Si has nacido el 2 de marzo, eres una persona leal al máximo con los suyos. Eres confiable y en todas tus relaciones les demuestras a los demás que nunca les vas a fallar. Jamás podrías permitirte mentir a quien quieres. Sabes que hay veces que esa extrema fidelidad puede traerte algún problema, porque no todo el mundo es capaz de respetarla. Pero aún así, tú no vas a cambiar nunca aunque sepas que eso no le gusta a la gente. Eres leal, pero también sabes separar tu vida de la de los demás. No le vas a negar a nadie el derecho de tomar sus propias decisiones.

Eres una persona muy responsable y amable con casi todo el mundo. Muy pocas veces eres capaz de evadir responsabilidades y de dejar de lado cosas que son importantes para ti o para gente a la que quieres. Tanto es así, que puedes llegar a sufrir de estrés o de un poco de ansiedad por querer llevarlo todo al día. Te sientes mal cuando dejas de lado lo que sabes que tienes que hacer. Eres capaz de llevarte a casa problemas que surgen en el trabajo y deberías aprender a no hacer eso.

Muchas veces incluso eres capaz de encerrarte en tu mundo para poder cumplir con todo lo que tienes que hacer. Eres súper dedicado a tu trabajo, sobre todo si trabajas en algo en lo que tengas que poner en práctica tu creatividad. En momentos en los que tengas que estar al 100%, te olvidas del mundo y te centras en lo que tienes que hacer. El gran desafío de tu vida es encontrar el equilibrio entre tu vida personal y tu trabajo, sin dejar de lado ninguno de los dos.

En el amor, eres capaz de entregarte en cuerpo y alma a tus relaciones. Cuando te enamoras, tú vas en serio, demasiado en serio. Pueden criticarte por muchas otras cosas, pero nunca podrán decirte que no te comprometes en tus relaciones. Cuando empiezas un compromiso con alguien, lo haces hasta el final.

Puedes llegar a ser una persona un poco tímida cuando se trata de conocer a gente nueva o de salir de tu círculo habitual de amigos. Eso no quiere decir que no seas sociable, sino que te cuesta un poco abrirte cuando acabas de conocer a alguien. Pero por normal general, si que te gusta relacionarte con gente. Además, con tus amigos puedes llegar a ser súper empático, hasta tal punto de dejar lo que estés haciendo con tu vida para solucionar sus problemas. En resumen, eres un buen socio para el trabajo, una buena pareja en el amor y un buen amigo en la amistad.