Si has nacido el 22 de febrero…

Aunque en el fondo eres bastante práctico/a para todo, tienes una forma de resolver los problemas que muchos quisieran para sí mismos. Como todo Piscis tienes una mente imaginativa y creativa, pero además tu posees una intuición que por regla general no falla ¿verdad? Aunque también aparentas ser imprevisible la realidad es que tienes una mente rápida y un talento que te hace atractivo o atractiva a la vista de los demás. En ocasiones eres también demasiado severo contigo y muy autocrítico, deberías aflojar un par de puntos en este sentido, no hay necesidad de castigarse. Si hay algo que quizás debieras analizar es esa manera que tienes de huir de los problemas en lugar de enfrentarlos… cuando te sientes mal o cuando estás indeciso/a o bien sales corriendo o bien creas una muralla a tu alrededor para no sentirte vulnerable.

La fecha de tu nacimiento también indica que a veces te cuesta controlar tus emociones, pero esto es porque eres sensible y emotivo, tanto así que eres capaz de renunciar a ti mismo/a con tal de entregarte a una causa social. Digamos que eres de naturaleza compasiva y por eso te interesan tanto los problemas ajenos, esta característica se hace notar desde muy joven, con una moral y una base ética muy remarcada. En cuanto a la parte profesional cabe destacar que esto también tiene mucho que ver porque estás preparado para ocupar un puesto de responsabilidad y lo que es más complicado aún, guiar un grupo. Tú eres capaz de dejar a un lado tus metas y deseos personales con tal de contribuir al bienestar de todos, y sólo por eso tendrás enormes recompensas a lo largo de tu vida laboral.

Inteligente y amigable te gusta el trato con la gente, cosa que se te da bastante bien porque eres una persona diplomática y carismática que se hace querer fácilmente. Si hablamos de amor digamos que no corres con la misma suerte que con las amistades ¿cierto? Posees una idea poco realista sobre el amor, lo que dificulta que encuentres a la persona adecuada para compartir tu vida… raramente te comprometes porque prefieres vivir este sentimiento de forma independiente y libre, ahora bien, si aparece una persona afín a ti que te haga sentir bien entonces puede que inicies una relación de esas que se podrían denominar fuera de lo habitual, pero así eres tú ¡diferente!