando lo decides puedes llegar a ser muy severo, dejas de lado todo tipo de sentimentalismos y te enfocas fríamente en tu objetivo. Sobre todo, si se trata de estar lidiando con personas que no respetan tu avance y que lo único que quieren es convertirse en una piedra en el zapato, para que puedas alcanzar el éxito. Confías tanto en tu interior, que no pierdes el tiempo en gente tan negativa. Digamos que eres de los que perdona, pero no olvida, y eso no necesariamente significa que guardes rencor.


Por supuesto, como todos, tienes ciertos rasgos negativos que se hacen más presentes cuando pierdes el control. Hablo de cuando tu parte emocional arrasa con todo, no entiende de razones y lo único que quiere es atención. Esos momentos en donde las lágrimas no avisan, cuando queremos respirar profundo, pero algo nos lo impide. Lo que te lleva a la frustración y la desconfianza. No seas tan duro contigo ni con las personas que intentan ayudarte, hay quienes realmente quieren que tu luz resplandezca, pero les pones tantas trabas que terminan marchándose para no angustiarse más. No todos son falsos, ve con cautela, pero no dejes de ir. 

Tu símbolo astrológico es el escorpión, es quien te da equilibrio en tus pasos, quien permite que analices todo a fondo, quien te intenta dañar y quien no. Es quien impide que tengas arranques emocionales de los que luego te arrepientas. Tu elemento es el agua, es tu despertar, esa manera tan única en la que siempre te levantas sin importar lo duro que haya sido el capítulo en tu vida. Tu planeta es Plutón, ahí se encuentra tu dinamismo, el paso hacia la transformación, las ganas que tienes de seguir. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 2, 7, 13, 18 y 22. 

Si has nacido el 18 de noviembre, cuando se trata de amar lo haces poniendo la pasión por delante. Te gusta que tus palabras sean escuchadas y no te llevas bien con las relaciones superficiales, quieres a alguien que realmente te haga vibrar la mente y el corazón. Hay momentos en los que tu carácter cambiante puede asustar a más de uno. Pues no tienen ni idea cómo acercarse a ti. Sin embargo, cuando amas a una persona tratas de mantener tu sombra muy apartada. Eres aventurero, divertido y amoroso, realmente gozas de los vínculos a largo plazo, sinceramente no te asusta el compromiso, al contrario, te hace sentir tranquilo. De pronto, hay personas que sólo van de paso, eso no te interesa, ya bastantes heridas tienes en el corazón, para lidiar con inestabilidad emocional. 

Eres como tu color de la suerte, el rojo intenso, el de las almas locas, de las que no se asustan al ser el centro de atención. De las que están aquí para brillar, para cumplir sus sueños y para quitar del camino a todo aquél que se convierta en una piedra más.