Si has nacido el 23 de marzo, eres una persona que sorprende. En tu primera impresión, puedes parecer una persona fría, introvertida e incluso con muchísimo mal carácter. Mucha gente te lo dice y tú ya estás acostumbrado. En realidad no eres para nada así, sino todo lo contrario. Te caracterizas por ser una persona humilde, amable, extrovertida y muy amiga de sus amigos. Tienes una mirada tan potente e intensa que por eso la gente se crea una falta impresión de ti.

Naciste siendo una persona muy curiosa. De encanta siempre andar de aquí para allá, hacer mil planes solo o con tus amigos y simplemente descubrir el mundo. Nunca dices que no a un buen viaje, a una escapada o cualquier cosa que tenga que ver con salir de tu zona de confort. También eres súper curioso con las personas. No hay nada que te guste más que conocer a gente nueva, que entablar conversación con desconocidos. Tu curiosidad siempre te obliga a estar en constante movimiento.

Eres de las personas que hasta no lo ve, no lo cree. Te cuesta creer en cosas que no puedes ver con tus propios ojos. Prefieres conocer las cosas antes de basar una opinión acerca de ello. No vas a dar consejos a nadie si no sabes ni conoces la historia de esa persona. Todas las decisiones que tomar las basas en lo que has visto o vivido. A ti es difícil que te engañen o que jueguen contigo, está claro.

Tienes la necesidad constante de expresarte. No puedes quedarte callado cuando tienes algo que decir. La verdad es que la comunicación es tu punto fuerte. Eres de los que defiende que las cosas se tienen que hablar cuanto antes. Si tienes una conversación importante, no vas a posponerla hasta encontrar el momento perfecto, vas a enfrentarte a ella lo antes posible. Vas a decir la verdad aunque eso conlleve un riesgo. Te da igual. Prefieres que te critiquen por ser directo que por ser un falso como mucha gente…

Si has nacido el 23 de marzo, desde siempre muestras muchísimo interés por los niños. Tienes vocación para cuidar de ellos y te sale de manera natural. Tu instinto maternal o paternal va cada vez a más según vas creciendo y madurando. Vas a terminar teniendo hijos en algún momento o incluso dedicándote al cuidado o a la enseñanza de los niños.

Tienes muy poca paciencia para las mentiras y la hipocresía. Por eso, te molestas por encontrar a personas que sean sinceras y que no mientan. Te aseguras de que tus amigos sean leales de verdad. Prefieres conocer la verdad aunque duela, que tener que escuchar excusas rebuscadas.

En tus relaciones amorosas, valoras muchísimo tener tu propia independencia. Puedes ser una persona muy intensa en el amor, pero nunca pierdes el sentido. Puedes enamorarte al máximo, pero nunca te olvidas de tus amigos, de tu familia. El amor es algo importante para ti y por eso tardarás en comprometerte. No eres de líos de una noche, tú prefieres buscar a alguien que valore tu corazón de verdad.