Si has nacido el 20 de diciembre se podría decir de ti que eres una persona bastante estable emocionalmente hablando o al menos, con muchas ganas de serlo y en constante búsqueda. Además, tienes una fortaleza interior enorme y una forma de ver la vida bastante práctica: sabes de sobra que cualquier dificultad en la vida se puede solucionar con un poquito de esfuerzo y siendo de verdad constante.

Tu intuición es muy fuerte y gracias a ella te salvas de mucho, además tienes la costumbre de escucharla al menos y no de acallarla como hacen otras personas cuando quieren conseguir algo como sea.

Tienes una personalidad un tanto melancólica. Eres muy sensible y emocional y empatizas muchísimo con los demás pero a la vez sabes ponerte límites para que nada te afecte demasiado como para caer.

Si estás estresado porque tienes algún tipo de problema, en lugar de quedarte ahí pensando todo el tiempo, necesitas evadirte del problema, alejarte de él para verlo desde fuera y llegar a conclusiones.

Tu sentido de lo que es justo o no está súper desarrollado, si ves alguna injusticia no puedes cerrar el pico y la verdad es que te lanzarás a la yugular de quien sea. No soportas tampoco a esas personas que se meten con los débiles o con la gente que no tiene recursos para defenderse. Es de las cosas que más odias. Y tu ira aquí puede ser imparable.

Tus amistades son un pilar imprescindible en tu vida pero hay que reconocer que amigos verdaderos tienes más bien pocos o al menos que tú consideres como tal.

En el amor, lo más importante para ti es la estabilidad mental. Que las cosas se queden claras desde el principio, que las cartas se pongan sobre la mesa desde el minuto uno. Aún con todo y eso, tiendes a fijarte en un perfil de persona un tanto inestable y no será raro que a lo largo de tu vida tengas muchos altibajos por eso. Te gustan las personas sinceras e inteligentes que quieren Tus ganas de lograr lo que quieres y tu orgullo muchas veces te llevan a querer cambiar y mejorar la vida de los demás, pero te cuesta entender que hay gente que no cambia y por eso, perderás en algún momento el tiempo.

Si has nacido el 20 de diciembre eres realista, mucho, pero toda la objetividad que tienes para dar consejos o entender a los demás, te falta para ti muy a menudo. Vamos que eres la reina o el rey de “consejo dejo que para mi no tengo”. Deberías trabajar un poco más en eso porque en el fondo sabes que lograrías muchas cosas.