Si has nacido el 19 de marzo, eres una persona perseverante. Vas a luchar por tus sueños y no vas a parar hasta verlos hechos realidad. Eres capaz de transformar tus ideas en algo real, incluso en algo que puedas tocar con tus manos. Cuando algo se te mete entre ceja y ceja no paras hasta conseguirlo. Y lo mejor de todo, es que tienes a todo el mundo de tu parte para ayudarte con eso. Te ganas a todos con tan solo una sonrisa y haces que vayan a tope contigo.

Por muy adulto que seas, siempre hay algo que te va a mantener unido a la niñez. Mucha gente puede pensar que eres infantil, pero nada. Te gusta mantener esa magia, esa inocencia, pero sabes perfectamente que la vida no es un sueño, aunque a ti te guste vivir en él. Aunque des esa primera impresión, en el fondo eres una persona muy fuerte emocionalmente y que sabe ver más allá de las cosas.

Estás en la cúspide entre Piscis y Aries, por lo que tienes mezcla de ambos signos. Aunque por normal general, las personas que habéis nacido el 19 de marzo sois Piscis. Te caracterizas por ser una persona que sabe empatizar muy bien y que tiene una visión clara que lo que quiere en el futuro. Tu vida ahora mismo puede ser un caos, pero tú sabes cuál es el fin de todo esto. Eres un alma libre con ganas de explorar el mundo y de enamorarse de cada aventura.

Te gusta soñar, pero tus expectativas siempre son realistas. Eres una persona muy prudente a la que no le gusta asumir riesgos que puedan poner tu vida en peligro. Eres de esas personas que analiza la situación antes de lanzarse de lleno a ella. Tu intuición te ayuda mucho en este aspecto porque te tranquiliza

En el amor, eres una persona muy protectora y que vive cada relación como si fuera la última, la que dura para toda la vida. Te entregas al máximo y el problema llega cuando la otra persona no se entrega ni la mitad que tú. A lo largo de tu vida, sufrirás muchas desilusiones por esto mismo. Porque esperas mucho de las personas y al final terminas dándote cuenta de que nadie será capaz de estar a tu altera.

Eres una persona que se deja la piel en su trabajo y lo mejor de todo (que a veces puede ser lo peor) es que haces las cosas sin esperar nada a cambio. Y luego la vida y el karma te sorprenden dándote lo mejor. Tú siempre vas a luchar por el objetivo. Eres bueno para seguir rutinas y uno de tus puntos fuertes que si prometes algo, vas a cumplirlo.