Si has nacido el 22 de junio, sabes que una vida sin amor no es vida. Eres un ser persistente, auténtico y te dejas llevar fácilmente por el momento. Reconoces que es mucho más importante lo que hay dentro del corazón, que cualquier superficialidad. Tienes tenacidad en cada uno de tus pasos. A veces, piensan que como eres tan emocional no te enfocas, pero en realidad cuando te planteas una idea en la cabeza no hay poder humano que te haga cambiar de opinión.

Eres Cáncer, tienes un lado reflexivo, el que siempre quiere ver lo que hay debajo de tantas capas. Eres sensible, entregado, inteligente, aunque muchas veces puede parecer que estás a punto de tirar la toalla, siempre buscas la forma de avanzar. Si hay algo que tienes a tu favor es el poder que hay en tu intuición, puedes sentir cuando alguien se acerca con malas intenciones, todo lo que tenga que ver con energías se te da muy fácil. Eso sí, eres sumamente protector, gozas al saber que puedes ayudar a los que amas y ni siquiera lo piensas sólo lo llevas a cabo. En ocasiones puedes ser un tanto frío o distante, porque luego de tantas decepciones prefieres poner ciertos límites antes de permitir que cualquiera entre a tu corazón.

Los nacidos el 22 de junio, son seres celestiales, porque se les da de forma natural ser amables, en su alma no hay mentira, son genuinos y compasivos. Cáncer es quien tiene las energías maternales, por eso siempre está dispuesto a darlo todo por el otro. Es alguien que goza de sentir el significado de la palabra hogar, le gusta la seguridad. Si hay alguien que se preocupa por su familia, eres tú. Aunque puedes parecer un tanto controlador, tu único objetivo es asegurarte de que están bien. Esa es la razón por la que te ganas el corazón del resto de las personas, porque eres leal y comprometido. Una vez que te ganas la confianza de un Cáncer, te demuestra que no estarás solo.

Es claro, que no todo es perfecto en Cáncer, tienen un lado negativo, como cualquiera. A veces, pueden llegar a ser terriblemente resentidos, toda la dulzura que hay en su ser se convierte en indiferencia. Cáncer puede amarte con cada fragmento de su alma, puedes ser su persona especial, pero si lo traicionas, lo mejor que puedes hacer es darle vuelta a la página. Por otro lado, es posible que su sensibilidad se salga de control, tanto que ni ellos saben qué hacer. En esos momentos lo mejor es darles su espacio y no presionarlos, porque pueden llegar a ser crueles. Sobre todo, cuando minimizas sus sentimientos, Cáncer odia que le digan que está exagerando.

Tu símbolo astrológico es el Cangrejo, es gracias a él que tienes un humor tan cambiante. Pero también te llena de perseverancia, es tu lado terco y al que no le pueden decir qué hacer. Mientras que tu elemento es agua, ahí se esconde tu lado nutritivo, la razón por la que te conviertes en el pilar de muchas personas, eres crecimiento, renovación y un cúmulo de emociones cambiantes. Tu planeta regente es la Luna, es quien le agrega una rayita más a tus sentimientos, es tu vocación amorosa, el lado materno, hogareño y trabajador. La luna le hace honor a la sensibilidad. Por su parte, la numerología, dice que tus números de la suerte son 2, 6, 14, 17 y 23.

Si has nacido el 22 de junio, eres el amante que se entrega al romanticismo, te gusta dejarle claro a tu pareja que es tu prioridad y que prestas atención a cada una de sus necesidades. Eres una pareja sensata, lo das todo, pero si ves que no es recíproco prefieres darle vuelta a la página. Cáncer puede amarte con todo su ser, pero no va a perder su dignidad. Es posible que pocos puedan lidiar con su carácter, pero quién se atreve a hacerlo conocerá lo que es querer de la forma más genuina.

Eres como tu color de la suerte, el plateado, el color que representa a los que buscan la estabilidad, quien busca la independencia y que es atractivo de pies a cabeza. Eres quien brilla, quien atrapa con su sonrisa y con las ganas que tienes de vivir el momento con tanta intensidad como si fuera el último suspiro de tus días. Bienvenido al corazón de Cáncer, la caricia que la vida te regala.