Si has nacido el 19 de agosto, sabes que la vida se va, así, en un parpadeo y es por ello que no dejas pasar ni una sola oportunidad. Sin embargo, no estás aquí para tener vínculos con todo el que se cruza en tu camino. Sabes que hay quienes sólo llegan a tu vida para enseñarte cómo no debes de ser y es la única forma en la que te mantienes lejos de las malas compañías. No toleras a aquellos carentes de valentía, de inspiración, los conformistas no son bien recibidos en tu día a día. Tú prefieres ver todo con pasión, sin espantos y con ganas de tener esa curva hermosa en tu rostro, la sonrisa que motiva. 

Eres Leo, llevas el entusiasmo en todo lo que haces, cuando se trata de luchar por lo que quieres no hay quien te detenga, llevas un fuego en tu interior que es capaz de sacudir todas las piezas que no te dejan avanzar en el trayecto. Eres creativo, se te da muy bien el manejo de los números y no le temes a emprender, porque sabes que el trabajo en el que estás sólo es un escalón para alcanzar cada uno de tus sueños. Si hay algo que le da energía a tu motor es la aventura, gozas de sumergirte en todo aquello que te pone a temblar el corazón y las piernas. Eso sí, cuando te comprometes lo haces en serio, no importan las veces que te caigas, vas a volver a levantarte. Puede que la emoción ya no sea la misma, pero la terminas recuperando. Y es que eres versátil, inteligente y para ser ingenioso nadie te gana. Para ti no hay fantasías, simplemente ideas locas navegando por tu mente dispuestas a ser elegidas para trabajar duro hasta convertirlas en una verdad. 

Los nacidos el 19 de agosto, son quienes le apuestan a la curiosidad, les gusta la innovación y no se quedan con lo que les diga toda la gente, siempre buscan una mejor manera de hacer las cosas y su lado independiente también ayuda. Son así, vanguardistas, temerarios y no están esperando que nadie les solucione la vida, al contrario, buscan la manera de hacer valer sus ideas. Son realmente emocionales, aman cuando tienen la atención, ahí es cuando realmente se sienten valiosos. Eso sin contar que su alma trabajadora, práctica y simpática, ha sido la clave para ir abriendo una puerta tras otra. Es un signo pionero, siempre en busca de todo aquello que el resto no se atreve. Son sociables y por lo mismo se vuelven la esperanza de muchos, tienen una peculiar forma de sacar lo mejor del otro. 

Aunque claro, no todo es perfecto en su personalidad, hay ciertos rasgos que se convierten en una barrera a la hora de trabajar por sus sueños. Por ejemplo, su mal genio, cuando se hace presente desconoce a todo el que se atraviesa en su camino, por ello lo mejor es darles un tiempo para que recuperen la calma. Además, pueden llegar a ser sumamente intolerantes y críticos, sobre todo, consigo mismos, no hay quien se exija tanto, tal parece que nada es suficiente para satisfacer sus necesidades. Otra cosa que detestan es a aquellas personas que no tienen el valor de atreverse, de dejar de lado la cobardía y simplemente lanzarse al éxito. Es claro que una de las lecciones que más tienes que aprender es adaptarte y respetar los tiempos de los demás. No puedes controlar la vida de otros, porque eso significa perder el control de la tuya. 

Tu símbolo astrológico es el León, ahí está tu individualidad, la valentía con la que haces todo y también tu parte egocéntrica que puede llegar a herir a otros y ni siquiera te das cuenta. Eres atrevido, no importa qué tan difícil se vea todo, irás con cautela, pero lo harás. 

Tu elemento es el fuego, es tu parte empoderada, dominante, la que no está dispuesta a tolerar ningún mal trato. Estás aquí para ser escuchado y no hay más. Es el Sol quien te gobierna, por ello amas ser el centro de atención y sabes que tu luminosidad es incomparable. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 4, 6, 13, 14 y 20. 

Si has nacido el 19 de agosto, eres de los que sonsaca, esa tentación que se vuelve lo más dulce y salvaje en un mismo beso. Para algunos puedes llegar a ser muy controlador, pasional y un tanto celoso, pero simplemente te gusta dejar claro quién eres en la relación. No estás para conformarte con amores a medias, quieres algo firme, algo que te inspire, que te invite a ser mejor persona. Eres de los que buscan esas relaciones que te llenan en todos los sentidos, en las que ninguno de los dos se corta las alas, pero si están dispuestos a llenarse de aplausos. 

Eres como tu color de la suerte, el naranja, el que representa vivacidad, felicidad y un toque impulsivo que te lleva a disfrutar de lo prohibido de una forma única. Entre más experiencias en tu vida, para ti es mejor. Estás aquí para aprender, para recordar, para dejar huellas de esas que son memorables, como para contarlas a los nietos. Eres quien devuelve las ganas de todo.