Si has nacido el 2 de octubre, eres el tipo de persona que huele a sencillez, tienes una manera muy peculiar de ver la vida, porque te mueve la pasión, las ganas de ser mejor y ese corazón tan lleno de bondad que se ha vuelto el pilar para muchos. Cuando se trata de ayudar no lo dudas ni un segundo, hay una parte de ti que está llena de solidaridad y empatía. Sabes que la vida también se trata de cosechar bendiciones y no vas a ignorar a quien necesita un empujón para seguir adelante. 

Eres Libra, el respeto lo pones por delante en todo. No te gusta criticar sin conocer la historia, porque sabes que cada cabeza es una batalla constante. La mayoría de nosotros no conocemos al resto, sólo de forma superficial y Libra es capaz de entender que hay algo más en el interior, esos miedos, secretos y llantos guardados. Eso te ha ayudado a ganar la admiración de los demás, la gente encuentra un abrigo en tu forma de ver la vida y gozas de ello. Sin embargo, hay quienes se convierten en parásitos, quienes sólo llegan a nublar tus días, porque te usan como un saco, en el que pueden tirar todos sus problemas, porque saben que te cuesta decir que no. Eso se ha convertido en una gran lección para ti, te ha enseñado que las personas pueden usar mil máscaras, fingir que son un amor, pero en cuanto te descuidas te traicionan de la peor manera. Así que ser sigiloso se ha vuelto parte de tus pasatiempos favoritos. Tienes el don de detectar la mala vibra y alejarte antes de que sea demasiado tarde. 

Los nacidos el 2 de octubre, son seres que trabajan muy duro, saben que en esta vida nada es regalado y que hay momentos en los que no queda más que lanzarse al ruedo, aunque les tiemble el alma entera de miedo. Todo lo que tienen ha sido gracias a su lucha, a que no se rinden incluso con lágrimas en los ojos. Libra es encantador, es la persona que te contagia de todos sus sueños, te recuerda que todos podemos, sólo hay que sacrificarse un poquito de vez en cuando. Es el signo que te brinda generosidad, que no tiene la necesidad de competir con nadie, al contrario, si se trata de darle un empujón a alguien para que se supere no lo duda ni un segundo. Libra es sinónimo del buen amigo, del que no te suelta, del que te escucha y te aplaude en tus victorias. Su amor es tan real que toca tus cicatrices más profundas de una forma sanadora. Es un cúmulo de sensaciones bonitas, de las que te dejan sin aliento y muchas ganas de seguir luchando. 

Aunque claro, no todo en su personalidad es ideal, hay ciertos rasgos que pueden ser muy malos a la hora de relacionarse. Libra puede ser tan dulce como cruel, ahí es cuando depende de cómo lo trates para que presente su mejor versión. Digamos que hay momentos en los que las emociones no le interesan, porque se centra en cumplir sus objetivos y nada más. Libra es un signo justo, honesto, confidencial, pero también muy ansioso, testarudo y demasiado arriesgado, lo cual puede llevarlo a tomar las peores decisiones. 

Tu símbolo astrológico es la balanza, es quien te da el don de la discreción, la cordura a la hora de relacionarte y el equilibrio necesario para analizar de forma meticulosa. Tu elemento es el aire, ahí está tu fuerza, la comunicación, la honestidad y la valentía. Es quien te recuerda que todo va a estar bien sin importar la tempestad. Tu planeta regente es Venus, es quien representa la belleza, la elegancia y tu parte femenina. Por otro lado, la numerología dice que tus números de la suerte son el 4, 8, 10, 19 y 26. 

Si has nacido el 2 de octubre, en el amor eres de las almas más dulces, de las que buscan una conexión real, algo a nivel mental, físico y espiritual. Eres sinónimo de paciencia, de entrega, de un corazón puro que no se compara con otro. Te gusta dejarle claro a tu pareja que es tu prioridad, que estarás en las buenas y en las malas. Además, no llevas prisa, quieres construir algo a largo plazo, pero poco a poco, con la certeza de que será duradero. Detestas cuando los amores llegan con una cara y terminan siendo lo peor, por eso ahora eres tan especial a la hora de dar el sí. Quieres a alguien independiente, pero que no le tema al compromiso. 

Eres como tu color de la suerte, el azul, el color de las oportunidades, de los que buscan un nuevo comienzo. El que simboliza las emociones que no le cuentas a nadie. El color del silencio, la armonía y la reflexión. El de aquellos que son capaces de navegar en las raíces de tu corazón.