Si has nacido el 23 de noviembre, eres el tipo de persona que prefiere mantenerse lejos del drama, ya bastante complicado es lidiar con el montón de pensamientos que habitan en tu mente, como para todavía preocuparte por gente que lo único que se la pasa haciendo es quejarse de todo, pero no busca una solución. Sinceramente eso de las discusiones no es lo tuyo, no porque te dé miedo, simplemente no piensas bajarte al nivel de los que no tienen autocontrol. Huyes de las relaciones tóxicas, sabes que es mil veces estar solo que mal acompañado. Por fortuna, con el paso del tiempo has aprendido a valorar esos momentos a tu lado. Estar contigo y ponerte como prioridad es lo mejor que te ha pasado. 

Eres Sagitario, el compromiso en cuanto a nivel amoroso tal vez no esté en tu lista, pero… cuando te propones algo a nivel profesional, no hay nada que te pueda distraer de tu objetivo, en esas situaciones sí eres muy disciplinado. Desde luego, que la espontaneidad es tu segundo nombre, adoras darle un toque único a todo, con el fin de no caer en la rutina. Digamos que eres un experto a la hora de relacionarte, tú no te aburres, encuentras conversación con todo el que aparece en tu camino. De hecho, eres un signo muy leal cuando se trata de amistad, te gusta crear lazos duraderos en donde la parte incondicional no está en duda. Contigo las charlas son largas, profundas, son las que inician con una tarde casual y terminan en una madrugada viendo las estrellas. Realmente conectas de una forma mágica con la naturaleza, porque tienes el don de ver más allá, no te conformas, siempre indagas hasta encontrar otra explicación. Amas cuando conoces a personas más inteligentes que tú, porque te pueden llevar a dimensiones que ni imaginaste. 

Los nacidos el 23 de noviembre, gozan cuando una idea loca pasa por su mente y trabajan duro para que se vuelva una realidad. Para un Sagitario nunca hay imposibles, a veces, pueden ir más lento y otras rápido, pero lo importante es que jamás se detienen. Les gusta superarse, decir con satisfacción que lo mucho o poco que tienen es gracias a su esfuerzo. Es cierto, sus cambios son muy impredecibles, porque cuando empiezan a sentir que no avanzan en algo, viven como si estuvieran asfixiados. Sagitario, necesita ilusión, que sus sueños no se esfumen, rodearse de aquellos que lo motiven y que no se conviertan en una piedra en el zapato. Ser positivo es parte de tu naturaleza, sin embargo, eso no quiere decir que no haya momentos en los que no quieres saber nada de nadie y sólo deseas quedarte en casa viendo el televisor y acurrucado en el sillón, hasta que todo pase. Son muchas las veces en las que has perdido la esperanza, pero hasta en esas rachas tan duras te aferras a tu optimismo. Eres el tipo de persona capaz de sacar flores del hoyo más profundo, las tristezas no te van a derribar. 

 

Por supuesto, eso no quiere decir que seas perfecto, tienes ciertos rasgos que podrían entrar en la categoría de lo negativo, en especial cuando pierdes el control. No siempre tienes la tolerancia para adaptarte a todo lo que te presenta la vida. Ni tampoco eres generoso con todos. Hay veces en las que te dejas llevar por lo práctico, no te dan ganas de escuchar a tu corazón, simplemente tratas de ser lo más realista posible. Eso no es precisamente malo, pero hay quienes muchas veces sólo se acercan a ti porque quieren ser escuchados y se encuentran con un Sagitario cerrado, que se deja llevar por las decepciones que le han hecho enfrentar otros. Debes ser más paciente y abierto, porque el resto no tiene la culpa de nada. 

Tu símbolo astrológico es el Arquero, de ahí viene tu espíritu ambicioso, generoso y valiente. Es quien siempre quiere más, quien no se conforma y es capaz de enfrentar lo que sea. Tu elemento es el fuego, es decir, tu lado poderoso, dominante, el que tiene el entusiasmo para llevar a cabo todas las acciones locas que pasan por tu mente. Tu planeta regente es Júpiter, te brinda curiosidad en tus pasos,  evita que pierdas la ilusión y te da esa chispa encantadora para todo. Por su parte, la numerología dice que tus números de la suerte son el 1, 9, 10, 17 y 24. 

Si has nacido el 23 de noviembre, eres el amante que se entrega desde la aventura y la independencia. En realidad, son pocos los que pueden lidiar con un amor así de profundo e intenso, pero libre. No quieres ataduras, quieres elegir compartir tus días con alguien, pero no sentir que lo necesitas. Eres un alma muy valiente, tienes muchos planes por cumplir y ganas de cambiar tu mundo, es imposible que decidas que el mundo de otro se vuelva tuyo. Quieres un vínculo sano, en el que las exigencias no existan. De hecho, cuando quieren que cambies, te marchas, porque hay cosas que son parte de tu esencia y sabes que existe alguien que las va a aceptar tal y como son. Quieres un amor ardiente, diferente, en el que ambos se aferran a volar por su cuenta, pero a mitad del camino se encuentran. 

Eres como tu color de la suerte, el púrpura, el que simboliza espiritualidad, propósito y emoción. Es el de aquellos que pueden perder el equilibrio por un buen rato, pero tarde o temprano vuelven a ser mejores. Ese es Sagitario, quien decide soltar todas las malas energías y pintar su trayecto de colores.