Si has nacido el 21 de octubre, tienes un alma hermosa, valiente y llena de luz. La verdad es que no te esfuerzas demasiado en sobresalir, es simplemente tu esencia, la manera tan firme en la que decides tomar el toro por los cuernos sin miedo al qué dirán. La vida te ha dejado grandes cicatrices, pero has tenido las agallas de no tomar el papel de víctima y hacer lo mejor que puedes. Al final, sabes que el dolor no dura para siempre y que son muchas las veces en las que has salido adelante cuando creíste que no lo ibas a lograr. Ya la única persona en este mundo que te hará desistir de alguna idea, eres tú mismo, no piensas darle un rol tan importante a alguien más. 

Eres Libra, le haces honor a lo que significa ir contra corriente. Las personas pueden señalar las veces que se les antoje, pero eso no te va a detener. Lo que mejor sabes hacer es huir del conflicto y cuando detectas la mala vibra, te marchas. Quieres ser diferente, ese ser que no desiste, el que busca una y mil soluciones. Quieres ser alguien interesante, divertido, pero sobre todo, feliz. Sabes que no hay nada mejor que estar bien con lo que sientes, con lo que eres y con lo que sueñas. Es claro que tu carácter es complejo, una ola de emociones que parece volverse cada vez más grande y que es capaz de derribar todo a su paso. Hay una parte de ti que no se rinde, que aunque tenga una telaraña de pensamientos insaciable, busca la calma. Quieres volar y entre más alto mejor, no vas a permitir que nadie intervenga en tu vuelo. Si tienes que mostrar tu lado cruel, firme y limitante, lo harás. No es que quieras lastimar o humillar, pero no vas a dejar que te traten a su antojo y mucho menos con la punta del pie. No eres mejor que nadie, lo sabes, pero eres tú y con eso basta y sobra para exigir respeto de todo aquél que toca a tu puerta. 

Los nacidos el 21 de octubre, pueden ser dulces cuando se lo proponen, pero también fríos, depende de quién seas tú, para que conozcas su mejor o peor versión. Eso sí, la sofisticación y educación, no la pierden. Pero el hecho de que te sonrían no te hace su amigo, no te confundas, porque puedes terminar muy decepcionado ante sus cambios. Sin embargo, con aquellos que consideran importantes, suelen ser muy leales, buenos amigos y les demuestran que estarán a su lado pase lo que pase. Los Libra tienen el don de convencer, sus pláticas son profundas, de esas que te dejan pensando por mucho tiempo, de las que te invitan a darle vuelta a la página y seguir adelante. Todo aquél que tiene un amigo Libra no lo suelta, porque sabe que cuando la vida se ponga dura, siempre lo recibirá con los brazos abiertos. De hecho, aquellos que sólo están en sus días por un rato, se marchan muy agradecidos, no es el tiempo, es la calidad que dan. 

Es claro que no eres un ángel caído del cielo, tienes tus momentos de arrebato, en los que dices cosas sin pensar y lo único que quieres es alejarte de todos. No siempre puedes estar de buen humor, listo para ponerte en el lugar de los demás. Hay veces en las que tienes que ser egoísta, enfocarte en lo que realmente quieres y dejar de lado a los que te arrastran a lo malo. Curiosamente ahí es cuando hablan de ti como si fueras alguien agresivo y vengativo, porque nunca antes les pusiste límites. 

Tu símbolo astrológico es la balanza, es quien te ayuda a mantener la postura ante las dificultades. Es tu lado discreto, el que busca la corrección en todo, pero también tiene la capacidad de encontrar la calma en medio del caos. Tu elemento es el aire, ahí está la facilidad que tienes para dejarte llevar, la facilidad con la que te relajas y la confianza que hay en tu interior. Tu planeta regente es Venus, justo en donde se esconde tu parte intensa, femenina y bella, es todo lo bondadoso que hay en tu corazón. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 3, 4, 10, 12 y 23. 

Si has nacido el 21 de octubre, eres alguien que se atreve a querer de verdad, no te gusta eso de entregarse a medias, quieres un amor que tenga la valentía de quedarse a tu lado sin importar las adversidades con las que los sorprenda la vida. Te dejas llevar con todo y tus miedos. Ya antes te han roto el corazón, pero eso no quiere decir que todos los amores sean iguales y estás dispuesto a darles una oportunidad. Tu esencia es cariñosa, te gusta ser atento y brindarle a tu pareja la seguridad de que está al lado de un ser que lo respeta y lo valora. Si hay algo que no estás dispuesto a perdonar es la infidelidad. En el momento que la deslealtad se hace presente simplemente es sinónimo de un punto final. Tienes un lado muy rencoroso, como para permitir que te vean la cara. Pese a las heridas que llevas en el alma, no piensas rendirte en el amor. 

Eres como tu color de la suerte, el azul, el de la apertura, la simetría, el de las mentes que no se toman el vivir a juego, pero que tienen el espíritu de siempre buscar más. Es el de los que se roban las miradas por su encanto, armonía y felicidad. El de los corazones tiernos e inigualables, a los que pueden destrozar y se levantan con más fuerza.